París quita los 'candados del amor' y pide a las parejas tomarse 'selfies'

El gobierno parisino iniciará un programa para el problema de los candados que dejan las parejas en los puentes de la ciudad
París quitará los 'candados del amor'
/
(Reuters) -

La alcaldía de París anunció este lunes que retirará los "candados del amor" colocados por los turistas en los puentes de la capital y que terminaron convirtiéndose en un problema, provocando la reciente caída de una reja.

En lo inmediato, se estarán retirando sólo los candados en los lugares más problemáticos, precisó Aurelien Perol, del servicio de prensa de la municipalidad.

En junio pasado, unos 2.40 metros de la reja del Puente de las Artes, que atraviesa el Sena entre el Louvre y la Academia Francesa, se desmoronaron bajo el peso de los candados.

Las dos alambradas que habían caído fueron sustituidas temporalmente por placas de madera.

Los candados se eliminarán "en los lugares donde comienzan a ser problemáticos, cuando las alambradas ya no pueden soportar el peso", explicó el vocero municipal.

El miércoles, la alcaldía comenzará además a colocar pósters en los puentes de París invitando a las parejas de enamorados a reemplazar los "candados del amor" por selfies e inmortalizar su cariño con fotografías.

Los pósters exhortan a subir las fotografías a un sitio en internet o en Twitter con el hashtag #lovewithoutlocks (el amor sin candados). La campaña se lanzará en francés, inglés y español.

"Nuestros puentes no resistirán a su amor, no más candados, manifiesten su amor en el sitio lovewithoutlocks.paris.fr", proclaman los pósters. Además, un concurso recompensará a las mejores fotos subidas a través de Instagram el próximo 18 de agosto.

Un plan por etapas

"Se trata de la primera operación de un plan más global para terminar con esta práctica y reemplazarla por otra", precisó Perol.

Para la eliminación definitiva de los candados, —en una fecha aún no revelada— los arquitectos municipales están diseñando nuevas barandas "con superficies más lisas" o en las que ya no será posible enganchar los recuerdos con cerradura.

Los candados comenzaron a proliferar en forma masiva a partir de 2012 en varias ciudades del mundo, en cuanta pieza del mobiliario urbano ofrecía a los turistas la posibilidad de colgarlos.

Aparecieron en Moscú, Sídney, Colonia, Nueva York, Singapur, Montevideo y hasta en la Gran Muralla en China.

En París, dos estadounidenses enamoradas de la capital francesa lanzaron en marzo pasado una campaña en internet contra esa moda que según ellas daña la calidad de vida.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

El sitio nolovelocks.com creado por Lisa Anselmo y Lisa Taylor Huff declaró —y al parecer ganó— la guerra a los controvertidos candados, según ellas un símbolo de la estupidez globalizada y amplificada por las redes sociales.

Tras su elección en marzo como nueva alcaldesa de París, la socialista Anne Hidalgo había anunciado que había encargado su adjunto Bruno Juilliard iniciar una "reflexión y proponer alternativas artísticas, solidarias y ecológicas".

Ahora ve
Una camioneta atropella a varios peatones en La Rambla, Barcelona
No te pierdas
×