Tu salud actual determinará la edad y condiciones de tu retiro

El ahorro y la salud mental y física condicionan la edad del retiro, una buena planificación de actividades es básica para gozarlo
benedicto_papa
benedicto_papa  benedicto_papa  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Roberto Marmolejo Guarneros | Otra fuente: CNNMéxico

El 28 de febrero, Benedicto XVI dejará su cargo como líder de la Iglesia católica debido al cansancio, edad avanzada e "incapacidad para ejercer bien el ministerio", según él mismo dijo.  

¿Cuáles son los factores que influyen para que una persona decida dejar de trabajar?

La ley en México establece como edad para el retiro de un trabajador los 65 años. Aunque eso casi nunca sucede. La edad promedio de retiro para los hombres es de 72 años; las mujeres dejan de trabajar a los 69.5 años, según datos publicados en 2011 por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

Retirarse o no 

La decisión de retirarse depende de tres factores: socioeconómicos, cognitivos o mentales y de salud, explica la psicogeriatra y doctora en envejecimiento cognitivo y demencias, Mariana Longoria, del Instituto Nacional de Neurología y Neurociencia.

Los factores socioeconómicos dependen del dinero y los recursos. Si una persona ha creado un buen patrimonio para disfrutar del retiro, seguro lo hará.

"Jubilarse es un premio a tantos años de trabajo y esfuerzo; al estar jubilado se puede aprovechar el tiempo en todo lo que no se realizó cuando se trabajaba" según el reporte de resultados de la encuesta Randstad Workmonitor, publicada en 2011 por Randstad Holding, una consultoría especializada en recursos humanos.

El 70% de los participantes mexicanos en el estudio señalaron que les gustaría seguir activos más allá de su edad de retiro si recibieran un aumento de sueldo.

La encuesta se realiza en 32 países de América, Asia y Europa a empleados de 18-65 años que trabajan un mínimo de 24 horas semanales con una remuneración económica.

La salud física y mental es importante al considerar el retiro. Un porcentaje importante de gente quiere seguir activa y no puede.

"Viven en constante frustración porque no pueden hacer lo que les gustaría y entonces aparecen trastornos depresivos que demeritan todavía más su calidad de vida", explica Edilberto Peña de León, neuropsiquiatra y director de Investigación del Instituto de Neurociencias, Investigación y Desarrollo Emocional.

Los mexicanos mueren, en promedio, a los 81 años, nueve años después de retirarse, según datos de la OCDE. "En México no estamos preparados para la tercera edad y la jubilación; no hay opciones para que los ancianos sigan activos y se sientan útiles", dice Peña.

Las enfermedades crónicas como la hipertensión, la diabetes, la enfermedad cardiovascular o la artritis, y el control de éstas, determinan si las personas mayores pueden continuar o no en un puesto de trabajo. Benedicto XVI tiene hipertensión y artrosis en una rodilla; lleva un marcapasos y en 1991 tuvo una hemorragia cerebral.

Con la edad aparecen cambios normales del envejecimiento, como los olvidos benignos, es usual olvidar las llaves o una cita. "El problema es cuando esto vuelve a la persona disfuncional: no sólo no encuentra las llaves de su auto, sino que no encuentra su auto u olvida sucesos recientes realmente significativos", explica Longoria.

A partir de los 65 años surgen los riesgos de las demencias, como el Alzheimer. Y se duplican con cada década. En México, un 9% de la población de este sector de edad está en peligro de sufrir alguna demencia, lo que afectaría a unos 700,000 casos de pacientes con estas disfunciones mentales. Para los 75 años, el riesgo sube al 18% de la población, explica dice Longoria.

"El Alzheimer es la principal demencia que afecta a los mayores de 65 años en México", explica la geriatra. Los pacientes empeoran con el tiempo y su memoria, pensamiento, comportamiento y habilidades sociales y de lenguaje sufren daños severos y terminan en la incapacidad".

Prevención, la clave

¿Qué podemos hacer para prevenir las demencias y los problemas de salud después de los 65? Longoria propone planear qué se hará con el tiempo libre. Estar ocupado, pero disfrutando de esa nueva etapa es muy importante.

"Lo principal son los tres tipos de ejercicio que los especialistas recomendamos: físico, social y mental. Un estilo de vida saludable, la convivencia con gente y los retos intelectuales son los mejores aliados para llegar bien a cierta edad".

Peña explica que hay que prepararse desde antes de los 40. "Algunos estudios en países en desarrollo han mostrado que si tienes el colesterol alto a los 35 o 40 años, tienes tres veces más riesgo de presentar Alzheimer a los 65 años. Pero si tomas medicación a esa edad para ese trastorno, los años de sobrevida en buen estado se duplican."

El paso del tiempo es ineluctable y no perdona, "hay que cambiar nuestra visión del envejecimiento. No es un valor negativo: se gana en conocimientos y habilidades. Y en el retiro, uno puede pasársela muy bien. Por eso llegar con salud es tan importante", dice Longoria.

Ahora ve