10 cosas que debes conocer (y probar) de la Ciudad de México

El Metro de la ciudad y la comida son algunas de las mayores atracciones que los turistas deben disfrutar
La Ciudad de México busca calidad de vida
Autor: Catherine E. Shoichet | Otra fuente: 1

Nota del editor: El famoso chef, autor best-seller y personalidad de televisión ganadora del Emmy, Anthony Bourdain, regresó para la tercera temporada de Anthony Bourdain: Partes desconocidas.

(CNN) —  La Ciudad de México comenzó como el hogar de un antiguo imperio y se convirtió en una metrópolis moderna y masiva.

Con más de 20 millones de personas vibrando en sus calles, es una de las mayores ciudades del mundo.

Ese bullicio de gran ciudad trae comida deliciosa, mercados masivos y más eventos culturales en un día de lo que alguien puede seguirle la pista.

Hay riqueza fastuosa, pobreza devastadora y mucho qué descubrir en la extensa capital de México:

1. ¿Buscas establecer un récord peculiar? La Ciudad de México podría ser el mejor lugar para hacerlo

Una gran ventaja de tener a tantas personas en el mismo lugar: es fácil establecer un récord si puedes persuadir a suficientes de ellas para que hagan lo mismo al mismo tiempo.

Récords por la mayor cantidad de gente que se besa simultáneamente (38,879), la mayor cantidad de gente bailando Thriller de Michael Jackson al mismo tiempo (13,597) y la enchilada más grande del mundo (con un peso de casi 1.5 toneladas) se establecieron dentro de la capital mexicana, según los Récords Mundiales Guinness.

2. La comunidad homosexual es bienvenida

Durante años, los vínculos enraizados de Latinoamérica con la iglesia Católica romana significaban que gran parte de la región tendía a ser más conservadora en lo que se refiere a la homosexualidad. Pero eso comenzó a cambiar en años recientes, y la Ciudad de México estuvo a la vanguardia.

El matrimonio entre personas del mismo sexo es legal allí. Igual que la adopción por parte de parejas del mismo sexo. Y la ciudad se ha comercializado como un destino para los turistas gay. En 2010, la ciudad ofrecía una luna de miel gratuita a la primera pareja gay de Latinoamérica en casarse.

3. Podrías haber escuchado sobre el esmog. Trabajan en ello

La contaminación en la Ciudad de México solía ser tan mala que los niños que dibujaban imágenes del cielo, según reportes, lo pintaban gris, no azul.

Debido a su ubicación geográfica, en un valle entre montañas, y la cantidad total de automóviles que viajan por sus calles, el esmog es un problema que la ciudad todavía combate. Pero con los programas del gobierno que alientan el transporte en bicicleta y limitan la cantidad de días que los automovilistas pueden estar en las calles, los residentes de mucho tiempo dicen que el problema de la contaminación está mucho mejor de lo que solía estar.

Otra solución innovadora se estrenó el año pasado: una torre de hospital cubierta con una fachada diseñada para "comerse el esmog", al descomponer los contaminantes cuando el sol le pega. Los diseñadores dicen que los azulejos en la fachada del Hospital Manuel Gea González neutralizan los efectos de 1,000 automóviles cada día.

4. La ciudad fue construida en un lago

Es difícil imaginarlo ahora, pero gran parte de la jungla de asfalto que ahora compone la Ciudad de México alguna vez fue un gran lago.

Los aztecas construyeron una civilización masiva allí, con Tenochtitlan como la capital.

Esa ciudad, que comenzó en una isla y se expandió para incluir partes reclamadas del lago, prosperó hasta la conquista española. Después de ganar la batalla para el control del área en 1521, los españoles destrozaron Tenochtitlan y construyeron la Ciudad de México en la cima de sus ruinas, por medio de canales y caminos de la ciudad azteca como base para sus nuevas calles y eventualmente drenando el lago.

Pero no borraron completamente el pasado. Eso generó algunos descubrimientos antiguos fascinantes mientras la Ciudad de México se volvió una metrópolis urbana moderna.

En 1978, los trabajadores de una empresa eléctrica que excavaban cerca del zócalo de la ciudad se encontraron con una reliquia azteca. Eso llevó a que los arqueólogos desenterraran las ruinas del Templo Mayor, un templo azteca que ahora es un popular destino turístico.

5. Se hunde

Resulta que el lecho seco de un gran lago no es el mejor cimiento para la construcción de un edificio. Si quieres pruebas, echa un vistazo a algunas de las estructuras más icónicas de la ciudad de México.

El suelo en pendiente y un péndulo que gira dentro de la Catedral Metropolitana muestran que el edificio está decididamente inclinado.

