La clave para tu salud en invierno: Come de todo, pero pequeñas porciones

Aunque las bajas temperaturas propician el consumo de comida alta en grasas, la clave está en ser más selectivo sin privaciones
Cómo enseñar a comer sanamente a los niños
/
(Notimex) -

En temporada de frío, el cuerpo humano debe ajustarse a temperaturas bajas y una forma de ayudarle es mediante una alimentación balanceada, al proporcionarle calorías y nutrientes necesarios.

"La clave está en comer de todo, siempre y cuando sea en pequeñas porciones, evitando las bebidas azucaradas como refrescos y jugos. Lo más importante de esta temporada es tomar en cuenta las porciones de los alimentos, no excederse y combinarlos de forma adecuada", de acuerdo con autoridades de Salud mexicanas.

La dieta que resulta efectiva durante el verano deja de ser adecuada en el invierno, ya que es demasiado ligera para las necesidades del organismo, según la Secretaría de Salud de Querétaro.

La naturaleza proporciona alimentos de temporada que cuentan con las propiedades que requiere el organismo, para prevenir y combatir enfermedades respiratorias comunes en fechas de bajas temperaturas.

Durante el invierno existe la tendencia de consumir más calorías y aumentar de peso.

"Las ensaladas son poco tentadoras con el frío y se antojan más los alimentos calientes, que suelen engordar más, y la clave está en saber qué alimentos consumir y cuidar las porciones".

Lee: El frío provoca antojo de comida que engorda

Ante ello, la Secretaría de Salud recomendó evitar las cremas como entrada en la comida, y sustituirlas por sopa de verduras, consomés de pollo, caldo de res, pescado o camarón, que al ser preparados en casa aportan menos calorías.

El uso de condimentos como la cebolla y el ajo favorecen al organismo, ya que cuentan con propiedades antisépticas que eliminan microorganismos y mucolíticas que favorecen la expulsión de moco, también ayudan en la recuperación de infecciones respiratorias.

Otras recomendaciones son que, al estar bajo tratamiento médico a causa de alguna infección respiratoria, se procure reforzar la flora bacteriana con yogur y fruta fresca, así como mantener el consumo habitual de dos litros de agua al día, puede ser infusión o té para lograrlo.

"Es conveniente el consumo de miel para reemplazar el azúcar, ya que aporta energía y sustancias que mejoran la salud de las vías respiratorias", puntualizó la Secretaría de Salud.

Asimismo, se puede mejorar el consumo de vitamina A incluyendo en la dieta leche, queso fresco y huevo, lo cual ayudará a proteger la piel del frío y evitar las grietas de los labios.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Es importante aumentar el consumo de vitamina C, ya que ayuda a estimular el sistema de defensas y disminuir los síntomas de los resfriados.

La vitamina C se encuentra en mayor cantidad en las frutas cítricas como naranja, mandarina, limón, lima, toronja, guayaba y tejocote.

Ahora ve
El factor que más interesa a los millennials al buscar empleo, encima del dinero
No te pierdas
×