El brote de ébola 'corre mucho más rápido' que la reacción

El impacto del ébola va más allá de las muertes que ha causado: repercute en los familiares de las víctimas y la economía de los países
ebola  (Foto: Getty)
Autor: Jason Miks
(Reuters) -

El brote actual de ébola "corre mucho más rápido" que la reacción internacional, dijo uno de los descubridores del virus el 16 de octubre.

"Ésta es la primera epidemia de ébola en la que están involucrados países enteros y en la que están afectadas ciudades enteras", dijo Peter Piot, microbiólogo y ex subsecretario general de Naciones Unidas, a Fareed Zakaria, conductor del programa Global Public Square de CNN. "Me seguiré preocupando de que la respuesta a la epidemia esté realmente rezagada respecto al virus".

Según el reporte más reciente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha habido casi 9,000 casos confirmados y presuntos, además de que han muerto casi 4,500 personas. Sin embargo, la OMS advirtió que podría haber hasta 10,000 casos nuevos en Guinea, Liberia y Sierra Leona para fines de este año.

Lee: La ONU asegura que falta dinero para contener al ébola

Piot, quien perteneció al equipo que descubrió el virus en 1976 en la actual República Democrática del Congo, acaparó los titulares a principios de octubre cuando declaró para el diario británico The Guardian que temía que hubiera una "catástrofe inimaginable" si el virus se alojaba en una megaciudad como Lagos.

"Los tres países afectados están totalmente desestabilizados, no solo en cuanto a la cantidad de personas que han muerto de ébola (sus familiares, los niños que están quedando huérfanos porque sus padres murieron), sino porque la economía se ha estancado", dijo Piot el jueves en entrevista desde Oxford.

Lee: Descubridor del ébola dice que el virus vive 'la tormenta perfecta'

"Grandes cantidades de personas mueren por otras enfermedades que normalmente son tratables, como la malaria; las mujeres mueren durante el parto porque los hospitales están abandonados o llenos de pacientes con ébola. Es un factor muy, muy desestabilizador", dijo. Agregó que el impacto de su propagación "trasciende al ébola".

Piot dijo que es imposible predecir la cantidad de casos. Cuando se le preguntó sobre las proyecciones de la OMS, dijo: "10,000 por semana o 1,000, realmente no sabemos".

"En este momento hay unos 1,000", señaló. "Se sigue expandiendo, eso es seguro. Probablemente siga creciendo hasta que se haya implementado todas las medidas de forma más eficaz".

Ese mismo día, Daniel Varga, director clínico del hospital Texas Health, ofreció disculpas por los errores que dijo que se cometieron en el tratamiento del liberiano Thomas Duncan, quien fue la primera persona que murió en Estados Unidos a causa del virus. Enviaron a casa a Duncan a pesar de que dijo que tenía fiebre y que había estado en el oeste de África.

"Desafortunadamente, en el tratamiento inicial que dimos al Sr. Duncan, a pesar de nuestras mejores intenciones y de contar con un equipo médico altamente capacitado, cometimos errores", declaró Varga ante el Congreso estadounidense. "No identificamos correctamente sus síntomas de ébola. Lo lamentamos profundamente".

En un artículo que escribió para CNN a principios de octubre, Tom Frieden, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), señaló que una de las formas en las que Estados Unidos puede prevenir la propagación de la enfermedad en Estados Unidos es combatirlo en la fuente: el oeste de África.

"Después de todo lo que se ha dicho y hecho, esta es la única forma en la que se protegerá verdadera y completamente la seguridad de la salud de Estados Unidos… y del mundo", escribió Frieden.

Piot coincidió con esta opinión y agregó que hay signos alentadores en los dos países de la región que han resultado más afectados.

"Mientras haya una gran epidemia en el oeste de África, el resto del mundo está en riesgo. Esta es una razón más para ofrecer asistencia para detener la epidemia. Otra de las razones es que surgirá gente en Europa, Estados Unidos o China", dijo.

Lee: La OMS declara a Senegal libre de ébola

"La buena noticia es que tanto Nigeria como Senegal lograron contener una cantidad considerable de casos", dijo Piot. "En Senegal nunca hubo un caso secundario. En Nigeria se infectaron y murieron varias personas, pero no ha habido un brote en Lagos, una ciudad de más de 20 millones de habitantes".

"Eso demuestra que si actúas con decisión y lo suficientemente pronto… se puede controlar".

Cuando Zakaria le preguntó qué medidas le gustaría que se tomaran para tratar de detener la propagación del virus, Piot señaló que es particularmente importante concentrarse en la protección de los empleados de los servicios de salud.

"Algo que hemos aprendido a través de Médicos sin Fronteras es cómo tratar a los pacientes, cómo cuidarlos y aislarlos para que no contagien a los demás, pero también para reducir más o menos la mortalidad", dijo. "Necesitamos proteger a los empleados de los servicios de salud. Ya lo vimos en Estados Unidos. Ya lo vimos en Europa, pero sobre todo en África, en donde han muerto más de 200 enfermeras y médicos a causa del ébola. Eso puede lograrse por medio de la protección".

No obstante, agregó que el mayor reto para obstaculizar el avance del ébola es cambiar la clase de conductas que permiten su propagación.

"Detener la transmisión en la comunidad en los funerales… eso sigue ocurriendo. Por eso tenemos que cambiar las conductas y las creencias de la gente y la forma de atender a los pacientes que aún están en casa y que pueden infectar a la gente durante su traslado a las unidades hospitalarias".

"Cambiar las conductas va a ser un enorme desafío. Además tiene que provenir de dentro, en donde se influencian las creencias y en donde es necesario implementar conductas seguras. Eso puede ocurrir gracias a los líderes tradicionales, de los líderes de opinión de cada comunidad".

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Cuando se le preguntó si creía que Estados Unidos estaba exagerando ante el potencial de propagación del ébola, Piot dijo que esperaba que la amplia cobertura sobre el virus en los medios garantice que la gente esté más consciente de cómo protegerse. Sin embargo, señaló que también cree que es posible controlar el brote actual.

"No me preocupa una epidemia en la población en general", dijo. "Habrá casos. Creo que no debemos ser ingenuos, pero creo que se puede controlar".

Ahora ve
Wayne Van Niekerk, el hombre que podría ser el heredero de Usain Bolt
No te pierdas
×