El ABC de la salud del corazón

Por: Roberto Marmolejo

El ejercicio, una buena alimentación e incluso algunos medicamentos previenen enfermedades cardiacas, antes de que sea demasiado tarde

Para que no te suba el colesterol

1
Sin Pie de Foto
Sin Titulo  Sin Pie de Foto  (Foto: )

¿Cómo prevenir las enfermedades cardiacas? A continuación, el ABC del cuidado del corazón:

A de aspirina

Además de su efecto analgésico y antipirético, la aspirina es útil en pacientes cardiacos por su acción antiplaquetaria: cuando en el interior de una arteria se desprende un depósito de colesterol, unas células sanguíneas -conocidas como plaquetas- reaccionan, cubriendo el sitio de donde se desprendió.

Eso causa un coágulo que termina por obstruir la arteria y causar angina inestable o un infarto. La aspirina modula la respuesta plaquetaria y evita los accidentes cardiovasculares.Así, a pacientes con factores de riesgo, les beneficia tomar dosis ajustadas (menores a la usada comúnmente) de aspirina para prevenir un infarto.

B de vitamina B3

La vitamina B3 o niacina interviene en el funcionamiento del aparato digestivo, la piel y los nervios. También es importante para la conversión de los alimentos en energía. Se encuentra en los productos lácteos, la carne de aves, el pescado, la carne magra, las nueces y los huevos.

Se ha comprobado que en dosis terapéuticas puede bajar los niveles de colesterol "malo" o LDL y los triglicéridos, y elevar el "bueno" o HDL. Incluso se ha formulado con medicamentos como el laropiprant para tratar pacientes con dislipidemias (concentración anormal de grasa en sangre) e hipercolesterolemia (colesterol elevado en la sangre).

Comida sana y atletas sin esteroides

2
Sin Pie de Foto
Sin Titulo  Sin Pie de Foto  (Foto: )

C de carbohidratos

La ingestión excesiva de carbohidratos (cereales sin cascarilla y harinas y azúcares refinados, por ejemplo) eleva un tipo de grasa diferente al colesterol: los triglicéridos, que intervienen en la producción de colesterol LDL.

Este tipo de colesterol es el responsable de la placa aterosclerosa en el interior de las arterias coronarias, que puede desembocar en el temido infarto.

D de deportistas

Muchos levantadores de pesas y atletas se administran esteroides para ganar fuerza y masa muscular. Pero se ha demostrado que el uso a largo plazo de esteroides anabólicos debilita el corazón más de lo que se pensaba, según un nuevo estudio entre levantadores de pesas.

Un informe sobre esta investigación, que apareció en la versión en línea de la revista Circulation: Heart Failure, revela que los corazones de los consumidores de esteroides no se contraían con tanto vigor ni se relajaban con tanta eficacia como en la gente que no los usaba.

La insuficiencia cardiaca (la pérdida progresiva de la capacidad de bombear sangre), es el principal disparador de muerte por causas relacionadas con el corazón.

Cuestión de prevención

3
Sin Pie de Foto
Sin Titulo  Sin Pie de Foto  (Foto: )

E de estatinas

Hasta hoy, solamente la terapia con estatinas (fármacos que controlan los niveles del colesterol HDL) ha podido demostrar eficacia en la prevención de eventos cardiovasculares y una mayor sobrevivencia a largo plazo en pacientes con factores de riesgo (como tabaquismo, vida sedentaria y sobrepeso).

El más reciente reporte de esta observación se publicó en 2008 en la revista British Medical Journal y parece que no hay duda. Se puede reducir la mortalidad por eventos cardiovasculares (infarto, angina o ictus) por medio de estos abordajes terapéuticos.

F de freír

Casi siempre, freír alimentos se descarta de una dieta saludable para el corazón, pero es posible hacerlo si se escoge un aceite que resista altas temperaturas sin humear.

El aceite de canola tiene un alto punto de humo (204 ºC), por lo que se considera excelente para freír, además de que es el más bajo en grasas saturadas y alto en omegas.

El aceite de oliva tiene un bajo punto de humo (160º C): no es recomendable para freír, mejor agrégalo crudo a tus ensaladas.

