10 acciones para evitar que los enfermos de Alzheimer deambulen

'Etiquetar las habitaciones', bloquear las salidas y mantenerlo ocupado son algunas formas de evitar que esos pacientes caminen sin rumbo
ancianos caminando
cuartoscuro-alzheimer  ancianos caminando  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Elizabeth Cohen
Autor: Elizabeth Cohen
(Reuters) -

Una tarde Lee Ferrero se subió a su automóvil para regresar a su casa después de una reunión de trabajo. Era un viaje que había realizado muchas veces durante varios años, y le gustaba conducir.

Varias horas después se encontró en una zona que no conocía, en un campo abierto. Se detuvo, sacó un mapa y se dio cuenta de que había conducido dos horas más después de la salida hacia su casa en Los Osos, California.

“Fue horrible. Pensé que no tenía la intención de estar ahí. ¿Cómo sucedió? Creo que me distraje”, recuerda.

Pero no fue sólo una distracción. Al visitar una clínica fue diagnosticado como paciente de las primeras etapas de Alzheimer, una forma de demencia.

“Ese viaje en automóvil fue una verdadera llamada de atención”, dice.

Después de su visita a la Clínica Mayo, la esposa de Ferrero insistió en que se realizara una evaluación profesional para asegurarse de que podía conducir con seguridad. Su forma de conducir estaba bien, el único problema era que podría viajar sin rumbo nuevamente.

Ya pasaron cinco años desde ese fatídico viaje en automóvil. La enfermedad de Ferraro lo obligó a jubilarse. Ahora tiene 64 años, no quiere estar en casa todo el tiempo, y todavía conduce.

Para disminuir la probabilidad de volver a deambular, Ferrero escribe exactamente a dónde se dirige para tener una referencia más tarde, y usa un brazalete de identificación con un número para emergencias. No ha vuelto a tener otro incidente parecido, pero sabe que en algún momento podría volverle a pasar debido al progreso de la enfermedad.

“Olvido cosas que nunca olvidaba y sé que solo va a empeorarse”, dice.

“Esta es una enorme preocupación para las familias. Les decimos que sus seres queridos pueden deambular en cualquier momento, incluso en 'viajes cortos' como ir a la cocina para preparar la cena”, dice.

Kallmyer les dice a las familias que no hay forma de vigilar a alguien las 24 horas del día, los siete días de la semana, pero hay algunas medidas para disminuir la probabilidad de que el ser querido vague y se extravíe.

1. Que tu ser querido deambule debe ser una de tus preocupaciones principales

Algunas familias se sorprenden de que su ser querido pueda caminar sin rumbo. Lawrence Schonfeld, un experto en Alzheimer, se dio cuenta de que algunas veces las familias se olvidan del enorme riesgo que hay de que la persona deambule, porque están abrumadas con otros aspectos de la enfermedad de Alzheimer. Eso puede ser un error fatal.

“Las familias se preocupan de que su ser querido deje encendida la estufa de la cocina, o se molestan cuando les pregunta lo mismo una y otra vez. Que caminen sin rumbo no siempre es su principal preocupación”, dice Schonfeld.

2. Date cuenta de las advertencias que indican que puede empezar a deambular

Puede pasar en cualquier momento, pero es más probable en algunas situaciones, como cuando alguien con demencia se encuentra en un lugar desconocido.

Las personas con Alzheimer y otras formas de demencia a menudo dejan pistas de que están a punto de deambular. Si tu ser querido comienza a hablar sobre su antiguo trabajo y su casa de la infancia, es posible que intente salir a buscarlos, afirma Schonfeld.

3. Distráelo

No digas: “Papá, tienes 30 años sin trabajar”, o “mamá, ya estás en casa”. El razonamiento no funcionará. En lugar de eso debes distraerlos.

Si dice que quiere ir a trabajar, puedes responder: “Está bien, busca tus zapatos”. En el momento en que se ponga sus zapatos, ya habrá olvidado que iba a trabajar, explica Schonfeld.

4. Bloquea (o esconde) las salidas

Por razones de seguridad, nunca debes encerrar a una persona con demencia en una casa sola. Si alguien está con ella puedes bloquear las puertas. También puedes comprar tapices que simulen libreros, para que no se dé cuenta de que está frente a una puerta. O puedes optar por poner un candado en la parte inferior de la puerta, pues no buscará un candado en un lugar tan poco común.

5. Etiqueta las habitaciones

Algunas veces las personas con demencia deambularán para buscar el baño o un vaso con agua y mientras lo hacen pueden distraerse y salir de la casa. La Clínica Mayo sugiere que coloques una fotografía de un inodoro en la puerta del baño o comida en la puerta de la cocina, para que puedan encontrar más fácilmente lo que necesitan.

6. Mantenlo ocupado

“Algunas personas deambulan debido al aburrimiento, o porque nadie les presta atención. No es bueno que pasen mucho tiempo viendo la televisión. Haz que laven los trastes contigo, o que doblen la ropa”, dice Kallmyer.

También puedes inscribir a tu ser querido en un programa de cuidados para adultos para que tenga actividades interesantes. 

7. Sal a caminar

“Que camine o haga ejercicio contigo. Puede estar tan cansado después, que querrá sentarse por un rato”. Incluso si no está cansado, la actividad social de caminar podría ser suficiente para evitar que deambule buscando compañía, dice Schonfeld.

8. Dale un lugar seguro para que deambule

Crea una ruta hacia las habitaciones de tu casa como un lugar para que tu ser querido camine, o un camino circular en un patio trasero con cerca, aconsejan especialistas de la Clínica Mayo.

9. Considera la posibilidad de usar tecnología

Algunos dispositivos te avisan si la puerta de tu casa está abierta. Otros te avisan si tu ser querido se alejó de cierta zona. Incluso puedes colocar un GPS en un brazalete o zapato y entonces lo podrás encontrar fácilmente.

La Asociación del Alzheimer tiene una reseña de los dispositivos electrónicos que hacen más fácil seguir a los pacientes con Alzheimer.

10. Encuentra el centro de atención adecuado

Muchas familias no están seguras de que pueden mantener con seguridad a su ser querido con demencia en hogar. Schonfeld recomienda que al buscar un asilo o centro de atención revises si hay quejas sobre ellos.

También debes asegurarte de formular las preguntas correctas, como:

“¿La puerta está supervisada, electrónicamente o con personal?”.

“¿Tienen dispositivos electrónicos para vigilar a las personas que deambulan? Y también pregunta sobre la estrategia que siguen cuando alguien se extravía momentáneamente”, dice Shonfeld.

Ahora ve