Cómo saber si tu hijo consume drogas

Por:
Sabriya Rice

Una combinación de cambios perceptibles sucede cuando los jóvenes están abusando de sustancias. Aprende a identificarlos

Cinco señales para saber que tu hijo consume drogas

1
Sin Pie de Foto
drogas0  Sin Pie de Foto  (Foto: Getty Images)

El padre de Lindsay Lohan, Michael, dijo en entrevista con Larry King que vio en su hija a una mujer asustada, refiriéndose al momento en el que tuvo que ver cómo la esposaban para llevarla a prisión

El abogado de Michael Lohan dice que el padre había intentado contactar a su hija desde hace meses para pedirle que buscara ayuda, pues antes había sido arrestada en dos ocasiones por conducir bajo los efectos del alcohol y portar cocaína.

En un comunicado de prensa en aquel entonces, Lohan admitió que su vida estaba fuera de control porque "soy adicta al alcohol y a las drogas".

¿Cómo es que alguien puede pasar de ser una encantadora niña a caer en un ciclo de abuso de drogas y alcohol? Los padres de los jóvenes que han pasado por esa situación dicen que las señales de alerta pueden ser poco claras.

"No creo que los padres crean que sus hijos son adictos en potencia cada vez que prueban algo", dijo Jan Ligon, miembro de la Asociación Nacional de Trabajadores Sociales. Se volvió especialista en servicios de crisis para comunicar las lecciones que aprendió con su hijo, Jon, quien sufrió por su adicción al alcohol y a las drogas.

Aunque Ligon sabía que Jon había probado el alcohol y la marihuana con sus amigos, pensó que se trataba simplemente de experimentación, pero cuando su hijo comenzó a perder peso sin razón alguna y sus calificaciones comenzaron a caer, comenzó a revisar su habitación. "Encontré básculas del laboratorio de su escuela, lo que quiere decir que estaba pesando algo", recuerda. “De inmediato supe que algo no andaba bien”.

Separar la curiosidad juvenil de un problema potencial de drogas o alcohol puede ser todo un reto, y los expertos advierten que no se debe exagerar la reacción a todos los detalles.

Sean Clarkin, vicepresidente ejecutivo de la Sociedad para Estados Unidos sin Drogas, recomienda a los padres un primer paso: sentarse con sus hijos para hablar. "Pueden decirles a sus hijos que están preocupados por ellos, y que quieren saber qué es lo que pasa", dijo.

Las probabilidades indican que su respuesta será "nada", pero Clarkin dice que al menos, con esto se deja abierta una puerta para que haya mayor comunicación.

"No saben qué buscar, a menos que sepan que deben buscar algo", dijo el doctor John Dombrowski, miembro de la Sociedad de Anestesiólogos de Estados Unidos (ASA, por sus siglas en inglés), institución que recientemente dio a conocer una lista de consejos y lineamientos para ayudar a los padres a identificar y reconocer las señales de 'viajes de Robitusín' en sus hijos, un estado producido por el abuso de medicamentos que no requieren receta médica.

Los expertos compartieron cinco señales que los padres pueden percibir, y que podrían ser indicadores de un problema.

1. Una serie de cambios repentinos

2
drogas1
drogas1  drogas1  (Foto: Getty Images)

"Los adolescentes practican distintas identidades todo el tiempo", dijo Clarkin. Agrega que hay que estar atentos al cambio de patrones y no deben perder la cabeza por un comportamiento específico. Por ejemplo, si tu hijo decide de pronto vestirse como dark en vez de seguir usando su playera polo, eso no significa que haya un problema.

"Pero si por varios meses lo has visto salir con varios amigos distintos, se ha vuelto muy argumentativo y además se viste diferente, la suma de los factores sí es un indicador de que algo anda mal", explicó.

2. Utilizan palabras fuera de su contexto normal

3
hijos
drogas  hijos  (Foto: Getty Images)

¿Reconoces estos términos? Ajo, puesto, nenas, pálida, raya, monchis, gallo, bajón, armar… Imagina que lees este mensaje de texto en el teléfono de tu hijo: "no mmr q ya armaste! Yo s erizo k, t veo n 15". Significa que va a encontrarse con alguien que tiene droga.

Si te topas con alguna de estas situaciones, quizás es momento de aprender algo de la jerga juvenil. Los expertos dicen que al estar familiarizado con el vocabulario de tus hijos puedes ser más proactivo al comunicarte con ellos, y para colocarte frente al problema. Acércate a personas jóvenes o que hayan tenido experiencia con las drogas para saber los términos más utilizados.