La temperatura ideal para freír es a 180º C. A una temperatura menor, los alimentos absorben más grasa.

Desecha el aceite una vez que ha cambiado de su color característico. El color café oscuro 'quemado' representa grasas trans, que dañan el sistema cardiovascular y se acumulan en el abdomen.

Cambiar el estilo alimenticio

4
Sin Pie de Foto
Sin Titulo  Sin Pie de Foto  (Foto: )

G de glucosa

Un estudio italiano publicado en Archives of Internal Medicine en este año encontró que las mujeres que basan su dieta en alimentos con un índice glucémico alto -como pizzas, pan blanco y arroz- doblaban sus posibilidades de sufrir enfermedad de las arterias coronarias.

El índice glucémico es una medida que determina la manera en que un carbohidrato eleva la glucosa en la sangre. Y entre más alto, es peor para controlar el peso, pero también para la válvula cardiaca.

Por eso, los mejores carbohidratos en las dietas son aquellos de bajo índice glucémico, como la pasta, los cereales integrales, las frutas con cáscara y los vegetales.

H de hipertensión

Los tres cambios más importantes en el estilo de vida que una persona puede realizar para evitar la hipertensión son:

1) Mantener un peso bajo: mayor masa corporal significa que se necesita más sangre para mantener los tejidos, y ese flujo mayor crea una presión adicional sobre las paredes arteriales.

2) Ser más activo físicamente: disminuye el riesgo de presentar exceso de peso.

3) Minimizar el consumo de sal: El sodio conduce a retención de líquidos y aumento en la presión sanguínea.

Actívate, entre más joven mejor

5
Sin Pie de Foto
Sin Titulo  Sin Pie de Foto  (Foto: )

I de importancia del ejercicio

Cada vez hay más estudios que demuestran que el ejercicio regular (de 30 a 60 minutos diarios) es la mejor manera de controlar los niveles de glucosa en la sangre, de manejar la hipertensión, de elevar el colesterol "bueno" y reducir una proteína que contribuye a la formación de coágulos en las arterias.

Levantar pesas (que casi ningún cardiólogo recomienda), según el estudio Physical Fitness and Heart Disease in Men, reduce hasta un 25% el riesgo de padecer enfermedades cardiacas, y correr al menos una hora cada semana abate el riesgo hasta en un 40 por ciento.

Un estudio alemán encontró que las personas que se ejercitaban regularmente durante su vida tenían un 60% menos posibilidades de ser diagnosticadas con enfermedad coronaria que la gente sedentaria, y que aquellos que comenzaron a activarse después de los 40 años tenían un 55% menos de posibilidades de enfermar del corazón, que los individuos que nunca habían hecho ejercicio.

J de jóvenes... que han sufrido infartos

Hasta hace unos años, los mayores de 50 años eran los que corrían más riesgos de sufrir un infarto. Pero cada vez gente más joven se infarta.

Las causas, de acuerdo con varios cardiólogos, son las dietas desbalanceadas, el sedentarismo, el cigarro, el consumo excesivo de alcohol y la obesidad.

Entre más joven es un infartado, tiene menos probabilidades de sobrevivir a un evento de este tipo.

Una ayuda extra

6
Sin Pie de Foto
Sin Titulo  Sin Pie de Foto  (Foto: )

L de lípidos

Los lípidos que tienen que ver con la salud cardiovascular son el colesterol y los triglicéridos.

Una buena parte del colesterol lo produce el organismo, otra se obtiene de la dieta. Pero el consumo no debe exceder los 300 mg al día, como recomienda la American Heart Association, para conservar en óptimas condiciones el músculo cardiaco.

M de medicamentos

Para bajar la presión sanguínea se recomiendan algunos medicamentos.

Los diuréticos ayudan a eliminar el sodio y el agua, los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina, los bloqueadores del receptor de angiotensina II, los bloqueadores del canal de calcio y los bloqueadores beta, que hacen latir más lento y con menos fuerza el corazón.

Si bien todos los mencionados y otros más son terapias comprobadas, no existe un tratamiento único que sea mejor para alguien.

La elección depende de la respuesta individual y del historial médico de la persona.

