Los psicópatas criminales no aprenden con castigos, según un estudio

El cerebro de este tipo de personas presentan anormalidades estructurales que les impide generar empatía y sentir temor a las penalidades
Psicópatas no aprenden de castigos, según estudio
| Otra fuente: CNNMéxico

Las personas con conductas psicópatas criminales tienen anormalidades en partes del cerebro que les impide aprender de los castigos, refiere un estudio que dieron a conocer investigadores de la Universidad de Montreal este miércoles.

Nigel Blackwood, afiliado con el Kings College de Londres y colaborador en el estudio, dijo que "los psicópatas criminales difieren de otros delincuentes en muchos sentidos. Los delincuentes, en general, son muy sensibles a la amenaza y el comportamiento enojado y agresivo. Los psicópatas, a su vez, reaccionan mal a las amenazas, siguen siendo fríos y ejercen una violencia deliberada”.

"Los delincuentes con psicopatía tienen una mayor tasa de recurrencia y no responden bien a los programas de rehabilitación. Nuestra investigación revela una anomalía que subyace a estas conductas, y podría apoyar las intervenciones para prevenir el comportamiento violento y terapias conductuales para reducir el número de recurrencias ", dijo Sheilagh Hodgins, profesora de la Universidad de Montreal e investigadora en el Instituto Universitario de la Salud Mental de Montreal .

"Hemos encontrado anormalidades estructurales en relación con la materia gris y algunas fibras nerviosas en la sustancia blanca en criminales violentos con la psicopatía."

La materia gris procesa la información y los procesos cognitivos, mientras que la materia blanca coordina la transmisión de información entre las diferentes partes del cerebro.

En el estudio participaron 12 delincuentes violentos con trastorno antisocial de la personalidad y la psicopatía, 20 delincuentes violentos con personalidad antisocial sin psicopatía y 18 no penales en hombres sanos.

Los criminales, condenados por asesinato, violación, intento de asesinato y delitos relacionados con lesiones corporales graves, fueron reclutados a través del servicio de libertad condicional inglés.

"Hemos utilizado la resonancia magnética para estudiar la estructura y función del cerebro en dos grupos criminales violentos en Inglaterra -respectivamente compuestos por delincuentes psicópatas y delincuentes sin síndrome de psicopatía- y un tercer grupo de control compuesto por personas no criminal saludables", comentó Hodgins.

El primer grupo (los psicópatas) presentaron un menor volumen de materia gris bilateral en la corteza prefrontal anterior y áreas de los lóbulos temporales, en comparación con otros delincuentes y no delincuentes.

Dichas áreas del cerebro están relacionadas con las emociones prosociales empatía, de tratamientos, como la culpa y la vergüenza, y el razonamiento moral.

"La mayoría de la gente no se tira a un autobús porque se imaginan las graves consecuencias de un accidente. Los criminales no tienen este razonamiento, lo que sugiere que no aprenden de los castigos. Son menos sensibles que otros ", añadió Hodgins.

Durante la infancia, los criminales psicópatas y no psicópatas son castigados repetidamente por sus padres y maestros, ya que no siguen las reglas o atacan a otros.

“Luego, en la adolescencia, estas personas son encarceladas con frecuencia. Sin embargo, los individuos con psicopatía insisten en presentar un comportamiento violento hacia los demás, al parecer los castigos no cambian su comportamiento", manifestó la investigadora en el Instituto Universitario de la Salud Mental de Montreal.

Para los expertos, es necesario desarrollar iniciativas para reducir la reincidencia de actos criminales, así como identificar los mecanismos neurales que subyacen a la conducta violenta persistente del psicópata.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Esta información es valiosa para el establecimiento de programas para la prevención de delitos violentos.

"Como la mayoría de los crímenes violentos son cometidos por hombres que tienen problemas de conducta a temprana edad, son necesarias las intervenciones basadas en el aprendizaje que se dirigen a los mecanismos del cerebro detrás de este tipo de comportamiento, para reducir significativamente el número de crímenes violentos ", indicó Hodgins.

Ahora ve
La Ciudad de México recibirá la visita de Godzilla
No te pierdas
×