La disminución en la lactancia materna expone a madres y niños en México

La alimentación a los niños directamente del pecho materno cayó ocho puntos porcentuales entre 2006 y 2012, según la encuesta de salud 2012
La nueva medida polémica de Bloomberg
| Otra fuente: CNNMéxico

La lactancia materna es una de las medidas más efectivas de combate a las enfermedades infantiles, pero a pesar de sus beneficios es una costumbre que ha ido a la baja en los últimos seis años, según la última encuesta de salud.

El porcentaje de madres que amamantan a su hijo cayó ocho puntos porcentuales —pasó del 22.3 al 14.4%— entre 2006 y 2012, un cambio “drástico” según nuevos resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensaut) 2012 presentados este martes.

En el medio rural el retroceso fue “mucho más grave”: se redujo a la mitad, de 36.9 a 18.5%, según la encuesta.

“Este hallazgo es preocupante para la salud pública porque la lactancia ofrece protección contra las enfermedades más comunes de la infancia que son las principales causas de mortalidad”, indica el documento.

Amamantar puede proteger a los bebés contra el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), diabetes, obesidad y asma, según distintos estudios. En las madres reduce el riesgo de cáncer de mama y de ovario, además de que ayuda a la recuperación posparto y a fortalecer los huesos, según el libro The Breastfeeding Book y la Academia Estadounidense de Pediatría.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que la alimentación de los menores durante los primeros seis meses de vida sea exclusivamente con leche materna y que este alimento esté presente hasta los dos años. Si amamantar a los niños durante los primeros seis meses fuera una constante mundial se evitarían más de un millón de muertes, según la OMS.

“No hay mejor alimento que pueda tener un ser humano en esta etapa”, dijo a CNNMéxico la jefa de lactancia del Hospital General de México, Verónica Garza. “Tiene que ver todo con la relación mamá e hijo… no hay nada que supla a la leche materna por todo lo que tiene, por cómo ayuda a mejorar las defensas”.

Desinformación, una de las causas

La disminución en los índices de lactancia no es sorprendente cuando se considera que “el medio en que se desarrolla la mujer mexicana es hostil a la lactancia”, detalla el Ensaut en sus conclusiones.

Para Giovana Ríos, directora de la organización de promoción de la lactancia materna Amaren, una de las razones es la desinformación entre los propios especialistas (pediatras, ginecólogos y enfermeras) sobre el tema.

“Las madres se sienten solas, creen que no tienen suficiente información. Muchísimas madres salen con latas y latas de fórmula láctea”, dijo.

Según el Ensaut, "es frecuente que los niños sean separados de sus madres durante varias horas después del alumbramiento, un lapso en el cual se le dan otros líquidos, incluyendo fórmula láctea”, la cual aunque cubre las necesidades nutricionales básicas, no contiene hormonas ni sustancias inmunológicas, y no ayudan a fortalecer la relación emocional entre madre e hijo.

Verónica Garza afirma que el trabajo para revertir esta situación consiste en capacitar y sensibilizar tanto al personal como a las madres.

“El trabajo se tiene que hacer todos los días, constante. El flujo que tenemos de mamás que están en entrenamiento, capacitación, es muchísimo”, dijo.

El Hospital General a su cargo, uno de los más avanzados del país en la materia, contempla entre sus programas información sobre cómo producir más leche, cómo amamantar correctamente, cómo evitar infecciones y cómo cuidar al bebé.

"Cuesta mucho amamantar en público"

Otras causas de la caída tienen que ver con la creencia de baja producción de leche, enfermedades o supuesta resistencia del bebé al alimento, según el Esnaut.

Sin embargo, otro tipo de factores también inciden en este fenómeno. Uno de ellos es totalmente cultural y tiene que ver con nuestros hábitos, según Giovana Ríos.

“La parte cultural pesa muchísimo con las madres”, dijo. “A la gente le cuesta mucho amamantar en público. El tema de descubrirse para alimentar a tu bebé muchas mujeres lo llevan muy mal”.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

La falta de espacios para amamantar complican más el escenario para las madres que se rehúsan a descubrirse en público.

Según Ríos, también es común entre las madres, sobre todo las jóvenes, un temor a que la lactancia haga que sus senos “se caigan” y esto afecte su apariencia.

Ahora ve
En 20 frases, así fue la defensa de Emilio Lozoya sobre el caso Odebrecht
No te pierdas
×