No seas como John Travolta, respeta el espacio personal de los demás

El actor dio de qué hablar con su comportamiento incómodo al invadir el espacio de dos artistas en los premios Oscar
john travolta oscar 2015  john travolta oscar 2015
Autor: Michael Pearson
(Reuters) -

Susurros en el oído del vicepresidente de Estados Unidos y un actor que toma la barbilla de otra persona incómodamente. ¿Y quién podría olvidar el beso que impactó internet?

Es suficiente para que te preguntes: ¿Qué pasó con el espacio personal?

O, en el caso de internet, te burlas de eso.

Los internautas usaron una imagen en donde John Travolta besa a Scarlett Johansson en la alfombra roja de los premios Oscar y cambiaron a la actriz por el presidente ruso Vladimir Putín, por el líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong-un, o la Estatua de la Libertad. 

Luego está Travolta sosteniendo la barbilla de la cantante del éxito de la película Frozen, Idina Menzel, con el pie de imagen “déjala ir… ¡déjala ir!”.

"La palabra de hoy: #Travolta – (verbo) – tocar (significado) – Por ejemplo, me gusta travoltar tus mejillas”, escribió el usuario de Twitter @IamMrTex este martes.

Por supuesto, las invasiones de espacio personal no son nada nuevas. Han pasado más de 20 años desde que Seinfeld nos trajo al personaje que “hablaba de cerca” y eso era una noticia vieja en ese entonces.

Pero dejando a un lado las bromas; y hubo muchas, hay una parte seria en todo esto.

Echa un vistazo a estas fotografías y surge un tema. Está Travolta tomando a Johansson, quien recibió un apretón mucho más invasivo en los Globos de Oro de 2006, cuando el diseñador Isaac Mizrahi en realidad apretó sus senos en la alfombra roja mientras revisaba la construcción de su vestido.

Luego está el vicepresidente de Estados Unidos Joe Biden tomando los hombros de Stephanie Carter, la esposa del nuevo secretario de defensa de Estados Unidos, la semana pasada. La imagen evocó recuerdos del incómodo masaje de hombros del expresidente George W. Bush a la canciller alemana Angela Merkel en la cumbre del G8 de 2006.

Aunque la noción de espacio cultural varía según la cultura, los estadounidenses son campeones indisputados de una gran zona personal, de acuerdo con la profesora de Psicología de la Universidad de Massachusetts, Ahmerst, Susan Krauss Whitbourne.

Y dijo que aunque generan risas al violar las reglas tácitas de espacio personal en formas tan atroces, Travolta, Biden y otros demuestran un desprecio cultural por las mujeres.

“Romper esas zonas muestra una falta de respeto”, dijo. “Es una forma de mostrar tu poder”.

No afirmes que le pasa a todos, escribió la columnista Barbara Ellen en The Guardian.

“Aunque le ocurre a algunos hombres a veces, le ocurre a las mujeres todo el tiempo”, dijo.

"Intenta imaginar la situación de la Casa Blanca con los papeles invertidos; Stephanie Carter tomando los hombros de Biden; o, para igualar las cosas, Hillary Clinton o Angela Merkel tomando y susurrando”, dijo. “Es inverosímil, por decir lo menos”.

Las jugadas de poder ocurren entre hombres pero adquieren un matiz diferente.

Hay todo un campo de investigación sobre el “saludo de manos de poder”; quién se para dónde y quién hace qué, eso eleva un saludo simple y tranquilo a un golpe de pecho.

Y luego está intentar escapar cuando uno se pega a otro, escribió el autor Mark Mason en The Spectator esta semana.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“Hay una raza en particular de alfa que muestra sus credenciales al pararse desconcertantemente cerca de ti, su rostro a solo unos centímetros del tuyo, manteniendo el contacto visual durante lo que parecen ser siglos”, escribió.

“Algunos de ellos incluso evitan parpadear”, dijo. “¿O solo es como se siente?”.

Ahora ve
Así luce la ciudad siria de Raqqa: libre de ISIS, pero en ruinas
No te pierdas
×