Dos barrios chinos para celebrar el Año Nuevo lunar a la 'mexicana'

A miles de kilómetros de China, las luces y la música de esta tradicional fiesta se sienten con fuerza en algunas ciudades de México
Jorge Eduardo Gómez
(CNNMéxico) -

En China y gran parte del sureste asiático se celebra este 19 de febrero el Año Nuevo lunar de la Cabra, y aunque México se encuentra a miles de kilómetros de esa región, el color de su festejo también llega con fuerza. 

La Embajada de la República Popular de China en México contabilizó en 2011 a unos 14,000 chinos de ultramar y 40,000 mexicanos de origen chino en el país.

Datos del censo de 2010 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), colocan al Distrito Federal y a Baja California como los dos puntos con mayor concentración de habitantes chinos.  

De ahí que sean un atractivo en sus calles céntricas los faroles rojos, además de los leones y dragones danzantes para recibir el Año Nuevo chino.

El Barrio Chino de la Ciudad de México y La Chinesca en Mexicali son dos de los puntos turísticos donde se puede vivir muy de cerca este día festivo, en el que se da la bienvenida al año de la Cabra, ideal para concretar planes como el matrimonio o cambiar a una mejor área en el trabajo, según apunta la tradición.

La famosa Chinesca

Cuando se habla de platillos tradicionales de Mexicali, Baja California, en la frontera norte con Estados Unidos, es común escuchar que se hable de la comida china.

Esta ciudad fundada en 1903, en un valle desértico, tuvo entre sus primeros pobladores a inmigrantes chinos, que llegaron tras la firma de un acuerdo entre el gobierno de Porfirio Díaz y China para trabajos de agricultura en la zona del Pacífico mexicano, y para la construcción del ferrocarril; al término de esas labores, los inmigrantes hicieron de Mexicali su hogar y una base para el crecimiento de sus negocios.

En el centro de la capital de Baja California los chinos comenzaron a adquirir propiedades que más adelante se convirtieron en la famosa Chinesca, la cual actualmente abarca dos manzanas, y es el barrio chino más grande en el país.

mexicali
chinos mexicali  mexicali

Con cafés, restaurantes y tintorerías, los chinos se convirtieron en un grupo económico importante, al establecer sus negocios en un espacio conocido por sus sótanos, como una ciudad subterránea.

"Los chinos son una población muy numerosa, buscan utilizar todo el espacio disponible, construyen esos sótanos para dar albergue a sus compatriotas, muchos de ellos indocumentados... había que ponerlos en lugares aislados de la luz", indicó el sociólogo Óscar Hernández, director del Archivo Histórico de la ciudad de Mexicali.

El sociólogo considera que ha quedado atrás la mejor época de La Chinesca, aunque las festividades del Año Nuevo lunar siguen siendo un atractivo en este emblemático sitio de Mexicali.

La Sociedad China de Mexicali tiene su sede en ese punto, con una biblioteca y un museo dirigido a los orientales que nacen en esta ciudad fronteriza. El objetivo es que conozcan sus raíces.

"Tienen sus escuelas, aprenden chino, aprenden español, se integran a la comunidad y traen a más personas para poder desarrollar dentro del país mejores oportunidades", dijo Mauricio Moreno, director cultural y de eventos del Barrio Chino de la Ciudad de México.

Fiesta "como en casa" en el DF

En la calle de Dolores, en el Centro Histórico del Distrito Federal, se ubica el lugar donde se concentró la comunidad china en la capital mexicana.

Al transcurrir la década de 1940, ocurrió el establecimiento del restaurante Shan Ghai, en el callejón de las damas de la calle de Dolores, y así comenzó a construirse lo que se conoce ahora como Barrio Chino. 

Según Moreno, el del Distrito Federal es uno de los barrios chinos más pequeños del mundo, aunque "realmente en la zona fue extendiéndose, ya que los chinos buscaban tener esa compañía, ese acercamiento, y no perder completamente su identidad en ese periodo".

Sin Pie de Foto
barrio chino df centro  Sin Pie de Foto

En la actualidad los negocios de la comunidad china también tienen presencia en colonias céntricas del Distrito Federal como la Roma, Condesa, y Santa María La Ribera, e incluso están en el sur de la capital, aunqe los fuegos artificiales chinos truenan más en su pequeño terruño de la calle de Dolores.

"Las fiestas para nosotros son de 15 días; como los mexicanos son muy alegres en las fiestas, los chinos también; las personas dicen 'es que hacen mucho ruido'. El festejo, decir salud, los brindis, eso es como también acostumbramos en el país, por eso no se sienten tan fuera de casa", dice Moreno sobre el festejo del Año Nuevo lunar en el Barrio Chino de la Ciudad de México.

Desde la tarde de este jueves habrá danzas de leones y dragones en la calle de Dolores, "para generar bendiciones, abundancia (...) ahuyentar los malos espíritus y que reine la alegría", relató. 

Durante el fin de semana distintas escuelas de artes marciales y de danza se presentan en el tradicional barrio, en dos templetes instalados en las esquinas de Independencia y de Artículo 123; además ocurrirá la ancestral "bajada de lechuga", para darle la bienvenida al dios de la primavera.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

El festejo continúa los siguientes 15 días con abundantes platillos que deben reunir los elementos de aire, tierra y mar.

Moreno recordó que hay un proyecto del gobierno de la Ciudad de México que busca darle una imagen más asiática a la calle de Dolores, extendiendo su imágen peatonal desde avenida Juárez hasta el barrio de San Juan.

Ahora ve
Wayne Van Niekerk, el hombre que podría ser el heredero de Usain Bolt
No te pierdas
×