Niños, háganse a un lado: la celebración de Halloween es para los adultos

Los primeros adultos en celebrar la festividad fueron quienes vivían en los barrios de comunidades 'gay' en Estados Unidos en 1970
disfraz halloween adultos
disfraz halloween adultos  disfraz halloween adultos  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Grace Wong
Autor: Grace Wong
(Reuters) -

Alguna vez fue dominio de los niños; pero hoy, Halloween es decididamente un asunto de adultos, repleto de estruendosas fiestas, atrevidos atuendos y decoraciones costosas.

Según la Federación Nacional de Minoristas en Estados Unidos (NRF), se calcula que el 71.5 de los estadounidenses están planeando celebrar Halloween este año, a diferencia del 52.5% que lo hizo en 2005.

“Gran parte del crecimiento proviene directamente de los adultos que empiezan a celebrar la noche de Halloween desde un mes antes”, dice la vocera de la NRF, Kathy Grannis. “Definitivamente vemos que ya no es tan solo una festividad infantil”.

Además, la tendencia es mundial. Durante los últimos cinco años la festividad ha crecido considerablemente fuera de Estados Unidos, de acuerdo con Lisa Morton, autora de The Halloween Encyclopedia y de Trick or Treat: A History of Halloween (Dulce o truco: la historia del Halloween).

En Gran Bretaña, “desde 2009 ha habido un incremento de casi el 700% en la venta de disfraces para adultos”, dice. También está creciendo en Japón, en donde los disfraces son una añeja tradición.

¿Por qué los adultos celebran Halloween?

El cambio en la celebración infantil a una de adultos puede ser rastreado a 1970, cuando los festivales de Halloween que se celebraban en las calles de los vecindarios gay en Estados Unidos empezaron a transformarse en fiestas de adultos adornadas con disfraces fastuosos y excesivos.

A mediados de la década de 1980, Halloween obtuvo aún más popularidad entre los adultos con la ayuda de la Coors Brewing Company, que lanzó una campaña publicitaria en la que se presentaba la anfitriona de programas de televisión de horror, Elvira. De acuerdo con Morton, la campaña ayudó a que la macabra noche se volviera un “festival de cerveza”, similar al domingo del Súper Tazón o al día de San Patricio.

Los minoristas aprovecharon el ambiente festivo y respondieron a la demanda de los atuendos teatrales. Pirata pin-up, enfermera atrevida y hasta un Abelardo sexy (el personaje del programa infantil, Plaza Sésamo); la lista continúa.

Los diminutos atuendos para Halloween han estado a la venta desde que se comercializan los disfraces; sin embargo, durante la última década la prevalencia de los disfraces sensuales ha cobrado auge, de acuerdo con Lesley Bannatyne, autora de Halloween Nation: Behind the Scenes of America's Fright Night (Nación Halloween: Detrás de las escenas de la noche de espantos de Estados Unidos).

¿De dónde surge el deseo de mostrar tanta piel en esta festividad en particular, que coincide con la época del año en que las temperaturas del hemisferio norte empiezan a disminuir?

“Sea cual sea la categoría en la que te encuentres, Halloween es el momento para salir de ella; para algunas personas, la sensualidad y la excentricidad es su forma de hacerlo”, dice Bannatyne. Halloween es visto como una festividad secular inclusiva, abierta para todos y lo suficientemente flexible como para adaptarse a la corriente cultural predominante, agrega.

El gran negocio de asustar

Quienes defienden el folclor dicen que Halloween empezó como una festividad pagana para celebrar el Año Nuevo celta, y evolucionó hasta convertirse una oportunidad comercial multimillonaria.

LA NRF calcula que los gastos en Halloween, tan solo en Estados Unidos, llegarán este año a la cifra nunca antes vista de 8,000 millones de dólares. Se espera que el consumidor promedio gaste 80 dólares en disfraces, dulces y decoraciones.

En el Reino Unido, Planet Retail pronostica que las ventas de Halloween alcanzarán los 549 millones de dólares, un 12% más que en 2011. Los adultos están contribuyendo a ese aumento.

“Durante los últimos años, se han celebrado más fiestas de adultos a lo largo del fin de semana y se ha vuelto un evento muy importante”, dice Nicole Parker-Hodds, analista asociada de Planet Retail.

Morton dice que Halloween es una fiesta que cambia con el tiempo: “Tiene ciclos y cambia su identidad cada 40 años, más o menos”.

Su reencarnación en fiesta comercial para adultos puede ser fugaz, pero por ahora, el negocio prospera.

Ahora ve