Beber una copa de alcohol al día aumenta el riesgo de cáncer de mama

Un estudio revela que el consumo de tres a seis copas a la semana incrementa las posibilidades de desarrollar cáncer de pecho en las mujeres
Tomar máximo dos copas de alcohol te acelera el metabolismo y frena el apetito.
alcohol  Tomar máximo dos copas de alcohol te acelera el metabolismo y frena el apetito.
Autor: David Martin
(Reuters) -

Beber el equivalente de más de tres copas de vino a la semana incrementa el riesgo de cáncer de mama en las mujeres, de acuerdo con un estudio que se publicó este martes en la revista Journal of the American Medical Association.

En el estudio se encontró que una cantidad pequeña, de tan sólo tres a seis copas de vino a la semana aumentó la probabilidad de desarrollar cáncer de mama. El riesgo para desarrollarlo se incrementó junto con la cantidad de alcohol que se consumió, según los resultados del estudio. La mejor forma para medir el riesgo fue con el consumo de alcohol acumulado a lo largo de la vida.

“En este estudio no se les dice a las mujeres que 'no beban en lo absoluto'”, dice la doctora Wendy Chen, autora principal y profesora asistente de Medicina en la Escuela de Medicina de Harvard. “Realmente es (el resultado de) lo que uno hace en promedio durante un tiempo prolongado, no lo que hicieron el mes pasado, no lo que hicieron el año pasado”.

En estudios previos se mostró que un mayor consumo de alcohol se relacionó con el aumento en el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Los efectos de un consumo moderado no se habían calculado antes.

En este estudio, que financió el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, los investigadores encontraron que el riesgo aumenta un 10% por cada gramo (103.50 mililitros) de consumo de alcohol diario. Por ejemplo, las mujeres que tomaron entre tres y seis copas de vino por semana tuvieron un riesgo de cáncer de pecho 1.15 veces mayor que las mujeres que no beben.

No existe diferencia en el riesgo de desarrollar cáncer entre el consumo de vino, cerveza o licor cuando se considera la cantidad de alcohol de cada una. El vino tiene 11 gramos de alcohol por cada 118.29 mililitros; la cerveza tiene 12.8 gramos de alcohol por cada 355 mililitros; el licor tiene 14 gramos por cada copa estándar. Las mujeres que bebieron menos que el equivalente a tres copas de vino por semana no mostraron un mayor riesgo de cáncer de mama, según el estudio.

Chen dice que este estudio mostró que el alcohol se sumaba a cualquier tipo de riesgo que la mujer ya tenía de desarrollar cáncer de pecho. Por ejemplo, si una mujer tenía antecedentes familiares de cáncer de mama, con un mayor consumo de alcohol el riesgo aumentó.

Ya que el consumo moderado de alcohol se relaciona con un menor índice de mortalidad por una enfermedad cardiaca, Chen dice que las mujeres deben sopesar los riesgos y los beneficios con base en sus propios historiales clínicos.

Chen y sus colegas no encontraron diferencias en el riesgo con base en el momento de la vida en que se consumió el alcohol.

“Nuestro resultados destacan la importancia de considerar la exposición durante toda la vida cuando se trata del efecto del alcohol” en el riesgo para desarrollar cáncer, concluyeron en el estudio.

Chen y sus colegas utilizaron información del Estudio de Salud de Enfermeras, que inició en 1976, con un seguimiento a 120,000 enfermeras y en 1980 se empezó a preguntar a las participantes sobre la cantidad de alcohol que consumían. Los investigadores compararon los hábitos de beber alcohol con los 7,690 casos de cáncer de mama invasivo entre las enfermeras a quienes se les dio seguimiento.

Ahora ve
No te pierdas