Pingüinos, campos de golf... 6 cosas que no deberían estar en Dubái

La ciudad ubicada en el desierto sorprende a sus visitantes con atracciones no vistas en un lugar donde no abunda el agua, sino la arena
Autor: Tom Jordan
(Reuters) -

Dunas sin fin, vegetación cubierta de maleza, camellos. Parece que Dubái ha contemplado todo lo que esperarías encontrar en un desierto y ha dicho: ¡Irrigar!

Y de esta manera ha plantado no solo jardines botánicos sino jardines botánicos que han roto marcas, pendientes para esquiar completas con pingüinos (no, no es un espejismo) y docenas de greens (parte del terreno donde está situada la bandera y el hoyo), fairways (espacio entre el tee de salida y el green) y obstáculos con agua.

¿El secreto? Bien, el agua desalinizada provee algo de los incontables galones de agua que son necesarios para hacer estos sueños realidad, pero otra fuente es un poco más sucia.

45 millones de flores 

Se necesita mucha agua para mantener cualquier tipo de jardín en el desierto, pero imagina tratar de mantener vivas a 45 millones de flores.

Esa es la tarea para el equipo detrás del Jardín Milagroso de Dubái, una atracción de siete hectáreas que abrió sus puertas en febrero, en las arenas justo afuera de los límites de la ciudad.

Los visitantes se encuentran con agrupaciones de flores de colores muy vistosos –algunos dirían que son demasiado llamativos– que hacen distintas formas, diseños verticales creativos y jardines estilizados.

Como la lluvia es tan poco frecuente en Dubái –en promedio llueve menos de 25 días al año– las plantas se mantienen hidratadas usando agua residual y un sistema de irrigación por goteo.

Un jardín de mariposas es lo que sigue, y tratándose de Dubái, ya hay marcas mundiales para presumir: el muro más largo de flores (800 metros), el reloj de flores más grande del mundo y la pirámide de flores más alta.

Un esfuerzo que merece atención.

Jardín Milagroso de Dubái: Al Barsha South 3, Barsha/Dubáiland; +971 4422 8902; valor de la entrada: 5.40 dólares por adulto (71 pesos).

Fairways y greens 

El golf no debería ser un deporte del desierto. Mientras toda esa arena puede ser buena para la práctica de tiros con obstáculos de arena, los exuberantes fairways (espacio entre el tee de salida y el green) suenan bastante extravagantes.

Sin embargo, hablamos de los Emiratos Árabes Unidos, que parece se han jugado su reputación en crear espejismos de la vida real.

El emirato tiene más de 20 campos de golf, pero ¿cuántos de ellos mantienen verdes sus greens?

La respuesta es más sucia de lo que esperarías.

"Usamos aguas negras tratadas para la irrigación", entre otras fuentes, dice Mark Tupling, director de agronomía del Jumeirah Golf Estates.

Un sistema de alta tecnología "reparte la cantidad precisa de agua dependiendo de la topografía, la dirección del viento y las condiciones del suelo".

Jumeirah Golf Estates: Carretera Al Fay, Dubái; +971 4 375 9999; 18 agujeros desde alrededor de 100 dólares (1,318 pesos), la tarifa más baja para los visitantes después de cierta hora en la tarde.

Un parque natural de humedal 

Encontrarás distintas clases de aves y un toque de la vida salvaje en un humedal, un sitio inesperado, el Santuario de Vida Salvaje Ras al Khor en la parte norte de Dubái.

Casi 20,000 aves de 67 especies hacen su hogar en estas lagunas salinas, las cuales son alimentadas por la ensenada del arroyo Dubái Creek y protegidas por el desarrollo urbano siempre en expansión de la ciudad.

Aves zancudas como garzas, espátulas y flamencos, así como aves de rapiña incluyendo águilas pescadoras y águilas moteadas, dan un verdadero sentimiento de vida salvaje junto al ambiente ultra urbano de Dubái.

Santuario de la Vida Salvaje Ras al Khor: Carretera Al Khail, Ras al Khor, Dubái; +971 4606 6822; la entrada es gratuita, pero los visitantes deben registrarse en el sitio de internet de la municipalidad de Dubái.

Pingüinos y nieve 

Algo fuera de la realidad, una pequeña colonia de 20 pingüinos rey y gentoo recientemente se colocaron en la atracción Ski Dubái del emirato y pueden observarse marchando por las laderas cubiertas de nieve artificial.

Inclusive sin los pingüinos, una arena de deportes de invierno en el desierto es más que un poco incongruente.

Ocupa 25,000 metros cuadrados del gran Centro Comercial Mall of the Emirates, el denominado centro techado para esquiar fue inaugurado en 2006 y hace alardes de sus cinco pistas separadas, completas con telesquí.

Básicamente es un refrigerador gigante, con temperaturas a -1ºC durante el día, luego cae a -6ºC en la noche cuando agua fría es lanzada de una pistola de nieve desde arriba y se vuelve en nieve nueva.

Ski Dubái Mall of the Emirates: ubicado a un lado de Sheikh Zayed Road, Dubái, +971 4 409 4000.

Pases para dos horas con un costo de 55 dólares (725 pesos) por adulto. Pases para día completo tienen un costo de 83 dólares por adulto.

Encuentro con pingüinos desde 40 dólares (1,094 pesos).

Pistas divertidas 

Dado que la mayoría de personas aconsejan trasladarse por el desierto de Dubái dentro de un vehículo 4×4 con aire acondicionado, y no esforzarte por temor a tener un paro cardíaco, resulta extraño ver un grupo de corredores desplazándose por carreteras en el desierto.

Sin embargo, las temperaturas que a menudo sobrepasan los 40°C no detienen a los participantes de la Carrera por el Desierto de Dubái, una carrera de 10 kilómetros que sigue caminos asfaltados entre las dunas.

Las carreras se organizan más o menos seis veces al año, incluyendo el mes de agosto, cuando la carrera inicia a las 06:00 horas para evitar el calor más fuerte del verano.

Carrera por el desierto de Dubái: +971 4 420 6001. Las carreras inician desde el estadio The Sevens, Carretera Al Ain Road, Dubái.

Tarifa de inscripción para la carrera de 10 kilómetros: 22 dólares (290 pesos); también hay opciones de una carrera por diversión de tres kilómetros, y de una carrera juvenil.

Toboganes 

En tiempos pasados, cuando los beduinos recorrían el desierto árabe en busca de fuentes de agua, la idea de ver personas flotando en un río cercano en salvavidas, o subidas en una tabla sobre una ola artificial habría sido considerada algo que solo verías en un espejismo.

Pero ahora no hay uno sino cuatro parques en los EAU.

Cada uno bombea millones de litros de agua de mar desalinizada a través de docenas de atracciones al día, para el entretenimiento de aquellos que aman la emoción de este tipo de atracciones.

En Wild Wadi, 600 galones de agua por minuto corren por el emocionante Jumeirah Sceirah para enviar a los pasajeros por la caída a más de 80kph.

Wild Wadi (+971 4 348 4444) y Aquaventure (+971 4 426 0000) en Dubái; Dreamland en Umm Al Quwain (+971 6 768 1888), y Yas Waterworld en Abu Dhabi (+971 2 414 2000).

Ahora ve
Charlie Rose, señalado de acoso sexual
No te pierdas
×