Los jóvenes envían mensajes de texto mientras conducen pese a advertencias

Los adolescentes conocen los riesgos asociados con escribir mensajes de texto en el celular mientras conducen, pero mantienen esa conducta
woman tech
car auto automovil coche telefono celular movil smartphone s  woman tech  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Georgiann Caruso
(CNN) -

Noticias de última hora: Enviar mensajes de texto desde tu teléfono celular mientras te encuentras al volante podría tener graves consecuencias catastróficas.

Dejando el sarcasmo de lado, es probable que a estas alturas ya hayas escuchado sobre los peligros de usar tu celular mientras manejas.

Ya sabes que en México y en algunos estados de Estados Unidos se prohíbe enviar mensajes por el móvil mientras se conduce y la gente a veces hace caso.

Pero los accidentes siguen en las primeras causas de mortalidad de los jóvenes. Un grupo de adolescentes está tomando las riendas del asunto.

Decididos a educar a sus pares acerca de  los peligros de enviar mensajes mientras se conduce, un grupo de estudiantes líderes comenzó la Generation tXt.

Este grupo se enfoca en las personas que están aprendiendo a manejar.

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Oklahoma dirigieron a los estudiantes en la realización de un estudio de 30 adultos jóvenes de entre 15 y 19 años de edad.

Más de la mitad llevaba menos de un año conduciendo, pero todos compartían una habilidad: eran expertos en enviar mensajes por móvil.

“Por lo general, ellos [los adolescentes] saben que es peligroso”, dijo Mark D. Fox, quien dirigía a los adolescentes. “Saben que es la distracción número uno y siguen haciéndolo”.

Fox dice que el 80% de los jóvenes “admite, al menos ocasionalmente, que envía mensajes mientras conduce”.

“El riesgo de prohibirlo reside en el hecho de que, puesto que lo harán de cualquier forma, entonces intentarán esconder el teléfono bajo el nivel del tablero. Esto hará que bajen la mirada y puede ocasionar un riesgo mayor”, añadió Fox.

Para el estudio, los estudiantes utilizaron simuladores de manejo. Se hizo un conteo de la cantidad de choques con otros autos y de golpes a peatones, así como de los momentos en que casi chocaron y se hicieron acreedores a infracciones.

Los jóvenes conductores viraban bruscamente entre carriles y tenían más choques cuando enviaban mensajes, sin importar que el teléfono se encontrara a la vista o no.

Glade Inhofe, estudiante de preparatoria y autor principal del estudio, dijo que los resultados muestran que no hay una posición “mejor” o más “segura”. El hecho de que el teléfono no esté a la vista no significa que no esté en nuestra mente.

Una nueva investigación de la Universidad de Washington descubrió que el uso compulsivo del móvil –el hecho de anticiparse a llamadas o mensajes– se asociaba de manera significativa a choques anteriores entre estudiantes.

El mensaje: no es necesario que estés enviando mensajes o hablando de manera activa para conducir directo a la zona de peligro.

Ahora ve