Un dispositivo reabsorbible quiere regresar la salud al corazón

Un nueva tecnología permite mantener abiertos los vasos sanguíneos del corazón por dos años antes de disolverse en el cuerpo
armazon biorreabsorbible enfermedad cardiaca  armazon biorreabsorbible enfermedad cardiaca
| Otra fuente: CNNMéxico

Una nueva tecnología que se reabsorbe en el cuerpo quiere ayudar a mejorar la calidad de vida de quienes padecen enfermedades cardiacas, especialmente quienes sufren de la enfermedad de arterias coronarias (EAC). 

Las enfermedades cardiacas son la principal causa de muerte en el mundo y los padecimientos de arterias coronarias son los más comunes entre ellas según la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

La EAC es una condición en la que las arterias que llevan sangre al corazón presentan bloqueos o estrechamientos por un exceso de placa - la cual está compuesta por grasa, colesterol y calcio, entre otros depósitos - y puede generar problemas como angina de pecho (dolores de pecho) e infartos.

Lee: Las cinco enfermedades más comunes de los mexicanos

Esta enfermedad normalmente se trata a través de cambios en el estilo de vida y cirugías como la angioplastia en la que se coloca un dispositivo metálico (stent) para mejorar el funcionamiento de los vasos sanguíneos del corazón. 

Un grupo de investigadores y el laboratorio médico Abbott desarrollaron una tecnología que se inserta en el corazón de manera parecida a un stent pero se disuelve en el organismo tras dos años de uso.

“Esta tecnología llegó a nuestras manos después de mucha experimentación e investigación para tratar las enfermedades coronarias como lo hacemos con los stents metálicos, pero no queríamos dejar objetos extraños en los vasos sanguíneos, porque estos elementos pueden producir diversas reacciones a largo plazo”, dijo en entrevista el médico Samer Mansour, jefe de la división de cardiología en la Universidad de Montreal.

Este dispositivo conocido como armazón vascular biorreabsorbible ayuda a reestablecer el flujo sanguíneo de los pacientes y, por el momento, está enfocado en aquellos que no pueden costear adelgazadores de sangre a largo plazo, tienen problemas distales en los vasos sanguíneos, son personas jóvenes o pacientes activos acostumbrados a hacer ejercicio.

A nivel mundial hay cerca de 60,000 pacientes que se están tratando con esta tecnología, de acuerdo con el médico Mansour.

El armazón, el primer dispositivo en su tipo con liberación de fármaco, está elaborado con un material conocido como poli-lactida que se disuelve de forma natural en el organismo. 

La colocación de este dispositivo en forma de tubo es similar a la de un stent metálico, se inserta por medio de un catéter dentro del cuerpo y se conduce hasta el vaso sanguíneo bloqueado en el corazón para permitir el flujo de sangre. 

A diferencia de un stent, el tratamiento con este dispositivo permite al vaso sanguíneo reanudar su función y movimiento natural tras los dos años de uso.

En las primeras etapas de investigación se utilizó esta tecnología en casos de lesiones simples; en esta segunda etapa se están analizando casos complejos y la forma en que se da el proceso de recuperación a largo plazo, de acuerdo con el médico Mansour.

El especialista señala que este nuevo dispositivo permitirá experimentar beneficios como el evitar una trombosis posterior, un padecimiento que ocurre con los stents metálicos que conlleva a la formación de coágulos sanguíneos, además de una mejora en la calidad de vida y menos síntomas recurrentes de angina en los pacientes. 

Investigación con células madre

El médico Samer Mansour y su equipo en la Universidad de Montreal trabajan en la investigación del uso de células madre enfocadas en la recuperación del miocardio después de un ataque cardiaco.

Lee: Las células madre podrían revertir daños al corazón después de un infarto

“Tenemos un protocolo clínico de investigación en donde tratamos pacientes después de tener un ataque cardiaco (...) Lo que tratamos de hacer con las células madres es reinyectarlas al músculo a través de la arteria coronaria para aumentar la fuerza del músculo y aumentar las probabilidades de vida de los pacientes que tienen infartos masivos”, asegura el investigador.

Los ataques cardiacos causan daños irreparables en el miocardio, el músculo del corazón, tras el bloqueo de sangre y oxígeno.

Esta investigación ha avanzado a una segunda fase en la que se determinan los efectos funcionales de la terapia, en la primera etapa se descartaron riesgos asociados con el procedimiento gracias al uso de células madre del propio paciente.

Los primeros datos indican que existen mejoras en la fuerza muscular del corazón y una reducción de los síntomas en los pacientes que han pasado por este tipo de terapia.

Lee: ¿Cuánto ejercicio hacer después de un infarto?

Aumento de las enfermedades cardiacas

El incremento de enfermedades cardiacas a nivel mundial, y su aparición a edades más tempranas, se debe a factores de riesgo como diabetes, colesterol alto, hipertensión y otros padecimientos relacionados con el estilo de vida.

El número de diabéticos en el mundo podría duplicarse para 2025, lo cual pondrá sobre la mesa más enfermedades coronarias, de acuerdo con Mansour.

Para evitar la aparición de estos padecimientos crónicos el médico recomienda:

1. Modificar el estilo de vida, bajar de peso, seguir una buena dieta que tenga menos carbohidratos y grasa, hacer al menos 30 minutos de ejercicio moderado de tres a cuatro veces por semana, y dejar de fumar.

2. Acudir al médico cuando aparezca cualquier síntoma. “El corazón puede dar algunas alarmas, sólo necesitamos escucharlo”, dice el médico.

Estos síntomas son dolor de pecho o problemas para respirar; presión en el pecho, espalda, hombros o cuello al momento de hacer ejercicio; pérdida de conciencia; dolores atípicos en cuello, pecho o brazos; arritmias; palpitaciones e incluso náuseas.

3. Quienes ya tienen un padecimiento coronario deben mantener sus citas médicas e indicaciones de medicamentos. Alrededor de 40% de los pacientes no hacen caso a las recomendaciones de los doctores de acuerdo con Mansour.

Ahora ve
¿Quieres comprar un celular? Te decimos cómo hacer una compra inteligente
No te pierdas
×