¿Qué opciones tenía Steve Jobs para combatir el cáncer de páncreas?

Dependiendo de la etapa y localización de la enfermedad, se puede recurrir a cirugía, quimioterapia, radioterapia, entre otros métodos
nanotecnología nanoworm cancer
nanotecnología nanoworm cancer  nanotecnología nanoworm cancer
(Reuters) -

El tratamiento para el cáncer de páncreas depende de la etapa, localización del tumor, edad, estado general de salud y preferencias personales. El primer objetivo del tratamiento es eliminar el cáncer cuando aún es posible. Si esa no es una opción, se busca prevenir que se extienda o cause más daño. Cuando se encuentra en una etapa avanzada y no es probable que los tratamientos ofrezcan beneficios, tu médico puede sugerir formas de aliviar los síntomas y hacer que estés lo más cómodo posible.

Cirugía

La cirugía puede ser una opción si tu cáncer está confinado al páncreas. Las operaciones realizadas en personas con este cáncer incluyen:

  • Cirugía de los tumores en la cabeza del páncreas

Si tu cáncer se encuentra en la cabeza del páncreas, puede considerarse una operación llamada procedimiento Whipple (pancreatoduodenectomía). Consiste en extraer la cabeza del páncreas, así como una porción de tu intestino delgado (duodeno), la vesícula biliar y parte de tu conducto biliar. Una parte de tu estómago puede ser eliminada también. El cirujano vuelve a conectar las partes restantes del páncreas, el estómago y los intestinos para permitirte digerir los alimentos.

La cirugía Whipple conlleva un riesgo de infección y sangrado. Después de la cirugía, algunas personas experimentan náuseas y vómitos que pueden ocurrir si el estómago tiene dificultades para vaciarse (retraso del vaciamiento gástrico). Debes esperar una larga recuperación. Pasarás 10 días o más en el hospital y luego te recuperarás durante varias semanas en tu casa.

  • Cirugía de los tumores en la cola y cuerpo del páncreas

La cirugía para extirpar la cola del páncreas, o la cola y una pequeña parte del cuerpo de este órgano, se denomina pancreatectomía distal. Tu cirujano también podría extirpar el bazo. Conlleva un riesgo de sangrado e infección.

Las investigaciones demuestran que la cirugía de cáncer de páncreas tiende a causar menos complicaciones cuando es realizada por cirujanos con experiencia. No dudes en preguntar sobre la experiencia del cirujano y si tienes alguna duda, busca una segunda opinión.

Radioterapia

La radioterapia utiliza rayos de alta energía para destruir las células cancerosas. Puedes recibir tratamientos de radioterapia antes o después de la cirugía de cáncer, a menudo en combinación con quimioterapia. Tu médico puede recomendar una combinación de tratamientos de radiación y quimioterapia cuando el cáncer no pueda ser tratado quirúrgicamente.

La terapia de radiación puede provenir de una máquina fuera del cuerpo (radioterapia externa) o se puede colocar dentro de tu cuerpo cerca de tu cáncer (braquiterapia). La radioterapia también puede ser utilizada durante la cirugía (radioterapia intraoperatoria).

Quimioterapia

La quimioterapia utiliza fármacos para ayudar a eliminar las células cancerosas. Puede ser inyectada en una vena o aplicada por vía oral y los medicamentos pueden combinarse o sólo recibir uno de ellos.

La quimioterapia también puede ser combinada con radioterapia (quimio-radioterapia). La quimio-radioterapia se utiliza generalmente para tratar el cáncer que se ha diseminado más allá del páncreas, pero sólo a órganos cercanos y no a regiones distantes del cuerpo. Esta combinación también puede ser utilizada después de la cirugía para reducir el riesgo de que el cáncer de páncreas pueda reaparecer.

En las personas con cáncer pancreático avanzado, la quimioterapia puede ser combinada con  terapia de medicamentos.

