Una nueva era comenzó con un homenaje a la gastronomía maya

Chefs internacionales dieron la bienvenida a un nuevo baktún con una cena para honrar el sazón de la cultura prehispánica
cena
cena-maya  cena
Autor: Roberto Gutiérrez Durán | Otra fuente: CNNMéxico

La celebración de un nuevo Baktún del calendario maya fue el mejor pretexto para deleitar una exclusiva cena en honor a la gastronomía maya. El convento de Izamal fue el escenario ideal para la celebración que se realizó la noche del pasado 21 de diciembre.

El banquete Homenaje a los mayas de siempre, principio de un nuevo siglo consistió en nueve tiempos elaborados con la maestría de siete chefs mexicanos y dos extranjeros (entre ellos el mejor del mundo).

La experiencia comenzó con una entrada de chip de recaudo negro y chicharrón de pollo vistosamente colocados sobre la rama de un árbol, realizada por el chef Luis Felipe Barocio, uno de los organizadores del evento.

René Redzepi, reconocido como uno de los mejores del mundo, rindió homenaje a los ingredientes yucatecos con una jícara llena de frutas y vegetales acompañadas de un caldo rebosante de sabores.

Barbacoa de vegetales, grandes sabores del mar como el pez león y la langosta, el achiote, la calabaza, el chilmole y el xtabentún, un licor de origen maya elaborado con miel fermentada de abeja, inundaron los platillos realizados por los chefs mexicanos como Jair Téllez, Benito Molina, Guillermo González y Enrique Olvera.

El sazón oaxaqueño también se hizo presente con su tradicional mole almendrado con chicatana, una hormiga voladora oriunda de ese estado, sobre cerdo pelón, una especie endémica de la península yucateca. El platillo estuvo a cargo del chef Alejandro Ruiz del restaurante Casa Oaxaca. 

Roberto Solís, organizador del festín y chef del restaurante Néctar, cerró la cena con un postre hecho a base de distintas texturas de coco y un pan de almendra.

El banquete tuvo alrededor de 70 asistentes, quienes compraron su boleto a 5,000 pesos.        

Se realizaron actividades previas como recorridos por las ciudades de Mérida, Izamal y Valladolid, talleres artesanales y un espectáculo de luz y sonido en el convento de San Antonio de Padua. Además, de una plática con un experto sobre el calendario maya.

Ahora ve
No te pierdas