La enfermera contagiada con ébola en Texas será trasladada a Maryland

Nina Pham viajará para recibir un tratamiento especial contra el virus en el Instituto Nacional de Salud en Maryland
Obama ofrece acción más agresiva contra el ébola
Autor: Holly Yan y Catherine E. Shoichet
(Reuters) -

La enfermera contagiada con ébola en Texas será trasladada para su atención médica a un hospital de Maryland especializado en el mortal virus, dijeron funcionarios de salud este jueves.

Nina Pham, la trabajadora de salud, está siendo enviada al Instituto Nacional de Salud en Maryland para recibir un tratamiento especial. Nina fue una de las dos enfermeras contagiadas con el virus en Texas mientras atendían al ya fallecido Thomas Eric Duncan.

Este hecho se da cuando en el noreste de Ohio una persona ha sido puesta en cuarentena y otras seis se monitorean a sí mismas, tras entrar en contacto con la otra enfermera de Texas, Amber Vinson, dijo el portavoz del Departamento de Salud de Ohio, Jay Carey.

Varias escuelas de Texas y Ohio están cerradas como medida de precaución contra la exposición de profesores y estudiantes. 

Existe la preocupación, también, en la Universidad de Yale, ya que un estudiante de doctorado de Connecticut que recientemente regresó de Liberia y tiene fiebre fue puesto en aislamiento en el hospital Yale-New Haven, donde una muestra de su sangre será analizada para saber si se trata de ébola, informaron funcionarios del centro médico este jueves, agregando que los resultados estarán disponibles en 24 horas.

Todo esto ocurre mientras las autoridades federales de salud afrontan en el Congreso el manejo de la crisis en Estados Unidos.

Por la mañana un funcionario de un hospital se disculpó por los errores en el manejo de los casos de ébola. Las escuelas cierran por temor a una posible exposición. Y los funcionarios de salud han puesto a 76 trabajadores del hospital en una lista de prohibición para tomar vuelos.

El director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) dice que la enfermera no debería haber sido autorizada para volar después de reportar su fiebre. Ahora 132 personas más se preguntan si pueden ser vulnerables.

"Lo lamentamos profundamente"

El hospital de Texas donde un paciente con ébola murió y dos enfermeras se infectaron pidió disculpas por los errores cometidos mientras han tratado los casos del virus.

El doctor Daniel Varga dijo que el hospital manejó mal el caso de Thomas Eric Duncan, el paciente que fue enviado originalmente a casa desde el Hospital Presbiteriano de Texas en Dallas, incluso después de que tuvo fiebre y dijo que era originario de Liberia.

"Desafortunadamente, en nuestro tratamiento inicial del señor Duncan, a pesar de nuestras mejores intenciones y un equipo médico altamente calificado, hemos cometido errores", dijo Varga, director clínico de Servicios de Salud de Texas, en un testimonio escrito a la Cámara de Representantes.

"Nosotros no diagnosticamos correctamente sus síntomas como los de ébola. Lo lamentamos profundamente", dijo Varga.

Días después de que Duncan regresó al hospital, murió a causa del virus.

Pero Varga hizo esbozar una línea de tiempo de la preparación del hospital, y mencionó que a los empleados del hospital se les dio orientación para la búsqueda de síntomas del virus del Ébola varias veces durante el verano.

Indicó que el hospital ha hecho varios cambios de política, como los procedimientos en el proceso de investigación de pacientes en el departamento de emergencia para incluir el historial de viajes.

Lee: Obama ofrece respuesta más agresiva contra el ébola

Los trabajadores, en tierra

Los CDC están considerando poner a 76 trabajadores de la salud del Hospital Presbiteriano de Texas en una lista de exclusión aérea de la Administración de Seguridad del Transporte, explicó un funcionario familiarizado con la situación.

El funcionario también dijo que los CDC están considerando reducir el máximo de temperatura sospechosa para considerar a un paciente con posibles síntomas de ébola a 38 grados Celsius (100.4 Fahrenheit).

La idea surgió después de la noticia de que Amber Vinson, una enfermera que cuidaba a Duncan, voló a su casa de Cleveland a Dallas después de reportar una fiebre.

Vinson llamó a los CDC para reportar una temperatura de 37.5 grados. Informó que se estaba por subir a un avión, dijo un funcionario federal a CNN, pero no recibió una orden de permanecer en tierra.

El director de los CDC, Tom Frieden, dijo que Vinson no debería haber volado porque había atendido a Duncan, y porque otra enfermera ya había sido diagnosticada con el virus.

Dijo que hay una probabilidad "extremadamente baja" de contagio en el avión, pero la agencia está buscando a los pasajeros como parte de los "márgenes adicionales de seguridad".

Vinson está siendo atendida en Atlanta, luego de ser transferida desde Texas, donde permanece Nina Pham, la primera enfermera que dio positivo al ébola.

Escuelas cerradas

La noticia del viaje de Vinson provocó el cierre de escuelas en dos estados.

En Texas, un par de escuelas en el Distrito Escolar Independiente de Belton fueron cerradas este jueves debido a que dos estudiantes estaban en el mismo vuelo que Vinson de Cleveland a Dallas, el vuelo 1143 de Frontier Airlines, dijo el superintendente.

Y en Ohio, dos escuelas en el Distrito Escolar de Solon en los suburbios de Cleveland fueron cerradas para este jueves debido a que un miembro del personal "viajó a casa en Dallas en Frontier Airlines el martes en un vuelo diferente, pero tal vez el mismo avión" que Vinson.

Seis tripulantes de Frontier Airlines en tierra

Los distritos escolares no son los únicos preocupados sobre los viajes de Vinson.

Frontier Airlines colocó a seis miembros de la tripulación en vacaciones pagadas por 21 días como "precaución", dijo el director ejecutivo de la compañía, David Siegel.

La aerolínea también retirará las cubiertas del asiento del avión y la alfombra donde la pasajera infectada se sentó, a pesar de que estas medidas no fueron requeridas por los CDC, dijo Siegel.

Reclamos en el hospital

Después de los reclamos de un sindicato de enfermeras, una vocera del Hospital Presbiteriano de Texas dijo que algunos de los señalamientos no tienen base.

El Sindicato Nacional de Enfermeras, citando entrevistas con enfermeras en el hospital, dijo que Duncan fue "dejado por varias horas, no de forma aislada, en una zona donde otros pacientes estaban presentes" durante su segunda visita al hospital.

Pero la vocera Candace White dijo que Duncan "fue trasladado directamente a una habitación privada y lo colocaron en el aislamiento" durante su segunda visita.

Y después de que el sindicato reclamó que "no había nadie para recoger los residuos peligrosos apilados hasta el techo", White dijo que los residuos estaban "bien contenidos, de conformidad con las normas, y se encuentran en lugares seguros y controlables".

Elizabeth Cohen, Dave Alsup, Rene Marsh, Miriam Falco, Victoria Kennedy, Devon Sayers y Matthew Stucker contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
La quinta ronda de renegociación del TLCAN termina con varios pendientes
No te pierdas
×