¿En qué consiste el cáncer de glándula parótida?

El exentrenador falleció a consecuencia de un cáncer sumamente raro a los 45 años
  • A+A-
Por: /
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Fransesc Tito Vilanova, quien fue entrenador de Barcelona hasta 2013, falleció este viernes a los 45 años víctima de cáncer de glándula parótida (una glándula salival debajo de las orejas) de acuerdo con información del club de futbol en su página web

"El fallecimiento de quien fue nuestro entrenador se ha producido esta tarde al no poder superar la enfermedad contra la que luchaba desde 2011", dijo el FC Barcelona. 

El cáncer de glándula parótida es el más frecuente de los que ocurren en las glándulas salivales, pero los médicos señalan que en general el cáncer en estas glándulas es raro.

El cáncer de glándula salival es una enfermedad rara

El tratamiento para el cáncer de glándula salival a menudo comprende cirugía, radioterapia y quimioterapia. En noviembre de 2011, cuando fungía como asistente del entonces entrenador del club catalán, Pep Guardiola, Tito se sometió a una cirugía en el hospital de Vall d’Hebron en Barcelona, según el club.

Esta cirugía es complicada porque se debe evitar causar daños que provoquen una parálisis facial, ya que estas las glándulas se desarrollan entre las venas, arterias y nervios faciales, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

En diciembre de 2012, cuando ya había sido designado como nuevo entrenador tras la renuncia de Guardiola, Vilanova recibió tratamiento de quimioterapia y radioterapia Nueva York y volvió a España en marzo de 2013.

El 19 de julio de 2013 Tito presentó su dimisión como dirigente del club tras sufrir una recaída en su padecimiento. 

Entre el 75 y el 80% de los tumores de glándula parótida son benignos, según el Instituto Nacional para el Cáncer de Estados Unidos.  

Para entender este cáncer

El cáncer de glándula parótida puede transmitirse hacia otros tejidos mediante un fenómeno conocido como metástasis y presenta riesgo de hacerlo principalmente hacia la zona superior lateral del cuello, conocida como nódulo linfático yugulodigástrico, según los CDC.

La tasa de supervivencia de los pacientes con cáncer de glándula parótida depende de si el cáncer se extiende hacia otras partes del cuerpo. Si se detecta pronto y se mantiene controlado en la zona de origen, la tasa de supervivencia a cinco años es del 91%; si se ha extendido la tasa es del 39%, dijo a CNN Amy Chen, cirujana de cabeza y cuello en la Universidad Emory, en Atlanta, en 2012.

Indicios y síntomas 

"Siempre le aconsejo a la gente que si tiene un bulto en el cuello o una masa que aumenta en tamaño y que no desaparece tras dos semanas, busque atención médica (...) Si el médico receta antibióticos para tratarlo y no hay mejoras, entonces hay que buscar otro médico", dijo Chen.

La Clínica Mayo menciona otros signos de la enfermedad:

  • Una masa o inflamación cerca de la mandíbula, el cuello o la boca
  • Adormecimiento en parte del rostro
  • Debilidad de los músculos en un costado del rostro
  • Dolor persistente en la región de la glándula salival
  • Dificultad para deglutir
  • Dificultad para abrir totalmente la boca

Causas

Según la Clínica Mayo, no se sabe a ciencia cierta qué provoca el cáncer en las glándulas salivales. Los médicos saben que este tipo de cáncer se presenta cuando las células de la glándula salival presentan mutaciones genéticas que provocan que las células crezcan, se dividan rápidamente y duren más que las normales.

Factores de riesgo

Aunque puede presentarse a cualquier edad, el cáncer de glándulas salivales se diagnostica con mayor frecuencia en adultos mayores, según la página web de la Clínica Mayo.

La radiación, como la que se usa para tratar los cánceres de cabeza y cuello, incrementa el riesgo de desarrollar cáncer de glándula salival. También puede aumentar en riesgo trabajar en la fabricación de hule, la extracción de asbesto y la plomería, según la Clínica.

Diagnóstico

Entre algunas de las técnicas de diagnóstico, la Clínica Mayo menciona las siguientes:

  • Pruebas de imaginología

La resonancia magnética (IRM), la tomografía computarizada (TC) y la tomografía por emisión de positrones (TEP) podrían ayudar a tu médico a determinar el tamaño y ubicación del cáncer de glándulas salivales.

  • Biopsia

En ciertos casos, podrían tomar una muestra de tejido para estudiarla en el laboratorio. Durante una biopsia por aspiración, el médico inserta una aguja en la región sospechosa y extrae fluido o células. Los tumores de glándulas salivales también se analizan en el laboratorio después de la cirugía para confirmar el diagnóstico.

Ahora ve