Cómo sobrevivir a las fiestas de Año Nuevo

La deshidratación es el factor principal para el malestar después de emborracharse. Conoce cómo combatir la 'cruda' posterior a las fiestas
resaca_cruda
resaca_cruda  resaca_cruda  (Foto: )
  • A+A-
Por: /
(CNN) -

La temporada de fiestas por el fin de año es para comer, beber y estar alegres. Pero demasiada felicidad a veces resulta en una resaca que definitivamente no es para celebrar.

La deshidratación es el factor principal para el malestar después de emborracharse, a medida que el cuerpo se recupera del consumo en exceso.

Te presentamos algunos mitos y verdades de la resaca, así como consejos para que te sientas mejor.

Verdad: mantente hidratado

El alcohol es un diurético, por lo que el nivel de agua que eliminamos del cuerpo aumenta. La deshidratación que provoca es en gran parte el malestar que sentimos la mañana después.

Por eso, la mejor manera de recuperarte es mantenerte hidratado, de acuerdo con el médico Gary J. Murray, director de la división de Metabolismo y Efectos para la Salud del Instituto Nacional del Abuso del Alcohol y Alcoholismo.

Intenta alternar bebidas alcohólicas con no alcohólicas durante la fiesta, en especial con agua.

Si no lo hiciste, no te preocupes, tomarla antes de dormirte te ayudará a la mañana siguiente, de acuerdo con Murray.

Mito: medicina para el dolor antes o después de dormir

Tomar una aspirina o cualquier otro medicamento para el dolor para combatir la resaca tiene sus contras.

Definitivamente no se recomienda consumirlas después de una noche de beber y antes de dormir, dice Murray, porque el medicamento puede tener un efecto adverso en tu cuerpo al mezclarse con el alcohol.

Por ejemplo, tomar una medicina que contiene paracetamol (como Tylenol) y alcohol puede causar daño al hígado, mientras que tomar una aspirina genera riesgo de hemorragias.

Puedes tomar ibuprofeno al despertar, si no hay signos de náuseas o dolor abdominal superior. 

Sin embargo, “probablemente es mejor esperar” y tomar agua primero, dice Murray.

Verdad: come antes

“Sin duda, es mejor tener comida en tu estómago”, señala Murray.

Come algo ya sea antes o durante la noche en que beberás: la comida hace lenta la absorción de alcohol en tu cuerpo, así que te sentirás mejor al día siguiente. Las comidas con grasas funcionan mejor.

Además, comer “le da algo qué hacer a tu boca en lugar de solo beber un trago”, dice Murray.

Mito: la cafeína lo cura todo

Una taza de café no precisamente te ayudará a superar la resaca pronto. Como la aspirina, la cafeína puede aliviar un efecto secundario (en este caso, la somnolencia después de una noche de fiesta) pero no combate el principal problema.

Murray indica que la cafeína te despierta un poco, pero no te ayuda (ni te daña) más allá de eso.

Mito: despertar borracho

Se necesitaría una verdadera noche de tomar y tomar para amanecer borracho la mañana siguiente, explica Murray.

En lugar de eso, probablemente solo tendrás una gran resaca. En ese caso, tu mejor apuesta es hidratarte y comer algo ligero.

Verdad: duerme y come bien

La Biblioteca Nacional de Medicina de EU recomienda un enfoque conservador el día después de embriagarte: duerme y come tanto como puedas, para que le des a tu cuerpo lo que no obtuvo mientras tomaste, combustible para absorber alcohol y sueño para reenergizar al cuerpo

Pero recuerda siempre el mejor remedio contra la resaca, de acuerdo con Murray: “No tomes”.

Ahora ve