¿Tienes predisposición genética a tener cierto tipo de amigos?

Ciertas correlaciones genéticas frecuentes podrían influir en cómo y con quiénes preferimos relacionarnos, según un nuevo estudio
amigas cocina hablar chisme
girlfriends kitchen talk  amigas cocina hablar chisme
Elizabeth Landau
Autor: Elizabeth Landau
(Reuters) -

Existe mucho interés recientemente en tratamientos a la medida para combatir enfermedades de individuos, con base en sus genes, pero los genes de los amigos podrían ser igual de relevantes, argumentan los científicos.

Resulta que existen correlaciones genéticas entre las personas de un mismo grupo social, halló un nuevo estudio en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

"No somos sólo un producto de nuestros genes, sino también de los que nos rodean", dijo el coautor del estudio, James Fowler, profesor asociado en la Universidad de California, en San Diego.

Fowler y el Dr. Nicholas Christakis de Harvard, otro colaborador del estudio, previamente escribieron un libro llamado Connected, en el que detallan cómo todo, desde la obesidad hasta la tristeza o alegría, parece extenderse en redes sociales.

Las ligas genéticas encontradas en este nuevo estudio van más allá de la idea de que puedes ser amigo de tus primos segundos u otros parientes lejanos. En lugar de eso, la investigación muestra que podrías compartir predisposiciones hacia ciertos comportamientos con tus amigos, sin importar si comparten la ascendencia.

Mucho antes de este relativamente reciente cuestionamiento científico acerca de cómo los miembros de una red social se influencian entre ellos, organizaciones como Alcohólicos Anónimos y Weight Watchers ya estaba tomando ventaja de estos principios. En Alcohólicos Anónimos, la gente susceptible a tomar se junta con el propósito de dejarlo, y los miembros se ayudan unos a otros en su determinación de abstenerse del alcohol.

Y hasta cierto punto, la gente ya está compartiendo su información genética, dijo Fowler. Algunos servicios permiten a los usuarios publicar resultados de sus pruebas genéticas para que sus amigos o familia puedan verlas.

Fowler y sus colegas examinaron información del Estudio Nacional Longitudinal de la Salud Adolescente en Estados Unidos. Encontraron que la gente que tenía el marcador genético DRD2, asociado con el alcoholismo, tendía a hacer amistad entre ellos, y aquéllos que no tenían este marcador tendían a asociarse con otros que carecían de él.

Y, por otro lado, encontraron una distinta relación con el gen encargado de que el sistema procese sustancias ajenas, como la nicotina. Parece que la gente con este marcador en particular hace amistad con la gente que no lo tiene. Fowler sugiere que en términos de tener apoyo social, podría existir algún beneficio en tener esos contactos cercanos que son mejores al lidiar con toxicidad en su propio ambiente.

"Es posible que parte de la historia es que nuestro estado físico como individuos depende no sólo de nuestros propios genes, sino de los genes de otras personas", dijo Fowler.

Es verdad que la gente que bebe mucho probablemente gravitará en torno a otras personas cercanas en un bar, por ejemplo. Pero el resultado de que los opuestos se atraen en otro marcador podría revelar una conexión más profunda.

También eliges amigos que no necesariamente se encuentran en el mismo lugar que tú en el mundo, indicando que podría estar pasando algo a nivel genético también, dijo Fowler.

Ahora ve
No te pierdas