¿Odias correr? 25 formas para aprender a amar este deporte

Si sientes que correr es aburrido y tedioso, estos consejos te ayudarán a quitarte esa mentalidad y buscar una vida más sana
Correr para superarse
Autor: Emily Faherti | Otra fuente: DailyBurn

Correr es aburrido. Duele. Es solitario. Y no te da resultados inmediatos. ¿Verdad? Aunque no creemos que ninguna de estas sea una excusa necesariamente buena (¡o verdadera!), entendemos que no siempre es amor a primera carrera para alguien que decide atarse las agujetas y salir a la calle.

"La primera vez que intenté correr, después de pasar toda mi vida como bailarina y evitar un kilómetro en la clase de gimnasia, me divertí; durante los primeros cuatro pasos”, dice la bloguera Alison Feller de Ali on the Run. “¿Pero sabes qué es divertido? La segunda carrera, la tercera, la cuarta, la quinta…”.

Ya sea que seas un principiante intimidado por tomar esos primeros pasos o recientemente diste una vuelta equivocada en una rutina, estamos aquí para ayudar a que te muevas en la dirección correcta. Es por eso que le pedimos a Feller y a algunos de nuestros otros blogueros y entrenadores favoritos, que compartieran sus mejores consejos para encontrar diversión mientras corres.

1. Olvida el pasado

Sean cual sean los sentimientos o temores que asocias con correr; ¡déjalos en el pasado!

"Olvídate del entrenador que te hizo correr como castigo”, dice Sara Johnson, una entrenadora en Reality Running. “Olvídate de esos recuerdos de la niñez de no ser ‘el atleta’. Solo porque correr no era divertido para ti en el pasado no significa que no puede serlo ahora”.

Matt Orlando de The Runner Dad dice que la mayoría de los tropiezos iniciales son mentales. “Ser un corredor no se trata de velocidad o habilidad; es una forma de pensar”, dice. “Ya sea que corras un kilómetro en cuatro minutos o en 15 minutos, todo lo que se necesita es un par de zapatos y el deseo de salir de la puerta”.

2. Establece una meta

Establecer una meta para cada carrera (¡incluso aunque sea no caminar!) crea puntos de referencia de tu progreso y un sentido de logro.

"Utilizaba postes de teléfono cuando comenzaba”, dice Feller. “Cada vez que corría, me decía que llegara a ‘un poste más’”.

Eventualmente, podrías encontrarte estableciendo metas aún más locas, dice Elizabeth Maiuolo de Running and the City, “como correr por todos los puentes de Nueva York o cubrir tres parques diferentes en una carrera”.

3. Ve más lento

"Ni siquiera pienses en el ritmo al principio”, dice Amanda Loudin, la voz detrás de Miss Zippy. “Muchas personas se desalientan al principio porque quieren correr ‘rápido’. Así que salen y se matan, después se sienten abatidos y desalentados”.

El entrenador Ryan Knapp de Out and Back enfatiza correr a un paso conversacional, lo que significa que debes poder hablar mientras corres. Aunque puede ir en contra de la mentalidad “sin dolor no hay ganancia”, “asegura que construyes una resistencia aeróbica y enseña a tu cuerpo a volverse más eficiente, que es la clave de correr”, dice.

4. Ve con un amigo

Sí, puede ser solitario correr solo, pero digamos que hay mucho camino para compartir. “Pídele a un amigo que no has visto en un tiempo que corra contigo”, dice Jocelyn Bonneau, mejor conocida como Enthusiastic Runner. “¡Ponte al corriente mientras corren y los kilómetros pasarán volando mientras hablan!”.

Lee: Correr, aunque sea poco, podría ayudar al corazón

Julie Curtis de ROJ Running añade que tu cita también puede ser romántica. “En estudios se ha mostrado que las parejas que corren juntas, permanecen juntas”, dice. “Lleva a la persona que te gusta a trotar un poco o a reencender la pasión en tu relación de mucho tiempo. Ese brillo postejercicio podría llevar a que quemes algunas calorías más; si sabes a lo que me refiero”.

