Padre de familia: un mensaje del maestro para ti

Por:
Ron Clark

Muchos profesores se sienten frustrados porque los padres de familia no quieren escuchar nada negativo o alguna observación sobre sus hijos

Lo que los maestros realmente quieren decir a los padres

1
Sin Pie de Foto
Unesco advierte que niños en edad escolar y maestros,  Sin Pie de Foto  (Foto: )

Nota del editor: Ron Clark, autor de 101 soluciones extraordinarias para padres de familia y maestros, fue nombrado Maestro Estadounidense del Año por Disney y Oprah Winfrey lo eligió como su Hombre Fenomenal. Él fundó la Ron Clark Academy, que educadores de todo el mundo visitan para aprender.

(CNN) — Este verano, una directora de escuela, recientemente nombrada Administradora del año en su estado, querida y adorada por todos, me dijo que dejaba la profesión.

“Mira, si me ofrecen dirigir un sistema escolar para huérfanos, yo encantada, pero simplemente ya no puedo enfrentar a los padres. Nos están matando”.

Los nuevos maestros mencionan cada vez más “problemas con los padres” como uno de los motivos para tirar la toalla. ¿Qué necesitan los maestros que los padres entiendan?

Para empezar, somos educadores, no niñeras. Somos profesionales educados y trabajamos con niños todos los días y a menudo vemos a tus hijos con una visión distinta a la tuya. Si te doy un consejo, no lo rechaces. Tómalo y digiérelo de la misma manera en la que considerarías una recomendación de un médico o un abogado.

No inventes excusas para tu hijo

2
Padre e hijo haciendo la tarea
COR. Padre extremista  Padre e hijo haciendo la tarea  (Foto: )

Si realmente quieres ayudar a que tu hijo sea exitoso, deja de inventar excusas para él.

Al hablar con una madre y su hijo acerca de las tareas de lectura para el verano, él me dijo que no todavía no comenzaba, y le hice saber que estaba muy decepcionado porque la escuela iniciaba en dos semanas. Su madre intervino y me dijo que había sido un verano horrible para ellos por los problemas familiares que tuvieron en julio.

Le dije que lo sentía, pero que no podía más que señalar que la tarea se asignó en mayo. Ella rápidamente añadió que le había permitido a su hijo "divertirse" durante el verano antes de regresar a trabajar en julio y que no era su falta que el trabajo no estuviera completo.

Sé socio, no fiscal

3
Los abusos ya trascienden la escuela
GET. Ciberbulying  Los abusos ya trascienden la escuela  (Foto: )

Está bien que tu hijo se meta en problemas ocasionalmente. Refuerza el carácter y da lecciones de vida.

Como maestros, somos vejados por los padres que se interponen en esas lecciones. Les llamamos padres helicóptero, porque quieren lanzarse y salvar a sus hijos cada vez que algo sale mal. Si un niño saca 79 en un proyecto, entonces eso es lo que merece. No pidas una entrevista para negociar un crédito extra para llegar a un 80.

No creas que si tu hijo saca solo 10 es porque recibe una buena educación. La verdad es que muchas veces son los malos maestros los que dan las calificaciones más altas, porque saben que al dar buenas calificaciones todo el mundo los dejará en paz. Los padres dirán: “¡Mi hijo tiene un gran profesor, este año sacó solo 10”.

Sé un socio y no un fiscal. Un niño hizo trampa en un examen, y sus padres amenazaron con llamar a un abogado. Suena ridículo, pero situaciones similares son cada vez más frecuentes.

Los maestros andan con pies de plomo

4
pizarrón-escuelas
pizarrón-escuelas  pizarrón-escuelas  (Foto: )

De muchas formas, vivimos con miedo de lo que puede pasar después. Andamos con pies de plomo en un sistema educativo rebajado donde a los maestros les falta el coraje para ser honestos y decir lo que piensan.

El más mínimo error se puede convertir en un desastre mayor. Un niño de una escuela en Estados Unidos escribió en su cara con un marcador. La maestra intentó limpiarlo con un paño, y dejó una marca roja en un lado de su cara. El padre llamó a los medios y la maestra perdió su trabajo.

Pensar que podemos perder el empleo por algo tan pequeño es atemorizante. Trata con las situaciones negativas de una manera profesional.

Si tu hijo dijo que algo que te concierne sucedió en el salón de clases, solicita una reunión con el maestro y enfrenta la situación y di: “Quisiera comentarte algo que me dijo mi hijo que sucedió en clase, porque sé que los niños pueden exagerar y que siempre hay dos lados en cada historia. Esperaba que me pudieras explicar”.