Una vacuna desarrollada en Argentina, esperanza contra el cáncer pulmonar

Sin efectos adversos hasta ahora, según las pruebas, y 5 inyecciones cada 14 días, podrían ser una nueva alternativa de cura
vacuna salud inyección  vacuna
| Otra fuente: QUO

Racotumomab, conocida por sus creadores como la vacuna contra el cáncer de pulmón, inaugura una nueva etapa en los tratamientos contra la mortal enfermedad.

El Centro de Inmunología Molecular de La Habana y el Laboratorio Elea, de Argentina, iniciaron en 1995 una investigación de tratamientos contra el cáncer. Al principio trabajaron sobre el de piel y el de mama, pero luego tuvieron que readaptar el proyecto.

"El cáncer de pulmón no era el primero en la lista. Reacomodamos la investigación cuando descubrimos que esta variante de cáncer era la más promisoria para tratar", explica Daniel Alonso, director científico del Consorcio de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i) que en mayo de 2013 anunció el descubrimiento de la vacuna terapéutica Racotumomab.

En QUO.mx encontrarás el artículo completo sobre la vacuna terapéutica contra el cáncer pulmonar

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer de pulmón es el que más muertes causa en el mundo: 1.3 millones de personas, en promedio, al año.

El desarrollo de la vacuna es algo innovador en sí mismo, pero tiene un atractivo extra: es la primera vez, en América Latina, que un logro científico de esta envergadura es alcanzado gracias a la colaboración estatal y privada, con una inversión superior a los 50 millones de dólares (más de 600 millones de pesos), realizada a lo largo de 18 años y con una participación de 90 científicos.

La vacuna demostró su efectividad en la etapa preclínica: en células en cultivo, en animales, en modelos de laboratorio. Cuando los científicos tuvieron pruebas suficientes de que era segura y efectiva, lo cual tardó alrededor de dos años, dieron el siguiente paso: la autorización para aplicarla en humanos. Realizaron varias fases de pruebas. En ellas, los retos fueron reclutar a los voluntarios, demostrar la efectividad de la vacuna y valorar la sobrevida de los pacientes.

El cáncer de pulmón puede ser de "células pequeñas" o de "células no pequeñas (CNP)", señalaron los especialistas. El segundo es el más común y el más peligroso, ya que es la variante asociada al tabaquismo y la que ataca a 90% de los pacientes. Fue justo en las CNP en donde los investigadores probaron la variante más promisoria de su vacuna.

"Los tumores que enferman al paciente tienen que ser entendidos como células del propio individuo que han degenerado por mutaciones, aunque sean células, son células alteradas, lo que explica que sean toleradas por el sistema inmune, porque más allá de sus daños pertenecen al propio organismo y este no las ataca. Lo que hace la vacuna es ayudar a desenmascarar el tumor que el sistema inmune no ve y que es el 'colado de la fiesta'. Le saca la careta gracias al antígeno que le pone la vacuna, le dice: 'ojo, este no estaba invitado' ", describe Daniel Alonso.

LEER: Sabemos que fumar mata, entonces ¿por qué seguimos fumando?

La vacuna induce una potente respuesta, que hace que los anticuerpos y células producidos por el organismo actúen en contra del tumor principal y de la metástasis, sin afectar los tejidos sanos. Es aplicada a pacientes con cáncer de pulmón avanzado que ya recibieron tratamientos de quimio o radioterapia, e incluso ambos. Es decir, es complementaria, pero de ninguna manera sustituye los tratamientos tradicionales. La ventaja es que casi no tiene efectos adversos. El protocolo indica que es necesario aplicar cinco inyecciones cada 14 días, y después un refuerzo mensual de mantenimiento.

Por ahora, el Consorcio en Argentina ya tiene avances en una serie de compuestos sintéticos que podrían aplicarse como auxiliares en la cirugía oncológica, reduciendo el riesgo de sangrado y de metástasis postoperatorias.

Alonso subraya: "La vacuna no es una cura milagrosa, está validada para una etapa específica del tumor. Lo que no quiere decir que con el tiempo, el día de mañana, no sirva en otros momentos de la enfermedad".

Para llegar a eso, todavía habrá que esperar.

Este es un fragmento de un artículo publicado en la edición de enero de 2014 de la revista QUO, que es parte de Grupo Expansión, una empresa de Time Inc. La firma edita en México 17 revistas y 11 sitios de internet, entre ellos CNNMéxico.

Ahora ve
El fin del acuerdo nuclear con Irán es una posibilidad real, sostiene Trump
No te pierdas
×