Solo son vacaciones, ¿por qué no te relajas?

Si después de las vacaciones regresas a casa necesitando vacaciones, hay algo que no estás haciendo bien
poas volcan costa rica turimos  (Foto: Getty)
Autor: Marnie Hunter
(Reuters) -

Vacacionar sin planes previos para algunos viajeros es el paraíso. Pero para otras personas, pensar en tener una semana o más de tiempo libre sin un itinerario es como caer en un abismo.

Planear las vacaciones es parte de la diversión para mí, pero el hecho de no investigar ni leer un montón de reseñas para un reciente viaje a Costa Rica resultó ser sorprendentemente reconfortante.

Llegamos sin miles de expectativas, sin listas de cosas por ver y hacer y lograr, pero en realidad hicimos muchas actividades: tirolesa, esnorquelear, avistar aves, buscar tarántulas, sentarnos en la playa. Y todo eso sin la sensación de que algo muy importante nos estaba faltando. La ignorancia realmente puede ser una bendición.

Así que, ¿qué es mejor?: ¿planear un itinerario o esperar a que las cosas simplemente vayan bien en vacaciones? Un trío de sabios (un agente de viajes, un psiquiatra y un entrenador de vida) nos dijeron su opinión.

Relajarse

“Si tus vacaciones te causan estrés, no son vacaciones, sino que se convierte en una obligación, una meta que debes cumplir y una tarea que realizas para sobresalir”, dijo la entrenadora de carrera y vida Laura Berman Fortgang.

Intentar realizar muchas actividades en un solo viaje sin hacer tiempo para relajarte puede ser extenuante, especialmente cuando tu viaje dura una semana o menos.

Kris Stafira comentó en la página de Facebook de CNN: “planeo cada minuto de cada día, pero nuestra familia determina las prioridades y nos aseguramos de llevar a cabo esas cosas; si el resto se hace o no, depende del día. Les digo a mis hijos que pueden relajarse en casa, ¡las vacaciones son para VER, HACER y APRENDER cosas!”.

Está bien, pero, ¿y si realmente queremos descansar un poco?

Berman Fortgang recomienda tomar al menos 10 días consecutivos de vacaciones y dejar espacio para realmente no hacer nada. “Una semana no es mucho actualmente. Al paso que vamos y con la cantidad de adrenalina a la que sometemos nuestro cuerpo, ya que nos movemos demasiado rápido, una semana realmente no es suficiente para recuperarnos”, dijo la autora del libro Viviendo tu mejor vida.

Encuentra tu flexibilidad

Desde el punto de vista psicológico, las vacaciones ofrecen tiempo para desarrollar resistencia y capacidad de recuperación, dice el médico Gregory Fricchione, director del Instituto de Medicina para la Mente y el Cuerpo Benson-Henry. El concepto, derivado de la ingeniería estructural, significa la habilidad de acoplarse y adaptarse sin romperse mientras se está bajo presión.

Los lazos fuertes con familiares y amigos y las experiencias positivas y significativas refuerzan la capacidad de recuperación.

Y evitar situaciones estresantes es parte del proceso reparador que proveen las vacaciones.

Si deseas un viaje de descanso, piensa: “¿Qué experiencia sería para mí no amenazante, socialmente enriquecedora y significativa, además de ser positiva?" Y esto es diferente para cada persona, dijo Fricchione.

Algunos buscan sentarse en la playa a leer libros. Para las personas muy activas y arriesgadas, que no satisfacen ese aspecto de su personalidad en el trabajo, un viaje de aventura puede ser muy satisfactorio.

No hay nada fundamentalmente malo en tener unas vacaciones muy ocupadas. Estar fuera de tu medio habitual tiene sus propios beneficios. “Hay algo rejuvenecedor en este sentido, ya que tu mente y tus sentidos están alerta”, dijo Fricchione.

“Si te adentras en esa experiencia y no estás agotado al principio, puede resultar muy vigorizante. Es un estrés bueno en cierto sentido, si tienes suficiente resistencia para lidiar con eso”.

Fricchione sugiere tomar nota de cómo te sientes y qué sería restaurador para ti y planear tu tiempo de acuerdo a eso.

Escúchate a ti mismo

Las personas que optan por los viajes que creen que quieren, en lugar de los que realmente quieren y necesitan son los que regresan a casa necesitando vacaciones de las vacaciones, dijo la agente de viajes Anne Morgan Scully, presidenta de McCabe World Travel.

“La realidad es que las vacaciones deberían tratarse de ti y lo que tu cuerpo necesite, lo que tu mente necesite, lo que tu alma necesite y lo que tu corazón necesite; eso te llevará a tomar buenas decisiones sobre tus vacaciones”, dijo.

Scully les pregunta a sus clientes sobre su mejor viaje y dos razones por las cuales les encantó. Ella toma esas respuestas, entre otras, y diseña un viaje para cubrir las necesidades de cada uno de los miembros del grupo.

También debes evaluar tu capacidad de relajarte y la de tus acompañantes. Para algunos viajeros, tenderse durante horas en la playa es tan horrible como tener una pierna rota.

“Puedes encontrarte con gente de negocios muy activa y energética a los que si dejas en una playa, llegarán al tercer día preguntándose ‘¿Qué estoy haciendo aquí? ¿Dónde están mi BlackBerry y mi computadora?’, ya que su mente no se mantiene quieta, y no lo hará”, dijo Scully.

Ese tipo de personas necesitan lecciones de kayak o de surfeo, o andar en bici de montaña para relajarse y escapar del yugo de sus dispositivos electrónicos y sus ocupadas vidas en casa, dijo.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Estoy segura de que en Costa Rica nos perdimos de mucho. Hicimos actividades superturísticas y nuestra falta de planeación fue bastante ineficiente y no muy conveniente para nuestro presupuesto, pero fue divertido. Y el no saber qué esperar, me mantuvo a la expectativa.

Exactamente esa es la esencia de esa adorable frase que se utiliza libremente en Costa Rica: Pura Vida.

Ahora ve
La tormenta en la CDMX llegó a este departamento de una forma inesperada
No te pierdas
×