El cerebro adolescente es más propenso al daño por drogas y alcohol

El cerebro adolescente tiene más receptores que "atrapan" las drogas facilitando que se genere adicción y que disminuya su IQ
boy
pot  boy
Elizabeth Landau
Autor: Elizabeth Landau
(Reuters) -

Quizás los adolescentes actúan como si fueran invencibles, pero cuando se trata de alcohol y de drogas, en realidad son más vulnerables que los adultos a los efectos dañinos en el cerebro, según informaron investigadores en Neuroscience 2010, la conferencia de la Sociedad de Neurociencia en San Diego, California, el lunes.

“El desarrollo cerebral es muy activo en el cerebro adolescente, y si hay presencia de alguna droga, podría cambiar su trayectoria”, dijo la Dra. Frances Jensen, del Hospital Infantil en Boston.

Los efectos de las drogas en el cerebro adolescente son más duraderos que en los adultos, dijo. Incluso varios días después, la cannabis puede permanecer en el sistema de los adolescentes, afectando las unidades estructurales del aprendizaje y de la memoria.

Esto se debe a que el cerebro adolescente cuenta con más receptores que atrapan a las drogas en comparación con el cerebro adulto, dijo.

También existe un efecto duradero potencial del uso crónico de cannabis, sobre todo entre los adolescentes, más que en los adultos, dijo. Las investigaciones han mostrado que el IQ puede disminuir permanentemente entre los adolescentes que consumen marihuana con regularidad.

Un estudio realizado por Staci Ann Gruber, de la Facultad de Medicina de Harvard, descubrió que la gente que comenzó a consumir marihuana antes de los 16 años de edad, y quienes la consumían con mayor frecuencia, tuvieron el peor desempeño en una prueba de flexibilidad cognitiva. La flexibilidad cognitiva implica ser capaz de cambiar tu respuesta a algo con base en el contexto de la situación.

Las resonancias magnéticas funcionales de los cerebros de fumadores de cannabis muestran que las zonas inhibidoras frontales y pre-frontales están afectadas, dijo Jensen.

Otras investigaciones en torno a las adicciones se han concentrado en la idea de que la adicción es una forma de aprendizaje. Desde esa perspectiva, tiene sentido que los adolescentes también sean más susceptibles a las adicciones, como muestra una nueva investigación realizada con animales.

Un estudio presentado por Michela Marinelli, en la Universidad Rosalind Franklin de Medicina y Ciencia, descubrió que las ratas adolescentes se esfuerzan más por conseguir cocaína y consumen mayor cantidad que las ratas adultas.

“El cerebro adolescente aprende con mucha facilidad; infortunadamente puede volverse adicto mucho más rápido, con mayor severidad y durante mayor tiempo”, dijo Jensen.

El alcohol también puede dañar al cerebro adolescente con mayor severidad que al cerebro adulto, dijo Jensen. Al igual que con las drogas, en el cerebro adolescente existen más receptores a los que se puede unir el alcohol, ocasionando más problemas para el cerebro en desarrollo.

Investigadores dirigidos por Toni Pak, en la Universidad Loyola, descubrieron que el alcohol puede alterar las conexiones cerebrales relacionadas a la hormona de producción de estrés, afectando la capacidad de la gente para controlarse bajo presión. Esto puede ocasionar ansiedad y depresión en otros mementos de la vida.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Hay que tomar en cuenta que estos hallazgos fueron basados en ratas que bebían de forma poco mesurada, por lo que su relación con los humanos no es completamente certera.

De cualquier forma “los padres tienen que dejar de pensar que sus hijos van a estar bien”, dice Jensen. “Es importante que esta información llegue a los adolescentes, y que conozcan el vulnerable e influenciable estado de su cerebro”.

Ahora ve
Asamblea Constituyente disuelve a la Asamblea Nacional en Venezuela
No te pierdas
×