5. Juega

¿Recuerdas todos esos tontos juegos en carretera que tus padres utilizaban para entretenerte y distraerte en paseos largos? Incluso cuando camines, ¡todavía puedes utilizarlos! Juega “20 preguntas” con un amigo o intenta encontrar todas las letras del alfabeto en los señalamientos de la calle que pasas, si corres solo.

6. Descubre el camino que no has tomado

Si comes lo mismo en el almuerzo todos los días, inevitablemente te aburres, ¡y lo mismo pasa con correr!

"Caminar por el mismo camino todos los días puede volverse aburrido muy rápido”, dice Feller. La bloguera Gabrielle Kotkov de Marathons and Macarons sugiere escoger un lugar que se sienta especial. “Podría ser tan sencillo como el follaje en el parque o el atardecer en el río”, dice. “La primera vez que me enamoré de las carreras fue en el parque en otoño”.

Theodora Blanchfield, entrenadora y creadora de Preppy Runner concuerda, al añadir que incluso si tienes que viajar a tu nueva ruta primero, “correr es la mejor forma de ver nuevos lugares ¡y explorar algo nuevo a pie!”.

7. Recompénsate

Odiamos sonar superficiales, pero a veces no hay nada como nueva ropa para animarnos.

"Un atuendo de entrenamiento brillante me hará querer correr más y más rápido”, admite Maiuolo. Michelle Roos de Pawsitively Delightful también se rige por este enfoque.

"Si tengo tiempo (y dinero), compraré un nuevo par de shorts o una camiseta que actuará como una recompensa por todo el trabajo duro que he hecho hasta entonces”, dice. “Si es algo con lo que querré correr después, ¡puedo probármelo!”.

8. Encuentra un final feliz

Si pudieras tener cualquier cosa esperándote al final de una carrera difícil, ¿qué sería? Para Emily Halnon de Sweat Once a Day, es sencillo. “Cerveza”, dice. “Recomiendo terminar la mayoría de las carreras con una buena cerveza”.

Abby Land, quien escribe Back at Square Zero, cree en el poder del almuerzo. “Te encuentras con un amigo y corren/caminan a tu lugar favorito para almorzar”, dice. “¡Hurra por el almuerzo!”. Y con todas las calorías que quemas corriendo, ¿quién podría culpar a Kotkov, quien dice que corre directo a una heladería antes? En cuanto a Feller, su máxima recompensa es “un parque para perros, lleno de cachorros preciosos”. Todo se trata de lo que pone una sonrisa en tu rostro.

9. Levántate con el sol

Cambiar el momento del día en el que corres puede tener un gran impacto en tu rendimiento y estado de ánimo en general. Aunque es difícil salir de la cama y ponerse los zapatos para correr, en estudios se muestra que quienes se despiertan temprano obtienen más éxito (y amaneceres espectaculares). Según la investigación, aquellos que se ejercitan en la mañana tienen más energía, menos apetito y duermen mejor (sin mencionar menos cancelaciones para la hora feliz) que aquellos que esperan hasta la noche.

10. Conoce a tus vecinos

Conoce tu tienda local y clubes de corredores del área para encontrar carreras en grupo y potenciales compañeros de entrenamiento.

"Hay responsabilidad de grupo y presión para seguir, incluso cuando estás cansado o el clima no es muy bueno”, dice Sara Larsen de Sara Runs. Orlando añade que las conexiones con tu comunidad son una gran forma de conocer a personas con una pasión y metas similares, quienes también son “increíbles, divertidos, saludables y normalmente disfrutan ayudar a otros”.

11. Sube el volumen

Para vencer la tristeza de correr, muchos corredores acuden a la música. Como el nombre de su blog sugiere, Gerard Pescatore de The Music of Running dice que poner música en la carrera puede ser una combinación increíble.

Lee: Cinco formas de correr con inteligencia

"¡Puedes protagonizar tu propio video musical mientras corres!”, dice. “También ayuda a que pase el tiempo. Si sé que una canción dura más de siete minutos, descubro que puedo correr un kilómetro durante esta”.

