Los 10 mejores cruceros del mundo para vivir aventuras extremas

Lejos del cliché de las bebidas y el ocio a bordo de un barco, estas expediciones te adentran a la naturaleza y las culturas del mundo
Autor: Roderick Eime
(Reuters) -

Crucero, la palabra que evoca imágenes de buffets desbordantes, competencias por un lugar ante la máquina de helados y juegos por doquier.

Pero hay otra cara de este tipo de viajes que no tiene nada que ver con el estereotipo de las personas tomando cocteles: un crucero de aventura y expedición.

Aunque es casi engañoso llamarlo "crucero". En realidad se trata de una "aventura en barco", en la que los destinos suelen ser exóticos y gran parte del atractivo es llegar hasta ahí.

10. Islas safari, Hawaii, Estados Unidos

Puntuación de extremosidad: 6/10

En Isla Grande, los vacacionistas aventureros pueden subir al explorador Safari con otras 36 personas para hacer kayak, montañismo en volcanes, nado con delfines y con mantarrayas.

Los participantes del crucero visitan islas como Moloka'i, una especie de fortaleza de flores frangipani con el verdadero espíritu hawaiano del "aloha", y Lana'i, donde se puede cazar, disparar y pasear a caballo.

Un-Cruise Adventures, desde 700 dólares por persona por noche.

9. Al otro lado del Paso del Noroeste, Norte América

Puntuación de extremosidad: 6/10

Hasta hace algunos años, el legendario Paso del Noroeste era un recorrido solamente hipotético entre los océanos Atlántico y Pacífico, a través de la parte superior de Canadá.

Durante siglos, las personas murieron tratando de pasar y algunos de ellos todavía están allí, encapsulados en tumbas de permafrost, una capa superficial de hielo permanente.

Ahora, con los cambios climáticos, el paso se puede atravesar con seguridad y sin miedo a la muerte. Puedes aprovechar para visitar las comunidades inuit, que han habitado en el hielo durante siglos.

OneOcean Expeditions, desde 600 dólares por persona por noche.

8. El antiguo Kimberley australiano

Puntuación de extremosidad: 7/10

Fue todo un reto para los exploradores holandeses del siglo XVI. El noroeste de Australia es tan inhóspito, que la vida sigue siendo dura para los pueblos Njikena y Punaba, que han estado ahí durante miles de años.

La temporada de cruceros es de abril a septiembre, cuando las lluvias torrenciales han disminuido y hay cascadas de agua a lo largo de toda la meseta.

La región de Kimberley está infestada de cocodrilos y posiblemente tiene el arte rupestre más antiguo del mundo, pero se encuentra en peligro a causa de las exploraciones desmedidas en búsqueda de gas y aceite. Hay que ir antes de que ya no quede nada.

North Star Cruises Australia, 1,000 dólares por persona por noche.

7. Reserva Nacional Pacaya Samiria, Amazonas

Puntuación de extremosidad: 7/10

Es el río más grande del mundo por su volumen, pero también es una de las principales vías de navegación.

La ciudad de Iquitos, en Perú, es el mejor punto de partida para el mejor crucero del Amazonas, y desde ahí viajarás a la Reserva Nacional Pacaya Samiria, donde los afluentes del Yanayacu ('agua negra', en la lengua indígena local) y Ucayali ('rompe canoas') alimentan los ríos en el cauce principal.

La vida silvestre en la reserva incluye pirañas, osos perezosos, los raros delfines rosados y muchos monos ruidosos.

Puedes convivir con las familias de indígenas ribereños que viven en las orillas antes de volver a un lujoso barco de 24 pasajeros para freír tu piraña.

Aqua Expeditions, desde 700 dólares por persona por noche.

6. El tour de ‘El libro de la Selva’, India

Puntuación de extremosidad: 7/10

El río Brahmaputra empieza en los glaciares del Tíbet antes de bajar por la India y desembocar 2,900 kilómetros más adelante, en la Bahía de Bengala.

Mientras vas abordo del crucero Charaidew, de 24 personas, puedes beber té local y saborear los distintos tipos de curry a bordo.

Una visita al Parque Nacional de Kaziranga (patrimonio de la UNESCO) con elefantes, rinocerontes y (tal vez) tigres de Bengala, es una de las diversiones en el camino.

Assam, Bengal Navegation, desde 400 dólares por persona por noche.

5. La salvaje África Occidental

Puntuación de extremosidad: 8/10

Las repúblicas africanas que alguna vez fueron desgarradas por la guerra se están abriendo a los turistas por vía marítima.

