10 cosas que debes conocer sobre Nueva Zelandia (y no, los 'hobbits' no)

El rodaje de la saga de 'El Señor de los Anillos' hizo famosos sus paisajes, pero este país tiene muchas bellezas para presumir
Autor: Laura Morrison | Otra fuente: 1

Para ser un país pequeño y tranquilo en la parte más meridional del planeta, Nueva Zelandia ha hecho una labor bastante efectiva al publicitar sus símbolos nacionales: el equipo nacional de rugby, los All Blacks; el increíble paisaje montañoso; los fiordos y los saltos en bungee.

Películas como la de El Hobbit han transformado al país en una Tierra Media sustituta. El turismo basado en las cintas (compuesto particularmente por viajeros chinos y tailandeses) que se rodaron en Nueva Zelandia ayuda a compensar el desplome económico que siguió al terremoto de febrero de 2011 en Christchurch.

Sin embargo, Nueva Zelandia es más que lugares y rostros conocidos.

1. La cultura del café

En Nueva Zelandia no es necesario acudir a las cadenas internacionales de cafeterías.

En los pequeños establecimientos y puestos de café sirven tersas dosis de cafeína llenas de sabor.

Se dice que en Wellington hay más cafeterías por persona que en la ciudad de Nueva York y es la capital del café de Nueva Zelandia. El flat white (supuestamente hecho con una parte de espresso y dos de espuma de leche) es la especialidad.

2. Comida fresca e inolvidable

El clima templado lo hace ideal para cultivar alimentos frescos y sustanciosos.

Las cosas más frescas se pueden encontrar en los puestos callejeros: imagina langostinos o frituras de pescado.

Es fácil encontrar sitios para hacer un picnic o podrías participar en un recorrido tras bambalinas: donde el almuerzo es preparado con lo que recolectas del bosque.

3. Un paseo por los viñedos

Nueva Zelandia tiene muchos viñedos que producen vinos sauvignon blanc y pinot noir de clase mundial, además de otras variedades.

En varias regiones hay grandes concentraciones de viñedos. Puedes catar vinos ante el impresionante paisaje de Marlborough, en la cima de la Isla Sur; Central Otago que está más al sur; Hawkes Bay ,en el extremo oriental de la Isla Norte, y la hermosa isla Waiheke, cerca de Auckland.

En Wairarapa, no lejos de Wellington, se encuentra Martinborough, la sede del evento anual Toast Martinborough que se hace llamar el "mejor festival de vino, comida y música de Nueva Zelandia".

4. Observación de estrellas

La relativamente escasa población (apenas cuatro millones y medio de personas) mantiene a Nueva Zelandia libre de los efectos adversos de la niebla y el brillo de las ciudades.

Una porción de los cielos de la Isla Sur pertenecen a la Reserva de los Cielos Nocturnos Aoraki MacKenzie, lo que significa que tienen fama de ofrecer vistas resplandecientes y libres de smog.

La mejor época para ver cielos claros es en verano y otoño, entre diciembre y abril.

5. Recorridos a caballo

Hay paseos a caballo por todo el país, pero un sitio que vale la pena considerar es el Parque Nacional Te Urewera, en la costa oriental de la Isla Norte.

El bosque más grande de la isla y el apartado lago Waikaremoana ofrecen un escenario de bosque lluvioso muy alejado de los recorridos turísticos.

6. Para andar en bicicleta

La ruta Queenstown consiste un tramo ciclista de 110 kilómetros a través de una región famosa por sus paisajes.

La Ruta Otago Central Rail es apta para los aficionados a la historia: el recorrido de varios días pasa por una trayectoria construida para los trenes a finales del siglo XIX. El paseo es ideal tanto para caminantes y jinetes como para ciclistas. Las tiendas de deportes locales rentan bicicletas y equipo, también ofrecen recorridos.

7. Spas termales

Los manantiales termales y el lodo hirviente de Rotorua pueden aprovecharse como tratamientos de belleza.

El Polynesian Spa en Rotorua tal vez sea el lugar más conocido y es famoso por sus vistas desde el agua en el Spa Lakeside.

Las albercas varían: las hay tibias y supercalientes. También hay tratamientos de lodo y las mascarillas de miel manuka.

8. Golf con paisajes

Hay cerca de 400 campos de golf en todo el país. Algunos de los más famosos, como Cape Kidnappers y Kauri Cliff, en la Isla Norte, se encuentran sobre los acantilados junto al mar.

Hacia el sur, el campo de campeonato del Millbrook Resort está formado por tres secciones de nueve hoyos que tienen el nombre de los lugares emblemáticos de Queenstown.

9. Aventuras aéreas

Cerca de la costa de la bahía Plenty, en la Isla Norte, se encuentra el volcán más activo del país, la isla White. La vista aérea del cráter muestra un marcado contraste entre su perfil rocoso y feroz y el refrescante océano que lo rodea.

Los visitantes pueden operar aeronaves ligeras de controles dobles en U-Fly Wanaka.

Para quienes prefieran mantener los pies en la tierra, en ambas islas principales de Nueva Zelandia pueden asistir a eventos en los que se exhiben aeronaves clásicas.

La bienal Warbirds over Wanaka se celebra durante la Pascua y la siguiente tendrá lugar en 2014.

10. Moda

El clima variado de Nueva Zelandia se presta para vestir en capas.

Como casi cualquier persona subraya la considerable población de ovejas que tiene el país, es lógico que los diseñadores hayan tejido una reputación elegante para la lana en el extranjero.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Icebreaker fabrica una colección de prendas informales y deportivas con la fina lana de merino que te mantiene caliente en el frío alpino y fresco en la brisa del verano.

Los más aficionados a la moda pueden comprar en las boutiques de Ponsonby en Auckland y en la zona de High Street en el distrito financiero de la ciudad.

Ahora ve
Este zoológico logra criar tigres de una especie en extinción
No te pierdas
×