En enero, ¿aumentan los deseos de divorciarse?

Algunos abogados afirman que una de las razones por las cuales este es uno de los meses con más divorcios son las finanzas
.
divorce separation couple throw  .  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Sarah LeTrent
(CNN) -

En años recientes, enero se ganó el apodo de “el Mes del Divorcio”.

Un análisis de FindLaw.com de las solicitudes de divorcio entre 2008 y 2011 en Estados Unidos, con apoyo del servicio de investigación legal Westlaw, reveló un repunte de solicitudes en enero, seguido de un aumento que alcanza el punto máximo a finales de marzo.

Los psicólogos maritales y abogados de divorcios dicen que la descripción más precisa de enero sería “el Mes para comenzar a investigar mis opciones”, pero concuerdan en que hay cierta precisión en el concepto de "mes del divorcio".

Según el análisis de FindLaw.com, las búsquedas de los términos “divorcio” y de frases relacionadas como “ley familiar” y “custodia de los hijos” aumentaron un 50% de diciembre a enero, y siguieron elevándose hasta marzo.

Entonces, ¿qué ocurre exactamente en estos tres primeros meses del año, que hace que las parejas casadas aparentemente felices consideren el divorcio?

“Las personas no quieren ser acusadas por los amigos y familiares de que fueron crueles justo antes de Navidad”, dice el un abogado familiar y de divorcio, Miles Mason.

“Si alguien acude a nosotros en enero, tomaron la decisión antes de las festividades”.

Para algunos, se trata del dinero. El final del año es una temporada de bonos (salariales), de los cuales una porción puede ser reclamada como activos de un cónyuge. Posponerlo hasta enero también ayuda a no interferir con la declaración de impuestos del año previo, que muchas parejas presentan conjuntamente.

Mason dice que muchos están indecisos cuando comienzan a platicar preliminarmente con un abogado.

Quieren saber lo básico: cuánto costará, cuánto afectará su vida diaria y otras preocupaciones prácticas.

Dice que las personas, especialmente quienes planean mucho, quieren tener una estrategia holística para tomar decisiones legales y personales inteligentes. Es por eso que a menudo un cliente comenzará la conversación en enero y esperará hasta marzo para pedir el divorcio.

El psiquiatra Mark Banschik, autor de la serie de libros El divorcio inteligente, dice que el comienzo de un año nuevo es un “momento existencial”, en el que las personas analizan sus vidas, se percatan de que estas pasan muy rápidamente y que su versión actual no es feliz.

Lee: Cómo 'disfrutar' tu matrimonio mediocre

“Llaman a los abogados por dolor”, dice.

Banschick dice que es fácil desplazar toda la carga de tu infelicidad hacia tu cónyuge.

“No hay nadie que pueda herirte (tanto) como la persona que amas (...) El amor es una oportunidad para sentirse validado. Pero esa vulnerabilidad que permite que alguien te conozca es la misma vulnerabilidad que puede hacerte sentir devastado”.

El mejor momento para el divorcio es cuando te sientes centrado sobre quién eres y lo que necesitas, dice Banschick.

Al igual que Banschick y Mason, la terapeuta Susan Pease Gadoua, autora de Contemplar el divorcio, una guía paso a paso para decidir si quedarte o irte, experimenta un aumento de llamadas telefónicas en la primera parte del año, después de que pasan las festividades.

“El problema con el divorcio es que nunca hay un buen momento”, dijo.

Pero los tres expertos, en entrevistas telefónicas separadas, dijeron que el mismo fenómeno también se da en otro mes: septiembre.

Banschick dice que se debe a que el verano es una temporada de bodas y vacaciones; los niños están en casa de vacaciones de la escuela y “no es un momento para crear problemas”.

La raíz común de su conclusión: esta temporada particular de unión se terminó; ahora hay que volver a la vida real.

¿Pasaste por un divorcio? ¿El momento del año fue un factor? Responde en la sección de comentarios.

Ahora ve