¿Qué debería saber tu hijo sobre los accidentes de avión?

Los padres deben dar mensajes de calma y tranquilidad cuando sus hijos escuchen noticias sobre desastres y accidentes
Un avión sufre un accidente en San Francisco
Autor: Katia Hetter
(Reuters) -

No esperaba que mi hija de cinco años se enterara por primera vez de los accidentes de avión mientras volábamos.

Al platicar sobre primos, koalas y aperitivos en el comienzo de nuestro vuelo de cuatro horas de San Diego a Atlanta, Estados Unidos, el 7 de julio, volteó a ver la televisión de la persona del asiento de al lado y se quedó paralizada por las imágenes del accidente del vuelo de Asiana Airlines, en el Aeropuerto Internacional de San Francisco.

“Hay un accidente de avión”, nos dijo nuestro compañero de asiento.

“No veas”, le dije e inmediatamente volteé su cabeza hacia mí antes de que supiera qué hacía. “¿Quieres ver la iPad mini?”.

¿Acceso ilimitado a Super Why! y Yo Gabba Gabba!? Por supuesto que dijo que sí, así que le di la tableta y los audífonos para bloquear sus ojos y oídos de cualquier noticia que siguiera.

Tomé esos pasos sin pensarlo, de alguna forma creyendo subconscientemente que no necesita enterarse que los aviones pueden estrellarse. No todavía.

El accidente del pasado sábado confirma que los adultos necesitan prestar atención a los procedimientos de seguridad al comienzo de cada vuelo; sabía que necesitábamos abrocharnos los cinturones y localizar las salidas, y que necesitaría poner mi máscara de oxígeno antes de ajustar la suya. Pero ella no necesita sabe eso todavía.

Consideré pedirle a mi compañero de asiento que cambiara de canal, pero las televisiones en cada asiento hacían que la noticia fuera casi imposible de ignorar. Incluso una madre con un bebé en su regazo detrás de mí comenzó a ver la cobertura y discutir el accidente con su compañero de asiento.

Además, mi estrategia con la tableta parecía funcionar.

Desviar su atención de las imágenes del accidente resultó ser lo correcto, de acuerdo con el director del Centro Parental de Yale, Alan Kazdin, un profesor de Psicología y autor de The Everyday Parenting Toolkit.

La cobertura del desastre puede causar ansiedad

La estrategia de “amor duro” de permitir a los niños ver accidentes de avión y otros desastres no es la forma de hacer que los niños se desarrollen en adolescentes y adultos confiados e independientes que pueden poner en perspectiva las malas noticias, dice Kazdin.

Cuando nuestros hijos ven programas de televisión, ciertas neuronas en sus cerebros se disparan, dice Kazdin. El cerebro en realidad no puede distinguir la diferencia entre actuar en un comportamiento y simplemente observarlo.

“Es por eso que cuando un niño ve a un personaje de caricatura golpear a alguien en la cabeza, no es sorpresa que el niño golpeará a alguien en la cabeza”, dice. El cerebro ya practicó ese movimiento.

Si ven al vuelo 214 de Asiana que se estrella y es evacuado, fácilmente pueden pensar que eso les ocurrirá a ellos.

Algunos niños (e incluso adultos) son naturalmente más ansiosos y más propensos a desarrollar trastornos de ansiedad si se exponen a eventos desastrosos, dice. Conocer el temperamento de tu hijo puede ayudar a informar cuánto debería compartir un padre.

Es por eso que Kazdin defiende el modelo de “canguro en la bolsa” al abrazar, amar y dar refugio a los pequeños lo más que se pueda hasta que sean lo suficientemente grandes para poner en contexto esos desastres, a menudo cuando son adolescentes.

¿Tu hijo lo escuchará en algún otro lugar?

Eso no significa que no les digas nada a tus hijos, dice Kazdin. En el momento en que los niños están en la guardería o en la escuela, los padres no siempre pueden protegerlos de las malas noticias del mundo; especialmente si están con otros niños cuyos padres les dejan ver las noticias.

En ese caso, el psicólogo del Centro de Estudios Infantiles de la Universidad de Nueva York, Adam Douglass Brown, recomienda que los padres comuniquen solo información suficiente para inocularlos de cualquier cosa que escuchen en el patio de recreo.

Idealmente, los padres escucharán primero las malas noticias y tendrán sus propias reacciones lejos de sus hijos, dice Brown, quien también es un profesor clínico en el Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York.

“Para cuando hablen con sus hijos, pueden hacerlo en una forma calmada”, dice.

Está bien mostrar algo de emociones cuando reaccionas a noticias difíciles (las emociones son algo bueno), pero quieres dar a entender a tus hijos que aún están seguros.

“El truco es comunicar seguridad y tranquilidad a tus hijos para que sepan que puedes manejarlo”, dice. “Como lo manejen los padres va a ser la forma en que sus hijos aprendan a regular sus propias emociones.

“Los niños que vienen de un ambiente en el que las cosas se hablan tranquilamente y abiertamente van a estar mucho mejor. Incluso si escuchan cosas en el patio de recreo, saber que pueden venir a casa y plantear preguntas va a hacerlos mucho menos ansiosos”.

Solo di lo suficiente, no más

Los padres a menudo piensan que necesitan dar mucha información a sus hijos sobre temas difíciles, ya sea un desastre o cómo se hacen los bebés. “Responde cualquier pregunta que el niño tenga, pero si tu hijo te plantea una pregunta de dos palabras, da una respuesta de dos palabras”, dice Kazdin.

Tu hijo te dejará saber cuánta información puede manejar, dice Brown.

“Di solo lo suficiente para que estén satisfechos… algo como ‘un accidente de avión ocurrió y algunas personas fueron lesionadas, pero reciben ayuda’”, dice. “Debes estar preparado para decir más pero guíate por tu hijo”.

Cuando mi hija preguntó sobre eso un día después del accidente de avión, así fue como su otra mamá terminó abordando la cuestión. Aclaró que los aviones raramente se estrellan y que las personas que se lesionaron en el avión recibieron ayuda. (No mencionó a las dos adolescentes que murieron ese día).

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

La respuesta de mi hija fue: “Quizá el piloto debería regresar a la escuela para practicar más”. Y luego se fue al campamento para otro día de diversión.

¿Qué les dices a tus hijos sobre los desastres? ¿Cómo varía según su edad? Por favor compártelo en los comentarios.

Ahora ve
Uber pagó 100,000 dólares a hackers para que destruyeran información robada
No te pierdas
×