Cinco reglas para viajar con niños

Por:
Elaine Ee

Planea tus viajes de acuerdo a las necesidades de los pequeños y lleva contigo sus juguetes favoritos para que todos disfruten de sus días de descanso

Cinco reglas para viajar con niños

1
ino padres familia gritar enojo
vacaciones nino padres familia gritar enojo  ino padres familia gritar enojo  (Foto: Getty Images)

Las vacaciones de junio ya están aquí, un hecho que causa emoción y un poco de preocupación a los padres.

Muchos niños viajarán a destinos cercanos y lejanos con sus mamás y papás, quienes si no llevan a sus hijos de vacaciones, probablemente no sepan qué hacer con ellos.

Viajar con niños, especialmente pequeños, no es sencillo.

¿Cómo le explicas a un niño pequeño que se pone inquieto en vuelo de larga distancia que no, que las ventanas no se pueden abrir? ¿Que un berrinche no hará que lleguen antes? ¿Que necesitas que se esté quieto porque muchas de las demás personas en el vuelo están dormidas? ¿Y que no, no pueden hablarle a la abuela?

Se vuelve más sencillo a partir de los seis años, cuando los pequeños pueden ir al baño por su cuenta, comer en restaurantes, sentarse relativamente quietos en un vuelo con suficientes videojuegos y películas, y en general comienzan a tener un poco de sentido común, o lo suficiente para que no quieras pegarles.

A continuación unas de las duras realidades de viajar con los pequeños. 

Cuanto más pequeño es el niño, más grande es la maleta

2
Maleta
Maleta  Maleta  (Foto: Cortesía de la revista InStyle)

Mientras se puede esperar que niños más grandes se adapten al viaje y a su destino, los niños pequeños son más felices con lo que ya conocen.

Empaca su jirafa de peluche que ocupa un tercio de la maleta, como la colección completa de los libros de Dr. Seuss y Eric Carle, sin mencionar los pañales que consumen espacio, las toallitas húmedas y los biberones necesarios para los pequeños.

Cuando termines de empacar lo de tus hijos, probablemente aún quede espacio para tus cosas. Está bien, realmente no necesitas esos zapatos.

Cuanto más pequeño es el niño, más difícil es superar el 'jet lag'

3
autismo niños
autismo niños  autismo niños  (Foto: )

Los niños muy pequeños no se pueden ir a dormir o despertar sólo porque la hora local lo dice.

Los niños se duermen cuando están cansados y se despiertan cuando ya no lo están.

Así que tu niño pequeño puede estar como loco a las tres de la mañana, justo cuando su dosis de melatonina ya hizo su efecto, y por supuesto pueden caer súbitamente dormidos cuando llegues a Disneylandia.

Los bebés que todavía no han regulado su patrón para dormir no entran en este caso, así que en este aspecto de viajar con infantes es más sencillo hacerlo con bebés, aunque puedes sentir la curiosidad de saber qué maravillas de Tokio, San Francisco, París o Las Maldivas puede apreciar un pequeño cuyo mundo apenas se extiende un poco más allá del pecho de su madre.

Viajar a destinos con papas a la francesa

4
La forma alargada de un hot dog aumenta el riesgo de que los niños se atraganten, dicen pediatras
getty-hotdog-peligro  La forma alargada de un hot dog aumenta el riesgo de que los niños se atraganten, dicen pediatras  (Foto: )

No intentes viajar a un lugar donde no haya comida que le guste a los niños.

Este detalle aparentemente insignificante es esencial para unas vacaciones exitosas con niños pequeños. Consumidos con moderación, las papas a la francesa, nuggets, pizza y alimentos parecidos salvarán tus vacaciones.

Si eres el tipo de viajero al que los destinos que más le gustan son los lugares donde no hay una canasta de papas fritas, entonces tienes pensar algo.

Mientras que probar el queso local, el curry y las carnes exóticas es emocionante para ti, a todos los niños pequeños les gusta algo frito, la comida rápida o por lo menos los macarrones con queso.

Los juguetes nunca son demasiados para volar con niños

5
hablar telefono avion
plane avion cel celular movil cellphone telefono  hablar telefono avion  (Foto: )

Si te preguntas por qué los padres de niños pequeños viajan con cinco piezas de equipaje, se debe a que tres de las cinco bolsas abultadas están llenas de juguetes, libros, juegos y gadgets en caso de que el pequeño se aburra por más de un segundo y se el infierno se desate.

Las bolsas extras están llenas con varios cambios de ropa (para cuando el niño se vomite encima), un montón de toallitas húmedas (para limpiar al junior y todo lo que haya a cinco metros alrededor), los medicamentos y una botella de whisky para mamá y papá comprada de forma apresurada en el duty free.

Los cochecitos, entre el bien y el mal

6
Sin Pie de Foto
Aeropuerto  Sin Pie de Foto  (Foto: )

Amarrar a un niño a un cochecito y llenarlo con las cosas que llevarías a la espalda es un gran alivio. Pero cuando se trata de un viaje, influyen otros factores.

  • No es humanamente posible para un adulto empujar un carrito para equipaje cargado con cuatro maletas (recuerda la jirafa de peluche) y al mismo tiempo empujar un carrito (sí, está bien balancear a tu hijo encima de las maletas).
  • Aunque el personal de la aerolínea prometa por su vida que tu carrito te estará esperando cuando te bajes del avión, a menudo camina por el carrusel del equipaje desde hace 15 minutos. 
  • Tu destino exótico probablemente no sea adecuado para pasear con el carrito, por lo que es seguro que se quede en el hotel. 

Terminarás yendo tan lejos como tu hijo pueda caminar (el restaurante más cercano que sirve papas a la francesa y de vuelta), o tan lejos como puedas llevar tu cangurera (sí, el monasterio de 500 escalones es demasiado) o pasar la mayor parte de tus vacaciones en la piscina de bebés del hotel.

A pesar de todo, viajar con niños pequeños es muy divertido y excelente para que los padres ocupados tengan tiempo de calidad con sus hijos, pero es un trabajo difícil.

Así que hazlo más fácil y busca otras opciones de viaje a las que los más intrépidos de nosotros le daríamos la vuelta (así es, no viajes de mochilero a India), pero que a los niños les encante (Club Med, parques de diversiones, hoteles todo incluido).

O bien, puedes llevarlos a darle la vuelta al mundo ahora, o esperar a que crezcan un poco más.