Derramar la sal, superstición más arraigada en México sobre la mala suerte

Tirar la sal es el principal causante de la mala fortuna, según los mexicanos, y la creencia en Dios es en lo que más confían para la buena
sal
comida-sal  sal
| Otra fuente: CNNMéxico

Derramar la sal, romper un espejo y pasar debajo de una escalera son las supersticiones más populares y las que más atemorizan a los mexicanos, de acuerdo con una encuesta publicada por la empresa Consulta Mitofsky.

El 38% de los mexicanos cree en suerte (buena y mala), así como en que ésta puede ser causada; mientras que la mayoría de los entrevistados, el 60%, dice que no cree que ciertos eventos puedan traer consecuencias misteriosas, según el informe.

Las dos causas más populares de buena y mala suerte entre los mexicanos son la creencia en Dios (el 6.5%) y derramar sal (el 7.4%).

Los mexicanos se atribuyen la buena suerte a dogmas religiosos como la creencia en Dios, que se ubicó en el primer lugar de la lista de causantes positivos.

Los mexicanos también usan amuletos para atraer la buena fortuna: patas de conejo, tréboles de cuatro hojas, medallas, imágenes religiosas, herraduras, entre otras.

La mentalidad positiva, buenas actitudes y ser trabajador se ubican entre las cinco principales causas de la buena suerte. En contraste, el 0.6% de los encuestados dijo atribuirle la mala suerte al trabajo y otro el 0.6% al mal humor.

En cuestión de actos, los mexicanos creen que atravesarse con un gato negro (el 7%), romper un espejo (el 6%) y pasar debajo de una escalera (el 5.2) y ser negativos (el 2.1%) son causantes de mala suerte.

Además, el 2.3% de los encuestados cree que las envidias son de mala suerte, pero no se precisó en el estudio si se refieren a para quien la siente o para el causante de la envidia. Otros supuestos eventos y cosas negativas son alejarse de Dios, las lechuzas, y el culto a la Santa Muerte.

La encuesta, aplicada a 1,000 mexicanos, muestra que la creencia en supersticiones es mayor en mujeres (el 43%) que en hombres (el 33%) y que en la región Norte del país cuenta con los habitantes más supersticiosos, seguidos por el Bajío y al final de la lista se encuentra el Centro del país.

Los adultos de entre 30 y 49 años son los que más creen en supersticiones, seguidos por los jóvenes de 18 a 29 años y los que menos creen en estas eventos son los adultos mayores de 50 años, informó Consulta Mitofsky.

Ahora ve
Así se apagó la torre Eiffel por las víctimas de Barcelona
No te pierdas
×