Algunos sobrevivientes de ataques como el de Colorado sienten culpa

Las víctimas pueden desarrollar sentimientos de culpa por salir vivos de un evento como el tiroteo de Colorado, en el que muchos murieron
Recuento del tiroteo en cine de Colorado
Elizabeth Landau
Autor: Elizabeth Landau
(Reuters) -

A raíz de una tragedia como la del tiroteo en el cine en Colorado, Estados Unidos, algunos sobrevivientes se preguntan por qué se salvaron ellos y otros no.

“Estás feliz de estar vivo, pero luego te sientes triste, porque sabes que algunas personas murieron”, dijo Eric Hunter, un testigo del tiroteo la semana pasada en Aurora. “Sabes que murieron niños. Deseas, ya sabes, ¿por qué no yo, en lugar de ellos? Simplemente te sientes mal”.

Jennifer Seeger, otra testigo, dijo: “Escuché que le disparó a una niña de seis años. Y pensaba todo el tiempo, ya sabes, ‘¿cómo llegué a ser tan afortunada?’ (…) Tengo 22 años. He vivido mi vida. Sabes, amaría haber recibido la bala para que esa niña de seis años viviera su vida”.

Entre las 12 víctimas del tiroteo hubo tres hombres que fueron heridos de muerte mientras salvaban a sus novias. Jansen Young es una de las mujeres que sobrevivió gracias a que su novio, Jon Blunk, de 26 años, la protegió de las balas.

“Veo eso y sé que hubiera hecho lo mismo si los papeles se hubieran invertido, y si hubiera podido recibir la bala por él, lo hubiera hecho”, dijo Young al canal afiliado de CNN, KTVX.

Cuando una persona sobrevive a un incidente traumático en el que otros murieron, especialmente los seres queridos, es común sentirse culpable por vivir. La culpa del sobreviviente puede ser una respuesta inmediata a una tragedia, y la intensidad de los sentimientos depende del individuo, dijo Rusell Jones, un psicólogo en Virginia Tech, quien ayudó a las víctimas de la escuela después de un tiroteo en 2007.

Es importante entender qué significa la culpa del sobreviviente para la persona, dijo Melissa Brymer, directora de los programas de Terrorismo y Desastres en el Instituto Neuropsiquiátrico de la UCLA, Estados Unidos. Muchas veces, aseveró, es una expresión de duelo y pérdida.

Las personas pueden sentir que alguien más fue lastimado por su culpa. Quizá pudieron haber estado en donde ocurrió, pero por coincidencia, no fueron. O quizá puede ser que alguien hizo algo heroico, quizá incluso morir para salvar la vida de esa persona, y “aprecian lo que ocurrió, pero luchan con el hecho de que están vivos y su ser querido no lo está”, dijo Brymer.

Para algunas personas, la culpa del sobreviviente es solo parte de la serie de sentimientos complejos después de experimentar un evento traumático que involucra muertes y una forma de duelo. Pero puede consumirlo todo e impedir el funcionamiento de las personas.

Descansar y tomarse el tiempo para procesar lo ocurrido puede ayudar a que los sobrevivientes hagan frente a la situación, dijo Jones. Buscar apoyo de los amigos, la familia y la comunidad o los líderes religiosos puede ayudar a un individuo a trabajar para superar los sentimientos difíciles.

Pero si hay culpabilidad y ansiedad persistentes, Jones recomienda consultar a un profesional en salud mental. Un sobreviviente puede experimentar síntomas de trastorno de estrés postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés) y depresión que requieren tratamiento formal.

“Si tienen cambios de comportamiento, en sus emociones o con sus relaciones con otros, entonces queremos asegurarnos de que las personas obtengan ayuda”, dijo Brymer.

Desafortunadamente, las personas que necesitan ayuda a menudo no la buscan, dijo Jones.

“Muy a menudo, hay un estigma por recibir ayuda de un profesional de salud mental”, dijo Jones. “Por lo tanto, siguen sin buscar tratamiento, a menudo hasta que llegan a un punto de ruptura”.

Aproximadamente entre el 8% y 15% de las personas que experimentan traumas desarrollan síntomas severos de PTSD que persisten y requieren de ayuda profesional, dijo Jones. Con apoyo, a las personas generalmente les va bien, dijo.

Los síntomas clásicos incluyen pensamientos intrusivos, recuerdos perturbadores involuntarios (flashbacks) y pesadillas. Las personas pueden evitar cualquier cosa que les recuerde lo ocurrido y se les dificulta prestar atención y concentrarse. Pueden emparejarse con depresión y sentimientos suicidas.

Con el tiempo, estos síntomas pueden llevar a un PTSD completamente desarrollado, especialmente si la persona tiene un historial de enfermedades mentales. Los traumas previos, el estrés, la pérdida de estabilidad financiera, y el duelo por la pérdida de familiares y amigos también son factores de riesgo, dijo Jones.

Hay varias estrategias de tratamiento que se ha demostrado que ayudan a las personas con culpa de sobreviviente y síntomas de PTSD, destacó.

La exposición es un elemento central de estas estrategias. Lograr que las personas hablen sobre el evento y lo asimilen al día a día son elementos clave, dijo Jones.

Los terapeutas también pueden llevar al individuo al lugar donde la tragedia ocurrió y permitir que la persona exprese sus pensamientos, sentimientos y emociones.

Los terapeutas pueden enseñar a sus clientes habilidades de relajación y respiración para aliviar la ansiedad y enfatizar los pensamientos positivos.

Con el tiempo, el apoyo social y a veces el tratamiento, muchos de los pensamientos problemáticos son aliviados completamente, dijo Jones.

Si conoces a personas que podrían estar experimentando la culpa de sobreviviente, contáctalos frecuentemente, dijo Brymer. ¿Qué tanto consume sus vidas? ¿Pueden atender sus necesidades básicas? ¿Están tan abrumados por sus sentimientos que están atascados?

Una de las estrategias para afrontarlo es hacer algo significativo para alguien más, dijo Brymer. Las organizaciones que ayudan a las personas que han sobrevivido a violencia o desastres naturales, o los grupos de defensa, pueden ser buenas opciones para personas que tratan de superar una tragedia como el tiroteo de Colorado.

También puede ser importante para un sobreviviente honrar a aquellos que murieron, dijo Brymer.

“Si alguien ha muerto, ¿hay algo que puedas hacer que sea significativo y representativo de esa persona?”, dice. “¿Hay algo que puedas hacer para desatascarte, para que puedas hacer algo poderoso y significativo para alguien más?”.

Algunas personas también pueden cambiar las expectativas de su futuro como resultado de sobrevivir a un incidente traumático. Por ejemplo, Young dijo a Today de NBC, que no estaba segura de permanecer en Colorado. Es importante asegurar que los cambios de la vida no son negativos, dijo Brymer.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“Las personas necesitan saber que esto es muy común, pero que en realidad no hay nada que pudieran haber hecho, y seguir con sus vidas”, dijo Jones.

Nota del editor: Si experimentas pensamientos suicidas, llama al centro de asistencia psicológica de la Universidad Nacional Autónoma de México al 01(55)56222288.

Ahora ve
Mira cómo la tecnología te ayuda a ser más incluyente #DiálogosExpansión
No te pierdas
×