Para que funcione bien

7
Sin Pie de Foto
Sin Titulo  Sin Pie de Foto  (Foto: )

N de neuro-estimulador

El Instituto de Cardiología y Medicina Vascular del Tecnológico de Monterrey ha iniciado un protocolo de investigación para determinar si el implante de un neuroestimulador puede mejorar la calidad de vida de pacientes con este padecimiento.

Los investigadores del Tec pretenden utilizarlo para que module la actividad del sistema nervioso y disminuya la presencia de sustancias inflamatorias, como las interleucinas, y así prevenir el desarrollo de arritmias.

O de omegas

Éstos son los beneficios de los ácidos grasos omega 3, 6 y 9 a la salud cardiovascular:

- Inhiben la formación de placas ateroescleróticas en las paredes de los vasos sanguíneos y, así, previenen la hipertensión y el desarrollo de coágulos.

-Mejoran los niveles de las grasas que circulan por la sangre.

-Evitan la inflamación de la membrana interna de las arterias; de esta forma, el colesterol no se adhiere a ellas.

Están presentes en pescados de agua fría como el salmón, el bacalao, el atún y la sardina, y también en los aceites vegetales, como el de canola y el de soya, así como en algunas semillas oleaginosas, especialmente la linaza.

El médico es el mejor aliado

8
Sin Pie de Foto
Sin Titulo  Sin Pie de Foto  (Foto: )

P de precaución

La Clínica Mayo, de Estados Unidos, ha alertado ante el uso indiscriminado de remedios herbales para padecimientos que van de la depresión hasta el asma.

Son más de 25 y si el paciente está bajo tratamiento por algún trastorno cardiaco, debería consultar con el médico si es adecuado utilizar alguna hierba.

R de riesgo cardiovascular global

Es la manera en que un médico puede saber las posibilidades de un paciente de presentar un infarto, una angina o un derrame cerebral en un plazo de diez años.

Y se incrementa si confluyen varios factores de riesgo para enfermedad cardiovascular: tabaquismo, obesidad, sedentarismo o diabetes, entre los más importantes.

Es importante visitar al médico si se presentan uno o varios factores de riesgo.

En busca de la relajación

9
Sin Pie de Foto
Sin Titulo  Sin Pie de Foto  (Foto: )

T de trabajo estresante

El mal manejo del estrés en el trabajo puede incrementar el riesgo de enfermedad coronaria en mujeres, según un estudio del Hospital Universitario Glostrup, en Dinamarca.

Para prevenir una enfermedad de este tipo se puede practicar alguna disciplina como el yoga y la meditación, que auxilian en la buena gestión del estrés laboral.

V de vino

El vino es bueno para el corazón si se toma en dosis diarias (mujeres, una copa máximo), en un ambiente relajado y en el marco de un estilo de vida saludable, que incluya una dieta equilibrada y ejercicio.

Los corazones mexicanos

10
Sin Pie de Foto
Sin Titulo  Sin Pie de Foto  (Foto: )

W de www

Algunas portales de internet con información para una mejor salud cardiaca son:

Organización Mundial de la Salud

Biblioteca Nacional de Medicina y los Institutos Nacionales de Salud de EU

Pacientes de la American Heart Association

X de México

Las enfermedades del corazón y el derrame cerebral matan a más mujeres cada año que el cáncer, la tuberculosis, el VIH/SIDA y la malaria combinados.

En todo el mundo mueren en promedio 16 mujeres o más por minuto por enfermedad cardiovascular.

En México, los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares, como hipertensión arterial y sobrepeso, tienen mayor incidencia sobre las mujeres que sobre los hombres.

Datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006 muestran que, de los adultos diagnosticados con hipertensión arterial, el 15.5% eran hombres, mientras que el 21.5% eran mujeres.

Las cifras de personas con obesidad y sobrepeso también están encabezadas por mujeres.

La misma encuesta indica que la prevalencia de obesidad en mujeres es de 34.5% y en hombres de 24.2 por ciento. Estadística que, sumada al sobrepeso, es de 71.9 por ciento, lo que representa un aproximado de 24,910,507 de mujeres con kilos de más, el factor ambiental más importante para la enfermedad del corazón.