El número de personas con demencia se triplicará para 2050: OMS

El aumento de la población y de la longevidad provocarán una epidemia de problemas mentales, según el organismo internacional
enterga de tarjeta de pension alimentaria
ancianos-adultos-mayores  enterga de tarjeta de pension alimentaria  (Foto: )
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

El número de personas con demencia en el planeta se triplicará para 2050 debido al aumento de la población y el incremento de la longevidad, de acuerdo con el informe Demencia: una prioridad de salud pública, elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la entidad Enfermedad de Alzheimer Internacional (ADI, por sus siglas en inglés).

"Tenemos que parar esta epidemia porque las consecuencias para los sistemas públicos de salud pueden ser catastróficas”, advirtió en rueda de prensa Marc Wortmann, director ejecutivo de la ADI,  según un reporte de EFE.

“Calculamos que hay un nuevo caso de demencia cada cuatro segundos, lo que significa 7,7 millones cada año, cuando hace una década era uno cada 10 segundos", añadió.

Entre dos y ocho personas de cada 100 mayores de 60 años sufren demencia, según datos del estudio de la OMS.

Actualmente hay cerca de 35.6 millones de personas que padecen demencia, una cifra que se duplicará en 2030, cuando se supere los 65.7 millones, mientras que para 2050 se prevé que la cifra se triplique y llegue a 115.4 millones.

México será un país de ancianos en 2050. En ese año se calcula que habrá 140 millones de habitantes en el país, de los cuales, 36 millones tendrán más de 60 años, una cifra mayor al número de jóvenes (27.9 millones), según una proyección de la Oficina del Censo de Estados Unidos.

La demencia afecta particularmente a personas que viven en países con ingresos medios o bajos (58%), una proporción que aumentará en un 25% debido a la cada vez mayor longevidad en dichas naciones.

El aumento de la demencia se debe al crecimiento de la población, el aumento general de la longevidad y el incremento de la detección de la enfermedad gracias a mejores métodos de diagnóstico.

La demencia es un síndrome, generalmente crónico, que provoca un deterioro de las funciones cognitivas mayor al causado normalmente por el envejecimiento.

El padecimiento afecta la memoria, el razonamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje, el comportamiento y la aptitud de realizar las actividades cotidianas.

El mal de Alzheimer es la causa más común de demencia y es el origen de casi un 70% de los casos.

Intentar mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por la demencia cuesta anualmente 604,000 millones de dólares, según cálculos de la ADI y la OMS.

Solo ocho países en el mundo tienen un programa nacional de lucha contra la demencia, lo que dificulta el diagnóstico precoz, uno de las principales dificultades en la lucha contra la enfermedad, según el informe.

La ausencia de diagnóstico es un problema mayor, e incluso en los países de altos ingresos la demencia solo se detecta de forma precoz entre un quinto y la mitad de los casos.

En general, la enfermedad se diagnostica cuando está en un estado avanzado.

"No tenemos una cura para la enfermedad pero una diagnosis precoz permite empezar tratamientos que pueden alterar el proceso de deterioro y explicar a la familia los extremos de la dolencia", explicó Sheckhar Saxena, director de salud mental de la OMS, según un reporte de EFE.

El informe propone una sensibilización general ante la enfermedad para que deje de ser un estigma que contribuye al aislamiento social tanto del enfermo como de su cuidador.

El documento recuerda que las personas que cuidan a enfermos con demencia están particularmente expuestas a padecer trastornos mentales, como la depresión o la ansiedad.

Los cuidadores, que en su amplia mayoría son cuidadoras, se enfrentan a dificultades económicas porque deben dejar de trabajar o reducir su jornada laboral para poder atender a los enfermos.

Ahora ve