Fumar tras una cirugía de senos puede ocasionar la caída de los pezones

Un cirujano plástico advierte que consumir cigarrillos antes o después de un levantamiento de pechos puede provocar la muerte del tejido
silicona
implantes silicon  silicona  (Foto: )
  • A+A-
Por: Anthony Youn
Autor: Anthony Youn | Otra fuente: 1
NULL

Nota del editor: Anthony Youn es un cirujano plástico de Detroit, Estados Unidos. Es autor de In Stitches, una memoria humorística sobre sus raices asiáticas y su crecimiento en América, hasta convertirse en médico.

(CNN) — Me asusta que, a pesar de mis advertencias, una paciente de levantamiento de senos fume antes o después de la cirugía y provoque que sus pezones se pongan negros y se caigan.

Las fumadoras que se someten a levantamiento de pechos corren un gran riesgo de perder sus pezones y lo he visto.

La nicotina de los cigarrillos y el monóxido de carbono en el humo puede disminuir el flujo de sangre a diferentes partes del cuerpo. Estas toxinas actúan como un torniquete virtual. Si el flujo sanguíneo a una parte del cuerpo se reduce en gran medida o se detiene, esa parte del cuerpo muere.

En mi libro de memorias In Stitches, conté la historia de una fumadora cuyos pezones se pusieron morados después de una cirugía de levantamiento de senos. El púrpura es precursor del negro. Y el negro es precursor de que se le cayeran. Para salvar a la paciente y a sus pezones, recurrimos al único tratamiento disponible; una técnica medieval: usamos sanguijuelas.

Debido a la mecánica del flujo de la sangre, cuando éste es insuficiente, lo cual ocurre cuando se fuma, las venas más pequeñas a menudo fallan. Esta insuficiencia resulta en una acumulación de sangre vieja (venosa) en la parte del cuerpo, provocando que se torne púrpura. Si la acumulación de sangre vieja es lo suficientemente grave, el color púrpura eventualmente puede volverse negro. Es entonces cuando sabemos que esa parte del cuerpo —dedo del pie, dedo de la mano o pezón está muerto.

Utilizamos las sanguijuelas para literalmente succionar el exceso de sangre venosa de esa parte del cuerpo, actuando como una vena conectable. La sanguijuela drena la sangre vieja, haciendo que pase del color púrpura a un rosa saludable. Colocamos sanguijuelas de forma intermitente hasta que la parte del cuerpo crea nuevos vasos sanguíneos. Esto puede tomar varios días.

No hace mucho tiempo, durante una consulta para un levantamiento de senos, una paciente, Susan, admitió fumar una cajetilla diaria. Le dije que eso puede retrasar la curación y le di instrucciones para dejar de fumar al menos un mes antes de la cirugía y no y no hacerlo un mes después. Varios meses después, cuando llegó al hospital para su levantamiento de senos, olía a cenicero.

“Susan, pensé que habías dejado de fumar”.

“Lo hice. Bueno, por un tiempo. Es muy difícil dejarlo, doctor Youn”.

“Lo sé”, dije. “Pero éste es un gran problema. Podría haber grandes problemas de curación si fumas antes o después de la cirugía”.

“Entiendo. Pero quiero seguir adelante con la operación de todos modos. Estaré bien”.

Ella no estaba escuchándome. Necesitaba hacerla entender. “Susan, escúchame. Si te opero, tus pezones podrían volverse negros y caerse”.

Abrió mucho sus ojos. “¿Quiere decir que... no tendría pezones?”

“Sin pezones. Eso es lo que fumar puede hacerte”.

Susan se ruborizó. Alzó la voz. “Doctor Youn, tomé una semana de descanso en el trabajo para esta cirugía. Tuve que poner mi vida en suspenso durante una semana entera. Si me hubiera dicho que iba a perder mis pezones por fumar, lo hubiera dejado para siempre. Esto es culpa suya”.

Sí. En serio. Susan me culpó por los inconvenientes.

Gracias a ella, he cambiado de política. Además de la Advertencia del Cirujano General de Estados Unidos que aparece en las cajetillas de cigarrillos, ahora ofrezco la advertencia del Cirujano Plástico a todas mis pacientes fumadoras: si vas a realizarte un levantamiento o una reducción y fumas, tus pezones podrían ponerse negros y caerse. Si vas a realizarte una abdominoplastia y fumas, puedes contraer una infección que resultará en una gran herida abierta que tardará tres meses en sanar. Si vas a realizarte un estiramiento facial y fumas, la piel de tu mejilla podría ponerse negra y desprenderse, dejando expuesta la grasa.

Imagina como lucirías con el aspecto de Dos Caras de Batman: The Dark Knight.

¿Y realmente quieres que utilice el tarro de las sanguijuelas?

Fumadores, han sido advertidos.

Ahora ve