Un químico muy común en el hogar podría dañar el CI de tus hijos

Los ftalatos, encontrados en contenedores de plástico, podrían reducir el CI de los niños, según un estudio
ftalatos plastico quimicos tupper
ftalatos plastico quimicos tupper  ftalatos plastico quimicos tupper
Jen Christensen
Autor: Jen Christensen
(Reuters) -

Un químico que está en muchos productos para el hogar podría dañar el CI de tus hijos.

Las mujeres que tenían una gran cantidad de los químicos llamados ftalato de dibutilo y ftalato de isobutilo en sus cuerpos durante el embarazo dieron a luz a niños que tenían resultados de CI marcadamente menores, según un nuevo estudio en la revista PLOS One.

En el estudio se encontró que para los siete años, los niños expuestos a más de estos químicos tenían CIs que eran más de seis puntos menores que los de los niños expuestos a niveles menores de los químicos.

Lee: Los 11 químicos que pueden dañar la salud de tus hijos

Los ftalatos hacen que los plásticos sean más flexibles y difíciles de romper. Estos plastificantes también son buenos para ayudar a que los químicos tengan un aroma en particular.

El material se encuentra en una gran variedad de cosas que las personas utilizan cada día, como los contenedores que usas para almacenar comida o calentarla en el microondas. Los ftalatos también están en los ambientadores, toallitas para secar, champús, cosméticos y muchas otras cosas que encuentras en tu casa.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos estima que más de 212 millones de kilogramos de ftalatos se producen cada año.

La exposición a ftalatos es extensa en Estados Unidos, según una investigación realizada en 2009 en el Cuarto Reporte Nacional de Exposición Humana a Químicos Ambientales. Las mujeres tenían tasas mucho más altas de exposición. Eso se debe a que utilizan más productos con ftalatos; productos como jabones, champús, cosméticos y jabones líquidos.

Lee: ¡Cuidado! Tus cosméticos podrían ser tóxicos

Los ftalatos entonces pueden terminar en tu cuerpo después de que comes o bebes algo que estuvo en contacto con el plastificador. También puedes inhalarlo de los vapores o polvo que contiene partículas de ftalato.

"En años recientes los ftalatos han estado bajo gran escrutinio”, dijo la autora principal del estudio, Pam Factor-Litvak. La profesora de Epidemiología trabaja en la Escuela Maliman de Salud Pública en la Universidad de Columbia. Estudia generalmente las relaciones biológicas entre las exposiciones ambientales y el desarrollo. “Este es el primer estudio que siguió la exposición prenatal”.

Estudios anteriores se enfocaron en el impacto negativo de salud que los ftalatos podrían tener en el sistema reproductor masculino. En otros estudios se han mostrado asociaciones entre la exposición a ftalatos y la salud humana, aunque no se estableció un vínculo causal.

Este estudio más reciente se enfocó en la salud de 328 madres que viven en la ciudad y sus hijos. Los científicos midieron el químico al analizar la cantidad de ftalatos que estaba en la orina de la madre en el tercer trimestre.

Se les dieron pruebas de CI a los niños cuando cumplieron siete años. Las pruebas evalúan cuán rápidamente un niño procesaba información, cómo utilizaban su razonamiento perceptivo, cómo el niño utilizaba su memoria de trabajo y probaba su comprensión verbal.

Los investigadores evaluaron elementos que ya tienen un impacto negativo en el CI de un niño. Esos elementos incluyen el nivel de educación de la madre, su percepción de dificultad y el acceso que tiene a una alimentación y ropa adecuadas así como su satisfacción con sus condiciones de vida.

Los investigadores también evaluaron el ambiente de un niño y su exposición al humo de tabaco y otros detalles demográficos.

Incluso después de evaluarlos en estos factores, los investigadores vieron la diferencia de CI.

Los científicos no saben por qué podía existir este vínculo entre químicos y CI. Los ftalatos pueden impactar la forma en que las hormonas de una persona funcionan. Durante el desarrollo, las hormonas impactan el cerebro y el desarrollo de otros órganos. Sin embargo, en el estudio no se muestra definitivamente que los químicos dañaron el cerebro.

Los resultados de este estudio no fueron completamente lo que esperaban los autores.

“Estamos un poco sorprendidos con la magnitud de la caída del CI”, dijo Factor-Litvak. Una caída en el CI puede cambiar el potencial de éxito para el niño en la escuela y en el trabajo. “No estamos felices por el resultado debido a que los ftalatos son muy ubicuos en el ambiente”.

“Estos resultados sugieren un papel potencial de los ftalatos en el desarrollo neurológico”, dijo la médico Maida P. Galvez, quien no trabajo en el estudio pero tiene una especialidad en Pediatría Ambiental.

La profesora está en el Departamento de Medicina Preventiva y Pediatría en la Escuela Icahn de Medicina en Mount Sinai en Estados Unidos. “Aunque esto requiere replicación en otras poblaciones de estudio para su confirmación, subraya el hecho de que los químicos utilizados en productos diarios necesitan ser evaluados rigurosamente para ver su potencial de impactos de salud humana antes de que estén disponibles ampliamente en el mercado”.

Lee: Productos del hogar pueden dañar la fertilidad

Los ftalatos fueron prohibidos en los juguetes y productos para niños. En Europa los bajos ftalatos también fueron prohibidos en cosméticos. Ningún esfuerzo fue realizado para reducir la exposición al químico de las embarazadas.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Factor-Litvak y sus compañeros autores sugieren que las embrazadas deben hacer lo que puedan para minimizar su exposición a los ftalatos. Eso significa utilizar lociones y detergentes para lavar sin aroma; meter la comida al microondas en contenedores de vidrio en lugar de plástico; utilizar suministros de limpieza sin aroma; evitar ambientadores y plásticos etiquetados como número tres, seis y siete, debido a que estos productos utilizan ftalatos.

Factor-Litvak espera que el estudio aliente otra investigación en esta área.

Ahora ve
Malala estudiará en la Universidad de Oxford
No te pierdas
×