Los hombres con una mala relación con sus padres sufren más estrés

La calidad de la convivencia de los niños con su progenitor determinará su capacidad para enfrentarse a los agobios cotidianos
estrés
padres  estrés  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Elizabeth Landau
Autor: Elizabeth Landau
(Reuters) -

¿Recuerdas cuando jugabas con tu papá o cuando tenían conversaciones largas a corazón abierto? Para los hombres, estos momentos son muy importantes incluso años después.  

La relación entre tú y tu papá, y la forma en la que tratas a tus hijos pueden tener una influencia mayor a la que crees.

Un nuevo estudio presentado por la convención anual de la Asociación de Psicología de Estados Unidos reveló que los hombres que tuvieron relaciones positivas con sus padres cuentan con mejores herramientas para lidiar con el estrés cotidiano en comparación con los hombres que no tienen buenos recuerdos de sus padres.

"El mensaje principal es que, si hay un padre presente en la vida de un niño, el padre debe saber lo importante que es", dijo Melanie Mallers, de la Universidad Estatal de California, en Fullerton.

Los investigadores entrevistaron a 912 hombres y mujeres durante ocho días, para analizar su condición psicológica y emocional. Los participantes tuvieron que responder preguntas respecto a su relación con sus padres, y cuánta atención les prestaban durante su infancia.

El principal hallazgo del estudio señaló que los hombres que dijeron haber mantenido malas relaciones con sus padres durante su niñez tenían mayores posibilidades de sufrir estrés por los acontecimientos adversos de la vida diaria.

Sin embargo, los autores del estudio no vieron que este fenómeno fuera frecuente en las mujeres. Mallers cree que se debe a que las mujeres aplican otro tipo de habilidades para lidiar con los problemas de la vida cotidiana, pues dependen de una red de personas, además de sus padres, para encontrar apoyo, dijo. 

"Para los papás actuales que crecieron sin un papá, ésta puede ser una oportunidad para reparar el daño”, dijo.

Además, los participantes indicaron que su relación con su madre, durante su juventud, era mejor que la que tenían con su padre, dijo Mallers. Más hombres que mujeres dijeron haber tenido una buena relación con sus madres, dijeron los autores del estudio.

Los participantes que tuvieron una buena relación con ambos padres durante su niñez aseguraron que sufrieron menos incidentes estresantes en sus vidas, en comparación con los participantes que tuvieron relaciones paternales insatisfactorias.

El estudio también enfatiza la importancia de las figures masculinas en la vida de un hombre, incluso si no hay un padre. Los mentores positivos en la vida de un niño, como tíos, abuelos, padrastros o amigos adultos, pueden marcar una gran diferencia, señaló Mallers.

Ahora ve