Los siete sitios más tenebrosos del planeta

Huesos humanos, muñecas sin cabeza, un parque de diversiones abandonado y otros lugares que harán de tus vacaciones las más tenebrosas

Parque de diversiones de Chernóbil: Pripyat, Ucrania

1
Chernóbil - carritos chocones
Chernóbil - carritos chocones  (Foto: )

Los lugares que presentamos a continuación no son como los espantos comerciales que puedes encontrar en un parque de diversiones. Esto es real.

Estos lugares son auténtica e involuntariamente extraños, macabros y misteriosos.

Los parques de diversiones desiertos son suficientemente tenebrosos; pero en el Parque de diversiones de Chernóbil, en la ciudad fantasma de Pripyat, en Ucrania, la razón del abandono hace que el lugar no sea solo espeluznante, sino peligroso. El desastre nuclear de 1986 en la Planta de Energía Nuclear de Chernóbil ocasionó el cierre de la planta y la evacuación de toda la ciudad, dejando en desuso este parque de diversiones.

Aunque hace mucho que la gente partió, la radiación permanece.

Tanto Lupine Travel en Gran Bretaña, como Solo East Travel, en Ucrania, organizan recorridos a Chernóbil y al antiguo parque.

Osario de Sedlec, República Checa

2
Osario de Sedlec
Osario de Sedlec  Osario de Sedlec  (Foto: Getty Images)

El Osario de Sedlec es una pequeña capilla católica en Sedlec, República Checa. Contiene los restos de cerca de 40,000 humanos esparcidos por todo el interior, dispuestos artísticamente.

Es difícil no dejar volar la imaginación al pensar en la clase de mente retorcida que concibió cosas como un candelero de huesos humanos. Sin embargo, el motivo real es bastante prosaico: era una simple cuestión de ahorro de espacio.

Estos huesos de los devotos católicos romanos de toda Europa fueron sepultados aquí, luego de que el Abad de Sedlec regresara de su peregrinación a Jerusalén, en 1278, y trajera consigo tierra del Gólgota, en donde se supone que Jesús fue crucificado.

Eran tantas las personas que querían ser sepultadas en la tierra del Gólgota que la capilla fue transformada en osario. Los restos de quienes ya habían sido sepultados fueron exhumados y reacomodados en el siglo XVI: una forma práctica, aunque algo inquietante, de economizar el limitado espacio para las sepulturas.

Bosque de Aokigahara en el Monte Fuji, Japón

3
Aokigahara Forest
Aokigahara Forest Japon  Aokigahara Forest  (Foto: Ajari/Cortesía)

El bosque de Aokigahara, al pie del Monte Fuji, es un bosque denso llamado el Mar de árboles y, a veces, “el bosque del suicidio”.

Se ha vuelto algo así como una meca para los que quieren quitarse la vida. 54 personas se suicidaron en el bosque de Aokigahara en 2010. El bosque es tan denso que es posible que no se hayan encontrado todos los cuerpos.

El hierro magnético que compone el suelo inutiliza las brújulas, y el bosque en sí es misteriosamente silencioso y se dice que está habitado por iracundos espíritus japoneses.

Mercado de fetiches de Akodessewa, Lomé, Togo

4
Mercado de fetiches vudu
Mercado de fetiches vudu  Mercado de fetiches vudu  (Foto: Peregrine Adventures/Cortesía)

El mercado de fetiches de Akodessewa, en Lomé, Togo, es el mercado de fetiches más grande del mundo y el refugio de los practicantes del vudú. Cuando hablamos de fetiches, nos referimos a los talismanes que se usan en la medicina vudú. Objetos como cabezas de cocodrilo, manos de chimpancé, cobras y huesos. Muchos huesos.

Estos objetos (o partes de objetos) se venden como ingredientes que se muelen, se mezclan con hierbas y se cocinan al fuego. El polvo negro resultante se unta sobre un corte hecho en el pecho del paciente, con la esperanza de curarlo de cualquier padecimiento que lo haya traído hasta aquí.

Así, el mercado es en una verdadera farmacia gigante, y aunque no hay nada de malo en eso, puede ser difícil que mantengas la calma entre las mesas donde se secan las cabezas sonrientes de los guepardos, hienas o los cráneos vagamente humanoides e irreconocibles, dispuestos como si fueran melones en la frutería local.

La Isla de las Muñecas: Isla Tezhuilo, México

5
isla muñecas Xochimilco
isla muñecas Xochimilco  isla muñecas Xochimilco  (Foto: Esparta Palma/Cortesía)

La Isla de las Muñecas es la creación impactantemente morbosa de un hombre llamado don Julián Santana, quien vivió como ermitaño en la isla durante más o menos 50 años hasta su muerte, en 2001.

A lo largo de su vida reunió una colección de muñecas desmembradas y rotas y las colgó de las ramas de los árboles que rodean la isla, en donde siguen colgadas, como si fueran ofrendas.

Parece algo cruel y perturbador, pero la historia detrás de esto es tierna. Aunque hay varias versiones de la leyenda, todas aseguran que don Julián dedicó las muñecas al espíritu de una niña que se ahogó en el canal.

La isla, prácticamente deshabitada, está localizada en el Lago Tezhuilo, cerca de los canales de Xochimilco.

La isla del buque de guerra, Nagasaki, Japón

6
Battleship Island Japon
Battleship Island Japon  Battleship Island Japon  (Foto: Jordy Theiller/Cortesía)

La Isla Hashima, también conocida como Gunkanjima (que significa “isla del buque de guerra”, por su forma) es un conglomerado de ruinas de concreto de 60,000 metros cuadrados en el mar, cerca de Nagasaki, Japón.

En la década de 1950 era el bullicioso hogar de miles de trabajadores de las minas de carbón. La isla Hashima fue abandonada en 1974, cuando cerraron las minas.

Siempre hay algo siniestro acerca de las islas desiertas.

El aislamiento es una espada de dos filos; un lugar rodeado por el mar puede representar el lugar perfecto para vacacionar o estar perdido sin escapatoria.

Una visita a la isla Hashima se parece más a lo segundo. Los derruidos edificios y las pertenencias que los mineros dejaron atrás hacen que este sitio parezca el lugar más desolado de la Tierra.

Hospital psiquiátrico de Gonjiam: Gyeonggi, Corea

7
Hospital psiquiátrico de Gonjiam
Hospital psiquiátrico de Gonjiam  Hospital psiquiátrico de Gonjiam  (Foto: Steve Chea/Cortesía)

La historia de este hospital psiquiátrico abandonado parece la clásica trama de una cinta de horror.

Según la leyenda local, los pacientes del hospital empezaron a morir misteriosamente hace 10 años, lo que llevó a su clausura.

Actualmente es un edificio abandonado y sucio de cuya antigua vida solo quedan los restos más perturbadores, como las cercas de alambre oxidadas y las sillas de revisión que se desintegran.

El hospital es famoso por ser uno de los tres sitios embrujados más importantes de Corea del Sur; los otros son la casa embrujada de Youngdeok, en la que vagan los fantasmas de la Guerra de Corea, y el Neulbom Garden, un antiguo restaurante en donde se dice que aún puedes escuchar el ruido de los trastes que se están lavando en la cocina.