'Viaja con Emilio', un proyecto siempre a tiempo para los niños con cáncer

La pérdida de su hijo por esta enfermedad impulsó a Richard Nares a crear un transporte para que otros niños no falten a su tratamiento
CNN Héroes: Una mujer 'aleja' a niños de las balas
Autor: Allie Torgan
(Reuters) -

Para muchos niños que luchan contra el cáncer, puede resultar demasiado difícil llegar a sus citas de quimioterapia.

Sisi Johnson, de dos años, tiene neuroblastoma y necesita viajar hasta seis veces por semana al Hospital Infantil Rady, en San Diego. Su madre no tiene automóvil y el sistema inmune de Sisi, el cual se encuentra en constante peligro, reduce las posibilidades de poder moverse en transporte público.

Ahí es donde interviene Richard Nares.

Nares, quien perdió a su hijo Emilio, de cáncer, en 2000, inició un programa llamado Ride with Emilio (Viaja con Emilio) para ofrecer transporte a las familias de bajos ingresos y a sus hijos que luchan contra la enfermedad.

"Ningún niño debería perder su tratamiento debido a la falta de transporte", dijo Nares.

Sisi es ahora uno de los cientos de pacientes que son transportados gratuitamente desde y hacia los tratamientos.

"Ellos me ayudaron mucho", dice Silvia Johnson, madre soltera de Sisi y otros dos hijos, quien recibe entre ocho y 10 viajes por semana. "Están muy limpios, desinfectados ... siempre son organizados y llegan a tiempo. No sé qué haría sin ellos".

Nares sabe de primera mano lo que estas familias sufren. En marzo de 1998, a su hijo de 3 años se le diagnosticó leucemia, la familia se involucró en un mundo de visitas constantes al hospital y la realización de diferentes exámenes.

Afortunadamente, él y su esposa contaban con un gran sistema de apoyo, empleos flexibles y jefes comprensivos.

"Nos facilitaban el transporte al hospital para llevar a Emilio", dijo. "Estaban nuestros hermanos, hermanas y vecinos que nos traían comida caliente".

No obstante, Nares conoció a muchas familias durante su travesía que no tenían ese apoyo: madres solteras obligadas a ausentarse de sus empleos sin goce de sueldo, niños que tenían que viajar solos en el autobús a sus citas de quimioterapia y hermanos que se quedaban solos en casa.

Eso le partió el corazón a Richard Nares.

"Es demasiado duro, no solo emocionalmente, sino también económicamente" dijo. "A veces, ambos padres tienen que dejar su trabajo o reducir mucho sus gastos. Algunos no tienen (un) extra de 10 dólares para pagar una comida de cafetería".

Cuando murió Emilio, su padre decidió que había visto luchar a demasiadas personas. Regresó al Hospital Infantil Rady, donde Emilio había recibido la mayor parte de su tratamiento, y preguntó cómo podía ayudar.

"Transporte", le dijeron.

Entonces Nares comenzó a llevar a las familias en su viejo Buick.

"Iba todos los días a recoger familias por todo el condado", dijo.

Sin embargo, pronto Nares no pudo manejar la gran cantidad de solicitudes que tenía. Así que decidió incluir a las enfermeras y los trabajadores sociales del hospital para crear un programa de transporte formal. Contrató a un conductor, formalizó un horario para recogerlos y otro de llegada, y así inició la Fundación Emilio Nares, en 2003.

Uno de los primeros niños a los que Nares ayudó era un pequeño de 1 año con un tumor cerebral que requería tratamientos frecuentes de quimioterapia. Sin automóvil, la madre del niño tenía que salir de su casa a las 4 am y tomar cuatro autobuses para poder llegar a la cita de las 8:30 am.

"Eran más de cuatro horas de viaje en autobús", dijo Nares. "Y después de todo el día de quimioterapia, era la misma cantidad de tiempo de regreso".

Nares y su fundación intervinieron y les ahorraron una importante cantidad de tiempo todos los días.

Hoy, el grupo de Nares ofrece más de 2,500 viajes al año, recorre más de 70,000 millas. Opera en el Hospital Infantil Rady y en el del Condado de Orange.

Además de la transportación gratuita, la organización sin fines de lucro de Nares ofrece servicios de apoyo y asistencia a sus clientes, muchos de los cuales no hablan inglés. El grupo de Nares ofrece servicios de traducción y un centro de recursos en las instalaciones del Rady para ayudar a sus clientes a orientarse en los complejos trámites con los sistemas de seguros, asuntos legales y diagnósticos médicos.

"La mayoría de las familias con las que tratamos no son solo de bajos ingresos, sino que viven en la pobreza", dijo Nares.

El sábado, Nares comenzará su evento de recaudación de fondos Richard runs California para ayudar a los niños que luchan contra el cáncer. Él correra más de 1,000 kilómetros durante 30 días, desde San Francisco hasta San Diego.

Dice que su obra, además de salvar las vidas de los niños, también mantiene vivo el recuerdo de Emilio.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"En realidad él es la fuerza", dijo Nares. "A pesar de que falleció hace casi 13 años, es como si siguiera aquí conmigo. Como si todavía siguiera en mi hombro o jalándome la oreja como solía hacerlo".

¿Conoces a un héroe? Están abiertas las nominaciones para los Héroes de CNN 2013

Ahora ve
El candidato de Trump a la DEA se retira tras escándalo de opioides
No te pierdas
×