Jessica Hofheimer, creador de Pace of Me, dice que guarda música “¡para aquellas carreras en las que realmente no ‘lo siento’ porque siempre me anima!”. Maiuolo sugiere listas de reproducción organizadas por BPM (siglas en inglés de beats por minuto), pero tampoco no olvides podcasts o comedia.

12. Corre en senderos

Halnon dice que correr en senderos no es nada aburrido, y no podríamos estar más de acuerdo. “Pensaba que sería imposible para mí enamorarme más de correr, y luego descubrí los senderos”, dice.

"Y debido a ese primer paso hacia ese sendero retorcido, aprendí que correr en la tierra puede hacer que este deporte sea emocionante e increíble para casi todos. ¿Te gusta ver cosas hermosas también? ¡Corre en un sendero!”.

13. Lee algo bueno

Busca fuentes que te motiven a aprender más y ponerlo en práctica. Loudin sugiere leer. “Compra una revista de corredores o echa un vistazo a algunos blogs de corredores para consejos e inspiración”, dice. (Pista: todos los blogueros que salen en esta nota son un gran comienzo para tu lista de lectura).

14. “Desnúdate”

Cuando los corredores hablan sobre “desnudarse”, se refieren a dejar sus dispositivos. Si eres un tipo de corredor de muchos gadgets, intenta dejarlos atrás en tu siguiente salida. Sin reloj para rastrear cada paso por kilómetro y caloría quemada, eres más propenso a descubrir las simples alegrías de correr. “Correr te permite escapar del estrés, escapar de las preocupaciones, escapar del mundo”, dice Orlando. “Puedes ser solo tú y el camino”.

15. Retribuye

No estamos seguros de que otro deporte allá afuera sea tan altruista como correr. Si no puedes encontrar la motivación personal para mantener un pie delante del otro, hazlo por una causa. Es fácil encontrar eventos que recauden fondos para la organización sin fines de lucro de tu elección, o puedes descargar una aplicación como Charity Miles para asegurarte de que cada paso retribuya algo.

16. Haz una cita

Puede que no suene emocionante, pero hacer que las carreras sean parte de tu horario le darán un mayor propósito.

"Siempre me recuerdo que solo son 30 o 60 minutos de mi día”, dice Danica Newon de Chic Runner. “Incluso si voy lento, es mejor que no hacer nada”.

17. Saca tu porrista interior

Experimentar el deporte desde las gradas, con un cencerro en la mano, es una de las mejores formas de encender la pasión por correr. “¡Ve a una carrera local y alienta en la meta!”, dice Johnson. “La emoción y alegría de quienes llegan a la meta serán contagiosas”.

Pescatore alienta a otros corredores como espectador para que le ayude a recordar por qué ama correr. “Me anima”, dice. “La comunidad de corredores es increíble y me sacó de mi caparazón (introvertido)”.

18. Compite. Compite. Compite

"Escoge una carrera y paga la cuota de registro”, dice Johnson. “Pagar dinero en efectivo por algo dificulta que dejes tu entrenamiento”. Con tantos eventos de dónde escoger; desde carreras coloridas hasta carreras en lodo y maratones, la mayoría de los corredores, incluida Loudin, concuerdan. “Meterte al ambiente de las carreras puede ser increíblemente motivador e inspirador. Encuentra una carrera local de 5K como tu punto de inicio”, sugiere.

19. Acelera

Los ejercicios de velocidad pueden doler (está bien, duelen mucho) ¡pero te prometemos que ciertamente no te aburrirás! “Correr es sencillo”, dice David Hylton, cofundador de #RunChat y bloguero en Running… Because I Can. “Prevenir que te aburras es más sencillo”.

Puede sonar cruel, pero intenta subir colinas para cambiar de ambiente o intenta con intervalos alrededor de la pista para un cambio de ritmo muy literal.

