Que la edad no sea un pretexto para dejar de ejercitarte

No importa si tienes 20 u 80 años, siempre habrá un tipo de ejercicio que podrás realizar para mantenerte sano
hombre ejercicio entrenamiento
hombre ejercicio entrenamiento  hombre ejercicio entrenamiento
Autor: Steve Steinberg, especial para CNN | Otra fuente: 1

Nota del editor: Entrenador personal, Steve Steinberg es dueño del negocio de entrenamiento Black Belt Fitness Personal Training y autor del libro “Fix Your Body, Fox Your Swing”.

(CNN) - Si estás listo para ejercitarte, eso es genial. Si no estás yendo al gimnasio de forma regular, entonces empieza lento. De cualquier forma, tu edad importa. Sigue esta guía de salud por década para tener buena condición en los años que vienen.

Si estás en tus 20’s

Eres joven e invencible (o al menos lo más que serás en toda tu vida).

“En este momento es cuando deberías estar corriendo, saltando y jugando”, dice Lecia Whitlock instructora del Instituto Nacional de Entrenadores Personales. “Prueba tu cuerpo de cualquier forma que quieras”.

Piensa en movimientos explosivos, ejercicios pliométricos, movimientos de todo el cuerpo -como presiones con mancuernas por encima de la cabeza mientras haces un desplazamiento con la pierna- que trabajan más de un grupo de músculos.

Si estás en tus 30’s

“Mientras pasas de ser un atleta de todos los días a ser más bien un guerrero de fin de semana necesitas ser más inteligente sobre la forma en que te ejercitas”.

Ahora es el momento para establecer los cimientos de un envejecimiento saludable. Podrías sentirte todavía como un niño, pero tus articulaciones saben que no lo eres. Ejercítate fuertemente, pero pasa un tiempo extra en el gimnasio mejorando la estabilidad de tus articulaciones.

Utiliza una pelota de estabilidad para hacer ejercicios de pecho con mancuernas en lugar de usar una banca. Esto ayudará a mantenerte libre de lesiones.

Si estás en tus 40’s

A esta edad tus niveles de estrés están por los cielos.

Físicamente necesitas hacer algo para contrarrestar los efectos de estar sentado detrás de un escritorio por 10 horas al día. La tensión en los muslos, caderas y hombros llevarán a problemas de rodilla, espalda y cuello si no lo solucionas a tiempo. Y mentalmente tienes que encontrar la manera de lidiar con estos niveles de estrés.

Practicar yoga de manera constante podría ayudarte a abrir tu cuerpo, estudios han demostrado que el entrenamiento de la mente puede ayudar a reducir problemas relacionados con el estrés.

Si estás en tus 50’s

No estás solo si has notado algunos cambios en tu cuerpo.

“Mientras envejeces los niveles de testosterona tienden a decrecer”, dice Whitlock. “Afortunadamente una de las formas de aumentar tu testosterona es al incrementar la masa muscular”.

Algunos estudios muestran que los entrenamientos de fuerza no sólo te ayudarán a mantener los niveles de testosterona, sino que también aumentarán los niveles de otras hormonas sexuales. Esto quiere decir que deberás estar levantando pesas como cuando estabas en secundaria.

Mientras tu forma sea la correcta y tus articulaciones lo soporten puedes ir aumentando el peso. La clave es concentrarte en grupos más grandes de músculos: pecho, espalda, glúteos, cuádriceps y muslos.

Si estás en tus 60’s

Puede que no estés tan estable o balanceado como solías estarlo. El balance depende de tres cosas: tu visión, los canales en tu oído interno y tu ‘software’ interno. Mientras la visión y tu oído interno se deterioran con el paso del tiempo tú necesitas practicar más ejercicio para mantener la estabilidad.

“Trabajar en el balance y en la atención del cuerpo no sólo te ayudará a mantenerte sin lesiones en tu vida diaria, si eres un tenista o golfista también verás cambios en la cancha”, dice Whitlock.

Si estás en tus 70’s, 80’s, o 90’s

Sólo porque ya tienes hijos, nietos y bisnietos no quiere decir que debas dejar de ejercitarte.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“Las personas hablan sobre perder los pasos cuando envejeces, y eso realmente ocurre”, dice Whitlock quien asegura que con la edad se adelgazan los músculos de las pantorrillas y ello afecta la forma de caminar.

Además de parecer más viejo, es una de las principales causas de las caídas o tropezones de acuerdo con varios estudios. Para trabajar en las pantorrillas y mejorar tu balance, mantente sobre las puntas de tus pies por 10 o 15 segundos de 3 a 4 veces al día.

Ahora ve
La renegociación del TLCAN va a toda marcha por los tiempos políticos
No te pierdas
×