Cinco cualidades que buscar en tu próximo entrenador personal

Un entrenador debe ser un guía hacia tus metas personales de bienestar físico, por lo que debe ser confiable, paciente y profesional
Entrenador personal y su cliente
ESP. Entrenador personal-ejercicio  Entrenador personal y su cliente
Autor: Alisha Ebrahimji, especial para CNN
(Reuters) -

Cuando Marqus Taylor ve a entrenadores personales trabajar con sus clientes en el gimnasio que utiliza, no se impresiona.

“Por lo que he visto, los entrenadores personales tienden a ponerse en tu cara y hacerte sentir menos de lo que eres”, dice.

Taylor, de 30 años, está agradecido de que conoció a su entrenador en una iglesia local en Chicago, Estados Unidos; Brian Harris está lleno de palabras amables y aliento, lo que ayudó a Taylor a perder 72.5 kilogramos.

Encontrar un entrenador personal que te haga sentir lo suficientemente cómodo para exponer tus mayores defectos puede ser difícil. Pero se llaman entrenadores "personales" por una razón, están allí para guiarte hacia tus metas personales de bienestar físico y para hacerlo necesitan encajar con tu personalidad.

La cantidad de entrenadores personales en Estados Unidos aumentará un 24% para 2020, según la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos. A medida que el campo aumenta, los clientes necesitarán investigar más para encontrar al entrenador físico perfecto.

Es importante considerar todo, desde qué viste tu entrenador hasta cómo habla.

Aquí están cinco cualidades que debes buscar en un entrenador personal:

1. Paciencia

La paciencia es la clave para una buena relación cliente-entrenador, dice la entrenadora de las celebridades, Ashley Borden.

Los entrenadores deben entender que lo que funciona para un cliente puede no ser efectivo para otro. Él o ella debe evaluar tu cuerpo cuando se reúnen por primera vez, para familiarizarse con tus necesidades.

Los entrenadores también deben encontrar un ritmo cómodo para sus clientes, dice Borden. Algunos clientes pueden progresar a un ritmo más rápido, mientras que otros pueden necesitar más entrenamiento y asistencia.

2. Comunicación

Tu entrenador probablemente no estará contigo todo el tiempo en tus entrenamientos. Con eso dicho, debe explicarte las cosas por teléfono y enseñarte cómo hacer ciertos movimientos sin estar físicamente presente en todos los entrenamientos.

Lee: Una aplicación conecta a usuarios y entrenadores personales con videos

“(Harris) va más allá”, dice Taylor. “Cuando comencé por primera vez el nuevo plan, pasamos la mitad del día en el supermercado mientras comprábamos alimentos saludables porque no soy un comprador inteligente”.

Taylor dice que desde que Harris le dijo qué comer y por qué, puede comprar y ejercitarse por su propia cuenta. Y la comunicación es recíproca.

“Si un cliente me cancela y retrasa los entrenamientos, me hace sentir que no está comprometido”, dice Harris.

3. Profesionalismo

Borden dice que aunque es importante mantener una relación cercana con un cliente, también se necesita un nivel de profesionalismo.

“Cargo su agua y les consigo una toalla si la necesitan, similar al servicio que recibirían en un hotel de cinco estrellas”, dice.

(Ese servicio tiene un precio: los entrenadores de tiempo completo cobran una tarifa promedio por hora de 28.27 dólares, según la Federación Nacional de Entrenadores Profesionales de Estados Unidos. La duración de una sesión de entrenamiento, la ubicación y el nivel de experiencia del entrenador personal define el costo de la sesión).

Por último, la ropa que viste tu entrenador debe ser sencilla y natural. La atención debe estar en el cliente, dice Borden, no en lo que el entrenador viste... o no viste.

4. Educación

Los entrenadores deben tener (y deben poder mostrarte) una certificación apropiada para sus áreas de experiencia, dice Borden.

Para certificarse, los entrenadores personales deben aprobar un examen a través de organizaciones acreditadas como el Consejo Estadounidense de Ejercicio (ACE, por sus siglas en inglés), la Academia Nacional de Medicina del Deporte de Estados Unidos (NASM) o la Asociación Nacional de Fuerza y Acondicionamiento de Estados Unidos (NSCA).

La mayoría de los exámenes cubren psicología, procedimientos de entrenamiento y ejercicio, nutrición, anatomía funcional del cuerpo y administración del peso. Cada examen de certificación de las organizaciones planteará preguntas diferentes. Puedes ver el resumen de un examen aquí (en inglés).

Un título de preparatoria o Examen de Desarrollo de Educación General es necesario para enlistarse en las clases de certificación. Sin embargo, no todos los empleadores piden títulos universitarios, esto dependerá de si el entrenador practica privadamente o a través de una institución.

Los entrenadores deben actualizarse con las tendencias de bienestar físico más recientes y las investigaciones nuevas publicadas en revistas científicas.

“El bienestar físico básico siempre está allí, pero este campo evoluciona”, dice Borden. “Siempre reviso en línea si hay estudios o cursos nuevos que necesito analizar”.

5. Personalidad

Como cliente, quieres sentirte cómodo y confiar en que tu entrenador tiene tu mejor interés en mente.

“Brian es como mi hermano”, dice Taylor. “Somos realmente cercanos dentro y fuera de nuestro entrenamiento porque me habla como una persona real, no como un cliente”.

Una vez que estableciste qué tipo de entrenador personal quieres, puedes comenzar a buscarlos.

El Consejo Estadounidense de Ejercicio y la IDEA —la mayor asociación de profesionales del ejercicio y bienestar físico del mundo— tienen herramientas en línea que pueden ayudarte a localizar a los entrenadores personales disponibles en tu área y filtrar los resultados para atender tu actividad de interés, rango de precios y género.

Sigue a @CNNFitNation en Twitter y en Facebook

Ahora ve
Una camioneta atropella a varios peatones en La Rambla, Barcelona
No te pierdas
×