Los 'cinco feos': el safari de los animales menos agraciados del mundo

Leones, leopardos, búfalos, rinocerontes y elefantes son los favoritos de los safaris en África, aunque los 'feos' también tienen lo suyo
Laura Ma
Autor: Laura Ma
(Reuters) -

"Ese es el pájaro más feo que he visto”.

La declaración no sale de mi lengua pero se queda en mi boca mientras veo los mechones rudimentarios de plumas en la cabeza correosa de una cigüeña marabú.

Otros en el barco tienen sentimientos similares.

“Es uno de los 'cinco feos'”, dice Amos, nuestro capitán y guía en un safari vespertino en la Reserva Natural Moremi en el río Okavango Delta de Botsuana.

Su entusiasmo se siente exagerado para un ave tan fea.

Los safari tienden a enfocarse en los llamados cinco grandes: leones, leopardos, búfalos, rinocerontes, elefantes, pero los 'cinco feos' son una alternativa divertida para cualquiera que ya vio a las estrellas del safari.

Leer: Safaris, los nuevos santuarios anti-estrés en África

La lista es como el elenco de los animales menos majestuosos de El rey león: la cigüeña marabú, hiena, buitre, ñu y jabalí.

Y estamos aquí para conocerlos a todos.

Cigüeña marabú

La cigüeña marabú no solo depende de su aspecto, también tiene un aroma.

“Pueden crecer hasta 1.5 metros”, dice Amos mientras nos acercamos lo suficiente para ver el pico de aspecto roñoso de uno de estos grandes pájaros.

“Y estén agradecidos de que no esté lo suficiente cerca para que puedan olerlo”.

Todos, excepto nuestro guía, se encogen mientras el ave extiende sus malolientes alas de 3.5 metros y se quita de un árbol, dándonos un vista completa de su vientre y el saco de su garganta arrugada.

El Okavango Delta es uno de dos suelos de reproducción para la cigüeña marabú.

Durante la temporada de apareamiento, los pájaros son conocidos por comer presas vivas, incluidos flamencos adultos.

La cigüeña también es conocida por el nombre de “pájaro fúnebre” en reconocimiento al papel sombrío pero importante que juega en el Delta al reducir las enfermedades y limpiar el ecosistema al devorar cadáveres podridos.

Hiena

En la caminata por los matorrales de la mañana siguiente, somos afortunados al ver una hiena.

Ciertamente fuimos más afortunados que el animal muerto oloroso que devora.

"Tu nariz es el rastreador más fuerte del juego”, dice Amos.

Aparentemente, tus oídos son el segundo, pero somos alertados por la presencia de la hiena no por su risa de cacareo notoria sino por el sonido de los huesos que cruje.

Nos asomamos por el matorral para ver a una hiena con su hocico en el estómago de un impala.

Antes de que cualquiera pueda preguntar, nuestro guía dice: “Probablemente no le robó esta comida a los leones. Las hienas son cazadoras muy exitosas”.

La hiena está muy por abajo en el ranking de lindura. Esta no podría ponerse más fea a menos que estuviera cubierta de sangre.

Y así está.

Mi amiga, Anja, no está de acuerdo, al afirmar que las hienas son tan poco atractivas que en realidad son entrañables.

“Son solo feas porque son las villanas en las películas”, dice.

Mientras me muestra una fotografía de una hiena cachorro que su hermana tomó en el Parque Nacional Kruger de Sudáfrica, añade: “¡Los bebés son tan lindos!”.

Eso es debatible, pero ciertamente se ponen más feas con la edad.

Mientras observamos, nuestra hiena saca su rostro sangriento del cadáver, revelando su alargado cuello, andar encorvado y pelaje sucio y desaliñado.

Buitre

Con una de las mandíbulas más fuertes del mundo animal, las hienas no dejan mucho para los carroñeros.

Aun así, donde hay cadáveres, normalmente hay buitres.

Aunque la marabú es la única especie de cigüeña en la lista, toda la familia de los buitres puede afirmar su membresía al club de los feos.

Circulando por encima en un “caldero” volador (¡alerta de sustantivo inusual para un colectivo!), los buitres que vemos no son tan feos.

Sus alas hacen una silueta magnífica contra el cielo azul.

La ilusión se rompe cuando algunas bajan para competir con la hiena por la carne del impala, revelando que aunque tienen las alas de un águila, tienen el rostro de Freddy Kruger.

No es de extrañar que el pico y estatura encorvada del ave inspiraran un villano de cómics.

“Su fealdad es eficiente”, dice Amos. (Dice eso sobre todos los 'cinco feos').

El pico curvo es efectivo para cortar carne, según nuestro guía. La característica más fea del buitre, la cabeza y cuello sin plumas, son fáciles de limpiar después de comer carroña.

Logísticamente, tiene sentido.

Estéticamente, es algo que da pesadillas.

Jabalí

El jabalí es otro caso de practicidad sobre hermosura.

Estos cerdos salvajes están llenos de verrugas útiles pero nada atractivas en ambos lados de sus rostros, lo que las hace estar firmemente en la multitud de los feos.

Las protuberancias protegen los rostros de los jabalíes macho cuando pelean, incluso se ven como una cirugía que salió mal.

Los jabalíes abundan en el Okavango Delta. En cualquier lugar lejos del olor de los carnívoros, vemos familias de jabalíes cavando para encontrar raíces con sus nudillos frontales.

Junto con las verrugas, los mohawk peludos en sus espaldas y pelaje desigual, el jabalí es el cerdo menos atractivo en el delta (aunque sus costillas asadas son deliciosas).

Tienen la forma de torpedos con narices de cerdo.

Sus cuerpos parecen desproporcionadamente robustos en comparación con sus piernas delgadas y cuellos cortos.

Mientras vemos a una madre y dos bebés, alguien en nuestro grupo pisa una ramita y los asusta.

Somos tratados con la hermosa vista de los traseros de los jabalíes con las colas en el aire.

Ñu

Durante una tarde dirigiéndonos al resort Moremi Crossing del Delta en una canoa mokoro, nos cruzamos con el último de los 'cinco feos': el ñu.

Mientras chapoteamos desde un lado de la pequeña manada a otro, una docena de rostros negros cansados con melenas desordenadas nos miran, quizás preocupados de que intentáramos comérnoslos.

Debido a que son uno de los animales más populosos del safari, y no hay mucho qué ver, muchas personas no se molestan en fotografiarlos, dice Amos.

Como el primo no bonito del elegante antílope y la gacela, el ñu es una mezcolanza genética particular.

Tiene la cabeza de un búfalo, el cuerpo de un antílope y la cola de un caballo lanudo.

Su rostro alargado está conectado con un cuello de aspecto sucio y tiene una boca en forma de —y usada como— una cortadora de césped.

Los cuerpos grises oscuros decorados con marcas negras y blancas se añaden a una apariencia desaliñada.

“Su fealdad no es problema para aparearse, son prácticamente ciegos”, dice Amos mientras ríe.

Para llegar allí

La única forma de llegar a Moremi Crossing es por un avión pequeño, seguido de un paseo en bote de cinco minutos. El crucero guiado, caminata por matorrales y paseos mokoro son parte de paquetes todo incluidos para huéspedes.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Los alojamientos incluyen tiendas de lujo, regaderas en el exterior y serenatas nocturnas de hipopótamos.

Moremi Crossing, Maun, Botsuana; +267 686 0023; desde 335 dólares por persona

Ahora ve
Así se apagó la torre Eiffel por las víctimas de Barcelona
No te pierdas
×