La claustrofobia fue el principal miedo de Felix Baumgartner en su salto

El uso de un traje rígido, diseñado para protegerlo de las gélidas temperaturas en la estratósfera, provocaba ansiedad al deportista extremo
| Otra fuente: CNNMéxico

Cuando Felix Baumgartner realizó su salto desde la estratósfera, no fue la caída libre desde 39,000 metros de altura lo que le asustó, sino la sensación de claustrofobia que le ocasionaba su traje presurizado, según el sitio de noticias Wired.

Felix debía usar un traje presurizado y un casco para protegerse de las gélidas temperaturas de hasta -56 grados centígrados, y de la presión que ejerce la altitud de la atmósfera, que pudo haber vaporizado su sangre. 

Durante los cinco años en los que se preparó para el salto, el uso del traje hizo que su temor se disparara. “Empezó a sufrir ataques de pánico cuando tenía que pasar horas encerrado dentro del rígido traje presurizado”, según The New York Times.

Para ayudar a Baumgartner a superar esta sensación, su equipo llamó al psicólogo y experto en deportes extremos, Michael Gervais. Según el especialista, Baumgarter estaba mucho más preocupado por el traje que por el salto mismo. Así que su primera tarea fue ayudarlo a concentrarse nuevamente en su meta, según Wired.

Gervais también ayudó al deportista con técnicas de respiración que él llama "respiración de combate" y 'auto pláticas' positivas que lo ayudarían a calmarse. Además, el psicólogo puso a Baumgartner, de 43 años, en situaciones cada vez más difíciles que lo ayudaran a controlar su miedo.

Felix, un exmilitar autriaco, tuvo que soportar el traje durante muchas horas en preparación para su salto.

“Creamos una situación para poner a una persona al borde del pánico (…) Imagina hacer eso repetidamente por más de 30 horas de entrenamiento y al final de ello, tienes el control de cómo funciona tu mente, y respiras en libertad en esos momentos”, dijo Gervais a Wired.

Aunque El Temerario Felix ha hecho más de 2,500 saltos, desde edificios emblemáticos como las Torres Petronas en Malasia, el Cristo Redentor de Río de Janeiro, nunca antes había tenido que usar este tipo de traje.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Durante el salto tuvo que usarlo por más de dos horas, tiempo que tardó el ascenso de la cápsula suspendida por un globo aerostático que lo llevó a la estratósfera.

El equipo de Baumgartner asegura que en un punto de su recorrido sí logró romper la barrera del sonido. Aunque este dato tendrá que ser verificado por expertos independientes al experimento.

Ahora ve
Guerrero está bajo el asedio de 10 cárteles y más de 50 bandas criminales
No te pierdas
×