Estos pasteleros hornean postres asquerosos y deliciosos para Halloween

Estas golosinas tienen exteriores dignos de una película de terror, pero en realidad son creaciones exquisitas
Autor: Frances Perraudin
(Reuters) -

Un viejo almacén en una calle adoquinada y húmeda en Londres, Inglaterra, no es exactamente el lugar donde esperas encontrar una venta de pasteles. Pero esta no es una venta de pasteles ordinaria.

Justo a tiempo para Halloween, un grupo de pasteleros de Londres creó algunos de los pasteles más desagradables y poco apetitosos imaginables.

¿A alguien se le antoja un panqueque de huevo de alien, o un cupcake con una herida sangrienta? ¿Qué hay de una mano cortada de chocolate, un pastel de carne cicatrizada o un ojo supurante?

Cansados de cocinar cupcakes en tonos pastel y adornarlos con zapatos de bebé comestibles, o decorar pasteles blancos de boda con azahares de chocolate blanco, estos amantes del horno se unieron por tercer año en el proyecto Eat Your Heart Out (Cómete tu corazón).

En esta edición, la venta incluye desagradables golosinas de más de una docena de pasteleros, porque, en Halloween, ¿quién quiere comer pasteles bellos?

“El punto es que aunque se vean asquerosos, tienen que saber delicioso”, dijo la organizadora Emma Thomas, alias Miss Cakehead (Señorita Cabeza de Pastel). “No pueden verse y también saber asqueroso”, añadió.

Decidí probar un cupcake baboso de color verde brillante de “Piel Lesionada de Sirena” cubierto con sangre supurante roja. No esperaba un suave bizcocho de vainilla con ganache cremoso de vainilla. Más allá de sus exteriores repugnantes, estos son pasteles hechos por expertos, absolutamente deliciosos.

Algunas de las ofertas más realistas son manos y pies cortados, moldeados a partir de las propias partes del cuerpo de la artista de comida, Kate Haigh. A pesar de su apariencia realista, están hechos con chocolate y rellenos con un lujoso licor.

Los pasteles que inicialmente parecen menos apetitosos son los cupcakes de “Extirpación de Larvas de Mosca”. Vienen con pinzas y guantes de látex, para que un devorador aventurero pueda extraer la larva de fondant del agujero en la carne del cupcake y exprima el pus con sabor a mango, antes de devorarlo. ¡Qué rico!

“Es agradable hacer pasteles lindos, pero es bueno variar”, dijo Denise Steele.

La pastelera Jacqui Kelly está convencida de que hacer pasteles desagradables es un ejercicio útil para cualquier pastelero ambicioso: “Mis habilidades han avanzado inmensamente, porque puedes tomar riesgos”.

Como dice el dicho: hay que ser apasionado y visceral para alcanzar la gloria.

Ahora ve
Cientos exigen transparencia en el uso de recursos para los damnificados del 19S
No te pierdas
×