20. Comparte el viaje

Si estos consejos de blogueros son alguna indicación, incluso hay una comunidad de corredores más grande allá afuera que quiere que tengas éxito; así que habla sobre esto, tuitea sobre esto y ¡escribe en blogs con ellos!

Lee: ¿Corres mucho? Quizá no sea tan buena idea

"A veces ‘odiaba’ correr y me sentía tan rechazado por mis amigos”, dice Curtis. “Pero una vez que compartí mis pensamientos y temores, encontré a muchas personas que experimentan lo mismo y me ayudaron a sentirme más conectado”.

¡Y no te olvides de compartir (en exceso) pruebas fotográficas de tus entrenamientos! “Trae tu cámara para hacer que la carrera sea como una aventura cinemática”, dice Maioulo.

21. Mide tu éxito

Mantén un diario escrito de tu vida como corredor. Si eres una persona analítica, dice Orlando “rastrea tu progreso a través de hojas o sitios como MapMyRun o RunKeeper”. Mientras continúas mejorando y te sientes más cómodo corriendo, podrás mirar atrás y tener notas tangibles de tu progreso de entrenamiento. ¿Impresionado por tu éxito? ¡Suena a que es momento de más regalos!

22. Desafíate

Quizá corriste en algunas carreras locales de 5K y quieres llevar las carreras al siguiente nivel. Inscríbete a una carrera que esté a unos meses de distancia y que parezca un poco fuera de tu alcance y ve por ella.

"Encuentra carreras que sepas que no promocionarías para que puedas enfocarte diferentemente”, dice Hylton. “Ya sea que tenga colinas locas o esté en un sendero o sea una distancia nueva, evitarás caer en una trampa de ‘lo mismo de siempre’”.

23. Comienza a hacer carreras consecutivas

Una “racha oficial de carreras” significa que te comprometes a correr por lo menos un kilómetro al día durante todo un año. No creemos que tengas que ir a ese extremo para entender la idea. Intenta con una racha más corta, como de Día de Acción de Gracias a Año nuevo en el invierno o de mayo a septiembre en el verano. Todavía es más difícil de lo que suena, pero es una gran herramienta para mantenerte motivado y responsable.

24. Tómate un descanso

Por otro lado, muchos corredores dicen que comienzan a conocer su verdadera relación con las carreras cuando se alejan de esta. ¿Es amor verdadero o son enemigos mortales?

"Si realmente odias correr y has probado todos los ‘trucos’, quizá correr no sea para ti o no es el momento para que lo hagas”, dice Curtis.

Hylton concuerda, al decir que amar correr no pasa de la noche a la mañana. “Es como estar en una relación”, dice. “Al principio te gusta; luego te gusta mucho; luego algo pasa y necesitas un descanso. Después regresas y redescubres lo que casi te pierdes. Entonces te enamoras”.

25. Desea la carrera

Convertirte en un corredor se trata de reconocer el valor en cada paso en el camino. “Necesitas querer correr lo que buscas lograr”, dice Roos. “Si quieres correr un maratón a un ritmo meta, esa meta es lo que te impulsa por la carrera enfrente de ti (que podrías no querer en ese momento). ¡El deseo por la meta necesita ser mayor!”.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Hofheimer está de acuerdo en que todo se trata de recordar por qué corres. “El panorama general es lo más importante para mí”, dice. “Correr me hace sentir vivo y fuerte y conectado a mí mismo”.

Quizá correr no sea para todos, pero no lo sabrás hasta que lo intentes; y estas son algunas formas de por lo menos divertirte mientras lo haces. Pero, de acuerdo con Feller, el mejor consejo que podemos ofrecer es llenarte de energía para superarlo. “Cuando comienzas, la pelea es tanto mental como física”, dice. “¿Quieres que correr sea divertido de inmediato? Te aseguro que no va a ser así. Pero una vez que puedes encontrar la fuerza mental para pasar por las primeras carreras, las carreras que siguen verdaderamente serán divertidas”.

Ahora ve
Messi publica video de su hijo cantando una popular canción catalana
No te pierdas
×