La calvicie prematura podría ser indicio de cáncer de próstata futuro

Un estudio halló que los hombres que comenzaron a perder el cabello a los 20 años tenían más probabilidades de contraer este tipo de cáncer
calvicie_hombre_cabello_alopecia
calvicie_hombre_cabello_alopecia  calvicie_hombre_cabello_alopecia  (Foto: )
  • A+A-
Por: Miriam Falco
Autor: Miriam Falco
(CNN) -

Los hombres que comienzan a perder el cabello en sus veintitantos podrían tener más probabilidades de contraer cáncer de próstata en un futuro, sugiere un nuevo estudio.

Si los hombres comienzan a quedarse calvos en los treinta o cuarenta años, el riesgo no aumenta, de acuerdo con esta investigación.

“Cualquier tipo de calvicie (a la edad de 20) es un factor de riesgo para el cáncer de próstata”, sugiere el Dr. Michael Yassa autor principal del estudio y óncologo de radiación en el Hospital Masionneuve-Rosemont en Montreal, Canadá. 

La calvicie masculina, también conocida como alopecia masculina, afecta a alrededor de 50% de los hombres, y se ha establecido una relación entre la testosterona y la calvicie.

De igual forma, la interrupción de la producción de testosterona es una manera de tratar el cáncer de próstata. Para realizar el nuevo estudio, publicado en la revista sobre cáncer Annals of Oncology, estudiaron a 388 hombres con cáncer de próstata y a 281 hombres saludables.

A todos ellos les preguntaron qué tan calvos habían estado cuando tenían 20, 30 o 40 años de edad. Cuando el cabello de un hombre había comenzado a adelgazarse en sus 30 o 40, el riesgo de cáncer de próstata no se elevó, de acuerdo con el estudio.

Los autores del estudio enfatizaron que sólo observaron una asociación entre perder el cabello y contraer cáncer de próstata. No midieron los niveles de testosterona, así que no pueden probar que niveles más altos de testosterona jueguen un papel. Pero creen que su investigación sugiere que la calvicie masculina en una edad temprana puede ser un indicio de un mayor riesgo de desarrollar este tipo de cáncer.

Yassa dijo que su propia investigación no está cambiando lo que él realiza en la práctica. Dice que si un hombre que no comenzó a quedarse calvo a los 20 entra en su oficina y pregunta si debe someterse a pruebas de detección de cáncer de próstata, le diría: “Existe un debate acerca de la detección y en algunos casos existen falsos positivos”.

Si un hombre que comenzó a perder el cabello a los 20 viene a verlo, le daría la misma información, pero agregaría: “El debate sobre la detección es acerca de la población normal y tú quizás estés en mayor riesgo porque comenzaste a quedarte calvo a la edad de 20”.

Ahora ve