Dirígete en Paseo de la Reforma al Ángel de la Independencia, y necesitarás subir escalones que la ciudad construyó con el paso de los años, ya que el área alrededor del monumento de 1910 se hundió.

Los funcionarios del gobierno estiman que la ciudad se hunde a un ritmo de 10 centímetros por año. Un reporte reciente del gobierno estimó que la Ciudad de México se hundió 10 metros en los últimos 60 años.

6. Uno de los hombres más ricos del mundo vive allí

El magnate mexicano de las telecomunicaciones Carlos Slim encabezó la lista de los hombres más ricos del mundo de la revista Forbes durante cuatro años. El fundador de Microsoft, Bill Gates, reclamó el lugar número uno este año. Pero Slim y su familia, con una fortuna neta estimada de 71,400 millones de dólares, todavía están cómodamente en el segundo lugar.

Slim vive en la Ciudad de México, y muchas de las empresas que controla también se ubican allí. Incluso si pasas por la ciudad, te encontrarás con sus propiedades.

¿Hablas en un teléfono celular mexicano? Es muy probable que esté vinculado con la empresa de Slim, Telcel, que controla el 70% del mercado inalámbrico de México.

¿Pasas por una tienda departamental? Si pasaste algún tiempo en la ciudad de México, probablemente encontrarás una razón para detenerte en un Sanborns, la cadena ubicua de Slim que tiene restaurantes, farmacias y bienes minoristas.

¿Admiras edificios hermosos en el Centro Histórico de la ciudad? Slim ayudó a financiar una gran renovación allí en años recientes.

7. Es más segura que algunas partes del país

Muchos mexicanos solían temer viajar a la capital de su nación, preocupados por el crimen.

Los asaltos y secuestros en las calles todavía son grandes preocupaciones para residentes y visitantes. Y en vecindarios lujosos, podrías encontrar una tienda que vende vidrios a prueba de balas cerca de una boutique de ropa de diseñador.

Pero la tasa de homicidios de la ciudad está a la par con otras grandes metrópolis del mundo.

Y con la violencia por las drogas en otras partes del país, la Ciudad de México en realidad se ganó una reputación como uno de los lugares más seguros para visitar.

8. No solo son tacos y tequila

No solo esperes encontrar muchos platillos cursi Tex-Mex aquí. La escena culinaria de la Ciudad de México es amplia, con restaurantes elegantes en hoteles de lujo y grandes chefs diciendo que vienen aquí para encontrar inspiración.

Pujol, un restaurante en el lujoso vecindario de Polanco de la ciudad, está entre los mejores restaurantes del mundo.

Pero no todo se trata de comida fina. Los puestos de mercado y en la calle sirven algo de la comida más deliciosa de la ciudad.

Si buscas tequila, no es difícil encontrarlo. Pero si quieres beber como un local, prueba el mezcal o el pulque.

Las tres bebidas están hechas de plantas de agave. El tequila viene del agave azul. El mezcal puede estar hecho de diferentes tipos de plantas de agave y se volvió una bebida popular para los hipsters en la capital de México.

Al igual que el pulque, una bebida azteca de 2,000 años hecha de jugo de agave fermentado pero sin destilar.

9. El Metro es rápido, barato y fascinante

Aunque muchos empresarios y extranjeros que viven en la ciudad dependen de taxis y servicios de automóvil, el Metro de la Ciudad de México todavía es la forma más popular de pasear entre las masas.

Las protestas después de que las autoridades anunciaron planes para subir las cuotas el año pasado no fueron exitosas. Pero tomar el Metro todavía es bastante barato: solo cinco pesos por un boleto.

Y no solo es una forma de llegar del punto A al punto B. Para algunas personas, las estaciones en las 12 líneas del Metro de la ciudad son un destino. Hay tiendas, bibliotecas, exhibiciones de arte e incluso laboratorios computacionales dentro.

Un túnel peatonal entre dos estaciones del metro en el corazón de la ciudad alberga más de 40 librerías.

10. No todo es ruido y asfalto

Si necesitas un descanso del bullicio, solo toma un paseo corto en el Metro en la Ciudad de México para llegar a lugares en los que sentirás que regresaste en el tiempo.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Vecindarios como San Ángel y Coyoacán (donde los artistas Diego Rivera y Frida Kahlo tuvieron su hogar) tienen calles empedradas, edificios hermosos y cafés pintorescos que te darán la oportunidad de recuperar el aliento.

Nick Parker de CNN contribuyó con este reporte.

Ahora ve
Cinco razones por las que las vacaciones de Trump preocupan a sus asesores
No te pierdas
×