3. Desaparecen frascos de medicamentos del botiquín

4
drogas3
drogas3  drogas3  (Foto: )

La Dirección de Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental de Estados Unidos (SAMHSA, por sus siglas en inglés) calcula que 3.1 millones de personas de entre 12 y 25 años han usado medicamentos para la tos con el propósito de alterar su estado físico al menos una vez, así como medicamentos que contienen dextrometorfano (DXM), un ingrediente que se encuentra en varios jarabes para la tos, y que generó más de 12,000 visitas a la sala de emergencias en 2004.

Dombrowski, quien se especializa en medicina del dolor en Washington, ha tratado a varios pacientes jóvenes en cuidado intensivo por 'viajes de Robitusín', término usado para describir el consumo excesivo de DXM.

Dice que los padres no consideran que los medicamentos para la gripe o tos sean un problema: "Tienden a pensar que deben ser medicamentos seguros porque son comunes en la casa y no requieren prescripción médica. Les da un sentido de seguridad falso".

Varios padres están familiarizados con el Robitusín por el 'viaje' que producen, pero los Institutos Nacionales de Salud han publicado listas de otros productos que contienen DXM. Se deben conocer las zonas de peligro potenciales en la casa y en la comunidad, donde los jóvenes suelen tener acceso a medicamentos de mostrador.

4. Otro miembro de la familia tiene una adicción

5
drogas4
drogas4  drogas4  (Foto: Getty Images)

Aproximadamente 10% de los jóvenes menores de 18 años de edad viven con un padre con un problema de adicción (a cualquier sustancia), según una encuesta de Salud y Uso de Drogas en Estados Unidos.

Esta situación puede poner a los jóvenes en un riesgo mayor de desarrollar alguna adicción.

Los expertos dicen que también es importante considerar la influencia de un pariente en otro. En su entrevista con Larry King, el padre de Lohan expresó su preocupación por su otra hija. "Esta vez no me lastimó tanto la situación de Lindsay y su sentencia, sino Ali… estaba destrozada y me rompió el corazón que tuviera que atravesar esa situación", dijo.

Laurie Kramer, profesora de estudios familiares aplicados y directora fundadora del Centro de Resistencia Familiar de la Universidad de Illinois, estudia las relaciones intrafamiliares y dice que no se debe subestimar la forma en la que los hermanos actúan como "agentes de socialización", tanto para fomentar como para prevenir comportamientos de riesgo.

"Los padres serán más directos e intencionales con respecto a lo que quieren que sus hijos hagan, aprendan o experimenten", dijo Kramer. Por ejemplo, les dicen "tienes que hacer esto y no puedes hacer esto otro". Dice que entre hermanos no se da este tipo de actitud directa, sino que, incluso sin darnos cuenta, los hermanos observan y aprenden del otro, y emplean esa información para sacar sus propias conclusiones.

Pueden decidir no seguir los pasos de un hermano que se comporta de forma inapropiada, pero la proximidad implica un riesgo. "Si la situación es seria, no duden en separar a los hermanos y fijar límites cuando interactúan", advirtió.

5. Tu intuición te dice que algo anda mal

6
drogas5
drogas5  drogas5  (Foto: Getty Images)

Ligon dice que él y su esposa sentían que algo estaba pasando con su hijo, pero como nunca lo vieron tomar o consumir drogas, pensaron que sus miedos no tenían fundamentos. No querían perder su confianza.

"Es difícil como padre porque quieres saber en qué andan sin ser muy entrometido", dijo Ligon. "Los niños son excelentes para ocultar cosas, y en cuanto sienten que algo anda mal, lo ocultan aún mejor", dijo.

Clarkin dice que los padres suelen pensar "mi hijo no haría eso", o temen que acercarse a su hijo demasiado pronto sin pruebas directas es más perjudicial que benéfico.

Agregó que el uso de drogas que comienza como algo experimental, puede convertirse rápidamente en un problema de dependencia, así que es importante tomar acciones lo antes posible.

"Es mejor que tu hijo quede un poco decepcionado porque hayas dudado de él y que todo esté bien, a que ignores tus instintos y todo tenga un final terrible", dijo.

A pesar de años de tratamiento, el hijo de Ligon siguió con su adicción, y a los 35 años murió después de una inyección de cocaína y heroína. "Ahora que sabemos lo que sabemos, habríamos buscado ayuda profesional cuando nos enteramos que Jon fumó un porro a los 11 años", dice.

"Lo habría hecho antes, incluso si a final de cuentas no hubiera funcionado", aseguró.