Qué es y cómo daña la salud el uso de la marihuana sintética o 'spice'

El uso prolongado de esta sustancia, creada con químicos y en laboratorios clandestinos, puede causar pérdida de la memoria y psicosis
Sin Pie de Foto
marihuana  Sin Pie de Foto  (Foto: )
  • A+A-
Por:
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

¿Qué es?

La marihuana sintética también conocida como spice o K2, es una droga creada a partir de plantas que han sido rociadas con químicos, que produce efectos similares a los de la marihuana. Las sustancias contenidas en el producto intentan imitar la sustancia HTC, el ingrediente clave de la marihuana, según la Agencia Antinarcóticos de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés).

Esta droga adquirió popularidad en Estados Unidos por ser legal y gracias a que podía ser adquirida en tiendas de autoservicio, gasolineras y mediante pedidos en páginas de internet, donde es comercializada bajo el nombre de inciensos herbales.

Los químicos usados para fabricar la marihuana falsa son JWH-018, JWH-073, JWH-200, CP-47,497 (contenidos en CP-47,497) fueron clasificados por la DEA como sustancias controladas de Tipo 1, una categoría reservada para sustancias poco seguras y muy adictivas que no tienen uso médico.

Síntomas y riesgos

La marihuana falsa produce euforia y efectos psicoactivos similares a los asociados con la marihuana. "Los médicos en las salas de emergencia han reportado que las personas que usan este tipo de productos pueden experimentar efectos secundarios serios que incluyen: convulsiones, ataques de ansiedad, ritmo cardiaco elevado, aumento en la presión sanguínea, vómitos y desorientación", según un comunicado de prensa publicado por la DEA en 2011.

Debido a que se ha realizado poca investigación sobre la droga, los pediatras están preocupados sobre los efectos de esta droga en el cerebro de los consumidores adolescentes. Los expertos advierten sobre el riesgo de pérdida de memoria y psicosis si se consume por largos periodos.

El uso de drogas sintéticas es cada vez más común debido a la facilidad con la que pueden comprarse y producirse. Otro de los riesgos del consumo de esta  droga es la posibilidad de que sea mezclada con otras sustancias al fabricarse en laboratorios clandestinos.

"Las drogas sintéticas y los productos de herbolaria como el Spice y el K2 no se fabrican en un ambiente controlado y por ello se juega a la ruleta rusa cuando se consumen", dijo Dawn Dearden, vocera de la DEA, a CNN en 2010.

La Asociación Americana de los Centros de Control de Envenenamiento en Estados Unidos reportó 13,000 llamadas para tratar problemas derivados del uso de drogas sintéticas en el 2011. “En el 60% de los casos estuvieron involucradas personas menores de 25 años”, dijo Deborah Carr, miembro de la asociación.

Un estudio publicado en Estados Unidos en 2011 concluyó que uno de cada 10 estudiantes de preparatoria consumen marihuana sintética, mientras que el consumo de alcohol y tabaco registraron su nivel más bajo entre los jóvenes.

En México las drogas sintéticas más populares son las metanfetaminas (también conocida como éxtasis), cuyo consumo (de 2006 a 2008) aumentó seis veces en un periodo de seis años, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Adicciones 2008. La venta de marihuana sintética en el país se hace a través de cuentas de correo electrónico en las que se realizan los pedidos y que son promocionadas en blogs y páginas web.

El K2 o spice ha sido prohibido en algunos países europeos como Gran Bretaña, Alemania, Polonia y Francia. Estados Unidos también prohibió su uso en 18 estados, con multas de 1,000 dólares y hasta seis meses de prisión para quien la porte.

Ahora ve