Cómo cuidar y proteger los primeros dientes del bebé

Cepilla sus primeros dientes y recuerda que la primera visita al dentista debe realizarse antes del primer año para evitar caries
dientes bebe niño
dientes bebe niño  dientes bebe niño
Autor: Pat Etheridge, colaboradora en CNN | Otra fuente: 1

Nota del editor: La excorresponsal de CNN, Pat Eheridge, es una periodista que se especializa en los temas de salud de los niños y familia. 

(CNN)— Con tantos pañales que cambiar y tan poco sueño, la salud dental de tu hijo podría no ser una prioridad; incluso después de que aparecen los primeros dientes del bebé.

Pero el surgimiento de ese primer diente, entre los tres y nueve meses, debe ser una señal para que los padres programen la primera cita dental del niño, o más tardar antes de cumplir el primer año, según la Academia Americana de Odontología Pediátrica (AAPD, por sus siglas en inglés).  

“Queremos que (los padres) estén conscientes de que los dientes de un recién nacido ya están en desarrollo (...) Los padres no pueden verlos, pero están debajo de las encías”, dice el médico Art Nowark, un experto que asistió a la conferencia de la AAPD en Orlando, Estados Unidos.

Hay razones de peso para las revisiones tempranas. La caries de los dientes es una de las principales enfermedades infantiles crónicas (más común que el asma) y es casi completamente prevenible, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

“Le recuerdo a los padres que este es un momento muy importante (...) Este bebé tiene un año o menos. Tiene dientes nuevos. Comienzas desde el principio. Y tienes todo el poder en el mundo para evitar que tu hijo tenga caries”, dice la médico Beverly Largent, una dentista pediátrica en Kentucky, EU.

En la primera visita, los dentistas pediátricos evalúan al niño y evitan riesgos. Antes de que llegue un bebé, alientan a los padres que están por tener un bebé a revisar sus propios dientes. Además, se les aconseja a los pediatras y otros profesionales de la salud que les informen a los padres la importancia de limpiar la boca de un recién nacido después de cada comida; algo que podría no ocurrírseles a las nuevas mamás.

Debido a que la bacteria que produce ácido, llamada streptococcus mutans, es contagiosa, los dentistas pediátricos aconsejan a los padres no soplar la comida de un bebé o limpiar un chupón con saliva.

“Tan pronto como sale el diente, la bacteria comienza a desarrollar placa”, dice Nowak. “Ya sea por la leche de la madre o fórmula, la actividad comienza dentro de esa placa. En poco tiempo, esa actividad crea ácido y eso comienza todo el proceso de enfermedad. A los cinco, seis, siete meses, las cosas comienzan a ocurrir”.

Si notas una mancha blanca o decoloración en el diente del bebé, “eso significa que podría desarrollarse un problema”, dice el médico Warren Brill, el presidente de la AAPD, y el niño debería ver a un dentista de inmediato.

Si no se trata, lo que se denomina como “caries dental temprana” (la primera etapa de la caries dental) puede destruir los diminutos dientes y causar infección, dolor y consecuencias de por vida. Incluso puede ser fatal en casos raros. Varios niños en años recientes murieron por abscesos o por la sedación quirúrgica para reparar dientes con caries, dicen los dentistas.

La realidad es que los “dientes de leche” necesitan quedarse más allá de la infancia y los primeros años de vida. “De hecho, algunos de esos dientes de leche todavía están en su lugar cuando el niño va a la secundaria”, dice Largent.

“Si no se cuidan apropiadamente, esos dientes pueden causar muchos traumas. Son importantes para ayudar a que tu hijo se vea bien, coma bien y hable bien”.

Algunos consejos de salud dental para los padres:

Establece una rutina: Levantar el labio del niño, limpiar la boca e inspeccionar las encías y dientes debe hacerse regularmente, dicen los dentistas.

“Eso le da a los bebés muchas cosas; les da la expectativa y familiaridad del padre que revisa su boca (...) Y les da la experiencia de sentirse limpios”, dice Largent. 

Comienza a cepillar con el primer diente: Comienza a utilizar hilo dental diariamente a medida que los dientes se alinean, dicen los médicos. El niño probablemente se irritará o llorará, pero no dejes que eso te detenga.

“Tienes que cepillar sus dientes por ellos (...) Los niños no tienen la destreza manual hasta que tienen entre cinco y siete años. Creo que muchos padres no se percatan de eso. Incluso si tu hijo cree que puede cepillar sus propios dientes, tu trabajo es regresar y volverlos a cepillar por ellos”, dice el médico Kevin Donly, quien ejerce en San Antonio, Estados Unidos.

Encuentra un dentista: Tener un dentista pediátrico significa que los padres saben a dónde ir y a quién llamar en una emergencia.

“Para el momento en que (los niños) tienen entre 12 y 14 meses, se mueven. Van a caerse; y a veces se caerán boca abajo”, dice Nowak. “Con la tecnología de hoy en día, podemos decir a los padres, ‘envíenme una fotografía con su smartphone’. Si hay algo que necesitemos hacer, haremos que vengan”.

Evita bebidas azucaradas y utiliza agua para la transición de botella a vaso: “Los padres voltean la mirada cuando digo, ‘no puedes utilizar jugo para tu hijo se duerma’”, dice Largent. “A veces, cuando los niños vienen y sus bocas están devastadas, voy tan lejos como para decirle a los padres, ‘esto tiene que parar, hoy’”. 

Recuerda que el cuidado preventivo rinde frutos: Los costos son un 40% más bajos en los primeros cinco años para los niños que tienen su primera visita dental antes del primer año, estima la AAPD.

Los dentistas pediátricos intentan hacer que el primer examen sea tan estándar como cualquier otra revisión médica en su primer año de vida.

“Esas visitas libres de caries son maravillosas. Son geniales para los padres, no hay estrés. Son geniales para los niños, no hay estrés. Y son geniales para mí porque entonces soy la mejor dentista del mundo”, dice Largent.

“Cuando veo a una nueva madre, quiero darle algunas herramientas básicas: quiero que sepa que tiene que cepillar sus dientes todos los días. Quiero que sepa que no es una mala madre si el bebé llora mientras cepilla sus dientes. Mi meta es que su hijo nunca tenga caries dental”.

Ahora ve
Tras ataque en Las Ramblas, Mariano Rajoy pide unión contra el terrorismo
No te pierdas
×