Los jugadores de la NFL tienen más riesgo de desarrollar Alzheimer

La pérdida de memoria estaría relacionada con las lesiones en la cabeza sufridas por los jugadores de futbol americano de manera repetitiva
NFL Golpe Cabeza Alzheimer
NFL Golpe Cabeza Alzheimer  NFL Golpe Cabeza Alzheimer  (Foto: )
  • A+A-
Por: /
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Los jugadores retirados de la NFL tienen más probabilidad de desarrolla deterioro cognitivo leve (MCI por sus siglas en inglés), una forma de demencia que puede llevar a la enfermedad de Alzheimer, que hombres que no jugaron futbol americano, informaron investigadores el lunes en la Conferencia de la Asociación Internacional para el Alzheimer, en París.

La pérdida de memoria podría estar relacionada con las lesiones en la cabeza sufridas por los jugadores de futbol americano de manera repetitiva, dicen los investigadores.

Pero a diferencia de otros tipos de daño cerebral recientemente asociados con lesiones en la cabeza que ocurren practicando futbol americano, el déficit observado en el estudio puede ser causado por impactos mucho menores, incluyendo aquellos que ni siquiera provocaron una contusión, reportó Time Healthland.

Dirigido por Christopher Randolph, profesor de neurología en el Loyola University Medical Center, el estudio reclutó a 50 ex jugadores, a quienes se les hizo una prueba estandarizada para los síntomas de la enfermedad de Alzheimer. El 35% obtuvieron resultados que indican algún tipo de demencia, algo sorprendentemente alto para una población tan joven.

Randolph y sus colegas en la University of North Carolina Chapel Hill's Center for the Study of Retired Athletes después estudiaron a 41 jugadores retirados de manera más exhaustiva.

"Con lo que estamos tratando es una expresión temprana de MCI o Alzheimer en estos jugadores que de otra manera no se esperaría", dijo Randolph a Healthland.

Randolph dice que se interesó por primera vez en la salud cerebral de los atletas retirados cuando se dio cuenta que los ex jugadores parecían tener tasas más altas de diagnósticos de MCI y Alzheimer que otros hombres de su edad.

Con su nuevo estudio se comprueba que es más probable que presenten síntomas de MCI —en donde se incluye notable pérdida de memoria, problemas de lenguaje y otras deficiencias mentales que son lo suficientemente fuertes como para ser notadas en las pruebas, pero que no interfieren en su vida diaria— que sus compañeros que no jugaron futbol americano.

Randolph tiene la teoría de que el MCI está asociado con golpes en la cabeza reiterados, que pueden, con el paso del tiempo, devorar lentamente la llamada reserva cognitiva del cerebro. Esto se refiere a la reserva de neuronas de respaldo que el cerebro acumula para compensar las neuronas vecinas cuando fallan en mantener sus conexiones.

Cada vez que el cerebro recibe una lesión, como un golpe en la cabeza, las delicadas fibras que unen a las neuronas con otras se comienzan a separar, destruyendo las intrincadas redes que forman la base de nuestros pensamientos y recuerdos al más alto nivel. Mientras más lazos se pierdan, el cerebro pierde la capacidad de recuperar las células que mueren.

De acuerdo con las últimas cifras, un jugador de futbol americano universitario promedio puede esperar soportar 1,300 golpes como esos por temporada (algunos jugadores como los linebackers ofensivos, es probable que sufran más golpes). Pero no se necesita de una contusión para llegar a dañar a estos circuitos, dicen los investigadores. Golpes con menor fuerza también provocan daño.

Esto puede indicar por qué los jugadores retirados de la NFL muestran signos de demencia o de deficiencia cognitiva a una edad más temprana que el resto de la población.

En los últimos años, las investigaciones han asociado a las lesiones en la cabeza relacionadas con el futbol americano con el desarrollo de encefalopatía traumática crónica, o CTE. Se ha encontrado que alrededor de dos docenas de jugadores retirados de la NFL tienen esa enfermedad degenerativa e incurable, la cual interfiere en la actividad neuronal y provoca pérdida de memoria, depresión y demencia.

La precaución es la única prevención

¿Cómo podemos reducir el daño al cerebro? ¿Los cascos ayudan? En este caso no, dijo Randolph a Healthland. Los cascos pueden ayudar a prevenir una fractura de cráneo, pero con las lesiones en la cabeza asociadas al MCI, el daño al cerebro ocurre dentro del cráneo, cuando la fuerza del golpe hace que el tejido cerebral más suave golpeé en el interior del cráneo y después rebote.

"Mientras más dura sea la parada, mayor será el movimiento que se tiene en el tejido cerebral, así que las fibras nerviosas se estiran, las fibras se rompen y golpean cosas", dice Randolph. "Así que los cascos no te protegerán".

La única manera de prevenir una lesión cerebral es reducir la cantidad de contacto violento a la cabeza.

Ahora ve