Países como Angola, Sierra Leona y Congo están empezando a recuperarse de los devastadores conflictos, lo que permite a los visitantes explorar los antiguos puertos de esclavos, los santuarios de vida silvestre y los mercados de vudú.

Los muchos pueblos de chozas a lo largo de la ruta de cruceros costeros ofrecen muchas oportunidades para comer, beber, cantar y bailar.

Hoy puede ser el mejor momento para ir, ya que el aumento de la piratería en el Golfo de Guinea está poniendo nerviosas a las aseguradoras marítimas, lo que puede incrementar los precios.

G Adventures, desde 600 dólares por persona por noche.

4. Viajando como Scott, Amundsen y otros en la Antártida

Puntuación de extremosidad: 8.5/10

Puedes seguir los pasos de la heroica travesía por la Antárticala de los exploradores reales, como Robert Falcon Scott, Roald Amundsen y Douglas Mawson. Navegar por el Mar de Ross o la Bahía de la Commonwealth, donde estos hombres se adentraron en el blanco más profundo, te permitirá encontrar las chozas que dejaron atrás, que todavía guardan objetos que quedaron congelados hace 100 años.

Aterrizar en Mawsons Hut puede ser más difícil. Los icebergs enormes del tamaño de pequeños países a veces bloquean el paso, y los famosos vientos catabáticos, que soplan a hasta 320 kilómetros por hora, podrían hacerte volver en tu avión a Tasmania.

Heritage Expeditions, desde 600 dólares por persona por noche.

3. De isla a isla en el Pacífico

Puntuación de extremosidad: 8.5/10

El pequeño barco Braveheart para 12 personas parece sacado del programa de televisión La isla de Gilligan y visita algunas de las más remotas y deshabitadas islas en el Océano Pacífico.

El objetivo de la expedición es visitar las tierras pelágicas (en el mar abierto, distantes de tierras continentales) con nombres como Vostok, Starbuck y Jarvis, simplemente porque están ahí.

El recorrido acaba 29 días después en Samoa Occidental. Su objetivo es haber visitado al menos 10 de estas islas remotas, y la compañía ofrece devoluciones si no se completa.

Wild Earth Travel, 1,200 dólares por persona por noche.

2. Rompehielos al Polo Norte

Puntuación de extremosidad: 9.5/10

No se puede pedir algo más extremo que esto (pero sigue leyendo hasta el final). Hace apenas 100 años, los navegantes al Polo Norte eran tan famosos como los exploradores lunares Neil Armstrong y su equipo.

Todavía se puede dar paseos en trineo a los largo de traicioneras grietas, montículos helados y Sastrugi (obstáculos de hielo). Incluso puedes subir a bordo del rompehielos más poderoso del mundo, el barco nuclear ruso 50 лет Победы (50 Años de Victoria).

No hay mucho que ver en el camino, más que las poderosas turbinas empujando 25,000 toneladas de acero a través de la bolsa de hielo de hasta tres metros de espesor en el camino a 90 grados norte.

Tras zarpar de Murmansk, en Rusia, estás de vuelta en dos semanas.

Quark Expeditions, desde 2,000 dólares por persona por noche.

1. Al naufragio del Titanic, Océano Atlántico

Puntuación de extremosidad: 10/10

Si la loca visión de Clive Palmer se hace realidad, podrás navegar, en 2016, en una réplica del Titanic de 1912.

Pero lo verdaderamente extremo es visitar las ruinas del Titanic en un submarino especializado durante ocho horas a 3,750 metros bajo la superficie del Atlántico Norte.

Los viajes son intermitentes en función de la demanda y por algunas complicaciones legales, pero si el Titanic no está disponible, también hay excursiones disponibles al hundido Bismarck (4,500 metros) o a los respiraderos hidrotermales del Atlántico a unos insignificantes 3,000 metros.

Los aventureros del mar profundo están empezando a competir con los viajeros espaciales por los viajes más extremos.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Adventure Associates, desde 5,000 dólares por persona por noche (tiempo de inmersión aproximadamente de ocho horas).

Nota del editor: Durante la mayor parte de las últimas dos décadas, Roderick Eime ha recorrido las más lejanas, más frías, más ventosas, más secas, más húmedas y menos visitadas partes del planeta, contando sus experiencias en periódicos y revistas. Eso es raro para un muchacho que no está tan interesado en las incomodidades. Cuando no está temblando, sudando o secándose, es editor de la guía Adventure Cruise Guide.

Ahora ve
A partir de diciembre, el salario mínimo en México sube 8.32 pesos
No te pierdas
×