Terapia dirigida

La terapia dirigida usa medicamentos que atacan a las anomalías específicas dentro de las células cancerosas. El medicamento dirigido erlotinib (Tarceva) bloquea las sustancias químicas que ordenan a las células cancerosas crecer y dividirse. El Erlotinib es usualmente combinado con quimioterapia para su uso en personas con cáncer pancreático avanzado.

Ensayos clínicos

Los ensayos clínicos son estudios para probar nuevas formas de tratamiento como nuevos medicamentos, nuevos enfoques de cirugía o tratamientos de radiación, y nuevos métodos como la terapia génica. Si el tratamiento estudiado resulta ser más seguro o más efectivo que los tratamientos actuales, puede convertirse en el nuevo estándar de tratamiento.

Los ensayos clínicos no garantizan una cura y pueden tener efectos secundarios graves o inesperados. Por otro lado, los ensayos clínicos sobre el cáncer son seguidos de cerca por el gobierno federal (de Estados Unidos) para asegurar que sean realizados con la mayor seguridad posible. Y ofrecen acceso a tratamientos que de otra forma no estarían disponibles para ti.

Habla con tu médico acerca de cuáles ensayos clínicos pueden ser apropiados para ti.

Los nuevos tratamientos actualmente bajo investigación en ensayos clínicos incluyen:

Medicamentos que evitan que el cáncer cree nuevos vasos sanguíneos

Estos tratamientos se llaman inhibidores de la angiogénesis. Sin nuevos vasos sanguíneos, las células cancerosas son incapaces de obtener los nutrientes que necesitan para crecer. Los vasos sanguíneos también funcionan como una vía de propagación a otras partes del cuerpo.

Vacunas contra el cáncer de páncreas

Estas vacunas están pensadas como un tratamiento en lugar de prevenir la enfermedad. Las vacunas para combatir el cáncer utilizan varias estrategias para mejorar el sistema inmunológico para ayudarlo a reconocer a las células cancerosas como intrusos. Por ejemplo, una vacuna puede ayudar a preparar al sistema inmune para atacar una determinada proteína secretada por las células de cáncer de páncreas. Los estudios de vacunas contra el cáncer de páncreas todavía están en etapas muy tempranas.

Medicina alternativa

Si has sido diagnosticado con cáncer de páncreas, es posible que desees probar todos los tratamientos disponibles para curarte. Muchas personas con cáncer recurren a la medicina complementaria y alternativa cuando la convencional ofrece pocas posibilidades de curación. No se ha encontrado que ningún tratamiento complementario o alternativo combata eficazmente el cáncer de páncreas.

Sin embargo, los tratamientos médicos complementarios y alternativos pueden ayudar con los signos y los síntomas que experimentas debido a tu cáncer o al tratamiento contra el cáncer. Habla con tu médico acerca de tus opciones.

Tratamientos alternativos para ayudarte a lidiar con la angustia

Las personas con cáncer con frecuencia experimentan angustia. Algunas investigaciones sugieren que la angustia es más común en personas con cáncer pancreático que en personas con otros tipos de cáncer. Si estás angustiado, es posible que tengas dificultades para dormir y posiblemente te encuentres constantemente pensando acerca de tu cáncer. Puede que te sientas enojado o triste.

Habla acerca de tus sentimientos con tu médico. Los especialistas pueden ayudarte a clarificar tus sentimientos y te ayudarán a diseñar estrategias para enfrentarlos. En algunos casos, los medicamentos también pueden ayudar.

Las terapias complementarias y alternativas pueden ayudarte a lidiar con la angustia. Los ejemplos incluyen:

  • Terapia del arte
  • Ejercicio
  • Meditación
  • Terapia musical
  • Ejercicios de relajación
  • Espiritualidad

Habla con tu médico si estás interesado en tratamientos complementarios y alternativos.

Newsletter
Ahora ve
El GPS, con efectos secundarios en el cerebro
No te pierdas